Clásicos Del Género: Días De Blues – “S/T” (1972)

Blues

(De la Planta Records)

 

 

Uruguay de 1972, nos situamos en su misma capital en la ciudad de Montevideo, tres músicos como la copa de un pino; Jorge Barral, Daniel Bertolone y Jorge Graf. Ellos tres venían anteriormente de un proyecto llamado Opus Alfa. Estas 3 mentes bluseras unirían sus fuerzas para conseguir el mejor combo jamás formado hasta la fecha en el país uruguayo. ¿Su resultado? Días De Blues.

La banda sentó un precedente dentro del estilo en el país, por no hablar de las letras que contiene este disco homónimo, tan directas como concisas. Por desgracia la banda solo grabó este disco que se hizo en los estudios ION de la capital argentina a finales de 1972 y fue editado unos meses después.

El golpe de estado en la deteriorada situación política de Uruguay en 1973 pondría el fin de este sueño blues uruguayo, por un lado Jorge Barral emigraría a España mientras  que Daniel Bertolone se trasladó a Australia. Tan sólo con Jorge Graf como único fundador original de la banda, prosiguió su camino pero no con el mismo éxito cosechado por la formación inicial.

Dias de blues Band
La mecha que encendió esta explosión llamada Días De Blues, se produjo en el festival argentino Barock que se hizo en octubre de 1972. El éxito de la banda fue tal que el sello De La Planta se fijaría en ellos para la posterior edición de su gran disco.

Por aquella época las bandas que más pegaban eran los míticos Pappo’s Blues y La Pesada Del Rock’ N’ Roll. Ambos proyectos lideraban la corriente blues rock del lugar. Cuando un disco como “Días De Blues” empezaba a sonar, la conmoción y la sorpresa fue mayúscula.

La excelente reputación que habían cosechado tanto el “Flaco” Barral como los suyos  fue vital para facturar algo tan grande como “Dias De Blues”. Su estilo es calcado al de bandas como Cream o Led Zeppelin, una mezcla absolutamente salvaje de blues progresivo junto con esas letras que criticaban a una sociedad que se encontraba al filo del abismo.

La rugosidad y la vitalidad de sus conciertos, pocas bandas lo habrían logrado magnificar antes como lo hicieron estos 3 personajes que con el paso del tiempo se les reconocería como el “power trío del blues uruguayo”. El disco fue concebido dentro de los parámetros típicos de la época, una muestra representativa e indiscutible del hard rock progresivo. Absolutamente recomendable para el entendimiento de la escena musical de esa época.

El guitarrista Daniel Bertolone, quién por aquellos tiempos no podía ni permitirse una guitarra propia, te tritura continuamente en lo que nos da una continua exhibición de solos y riffs inolvidables. Algo que por aquellas fechas cualquier músico que se preciará soñaría con hacerlo el mismo. El sonido global de la banda viene a cabo del “Flaco” Barral, influenciado por el Jack Bruce de la época, tanto en las partes instrumentales como en las vocales, quién encasilla el fuerte sentido melódico de la banda. Por su parte Jorge Graf, el último superviviente de aquella gran cabalgada blusera, da su pequeña contribución con una más que correcta percusión y el sólido sonido de batería.

 

Desde el psych blues que tiene “Amasijando Los Blues”, pasando por el rock ácido de “Están Desubicados” o “Dame Tu Sonrisa, Loco” son grandes ejemplos para comprobar el potencial de la banda. Un corte que se hizo de lo más popular en sus directos fue “Esto Es Nuestro” extraña psicodelia la que sueltan los uruguayos aquí en un corte de lo más sugerente, armónicas y pianos incluidos para disfrutar en exclusiva de la calidad exquisita de estos músicos. La rabia de la banda se descarga de forma unánime en la gran “Toda Tu Vida” la cuál redondea un álbum de grandes inspiraciones a la hora de componer sus canciones.

La producción del disco es intachable cada instrumento se oye de forma cristalina, lástima ese golpe de estado que hubo meses después pero al menos dio tiempo para fabricar esta ilustre joya. Como si del destino se tratará se editó justo a tiempo y fue ahí en el filo del abismo donde consiguieron su gloria particular. Clásico mayúsculo del blues sudamericano, y un disco esencial para los incondicionales del género.

 

Facebook Twitter Plusone

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *