Clásicos Del Género: Nirvana – “Bleach” (1989)

Nirvana BleachGrunge / Alternative

(Sub Pop Records)

 

El pasado 5 de Abril se cumplieron 25 años del fallecimiento del líder de una banda como Nirvana, la misma que tuvo en su periplo de 12 años la definición en 3 discos de estudio empezando por este “Bleach”, el cuál a su vez, hace 5 días cumplía 30 años desde su lanzamiento original, vía Sub Pop Records, ilustre sello para la música grunge, y del que hoy le damos nuestro homenaje.

Tal y como prometimos a principios de semana, “Bleach”, sería el encargado de cerrar la misma como el mejor de los recuerdos. El primer disco de Nirvana tuvo sus más claras influencias a bandas más cercanas a esa época como eran Melvins o Mudhoney, o bien más clásicas como fueron Led Zeppelin o Black Sabbath. Como todo comienzo de cualquier grupo musical, “Bleach” es un trabajo servido en crudo, sonido de garaje puro, más salvaje que cualquier otra entrega de los norteamericanos.

Nirvana BandEste primer disco de la banda muestra la fuerza y rabia en todo su esplendor del universo Nirvana. Cortes como “Love Buzz” o “Blew” fueron los primeros adelantos que tuvo el power trío de Seattle. Siempre funcionaron en formación de 3, siendo Cobain y el bajista Krist Novoselic, los fundadores de la banda, y artistas de la talla de Dale Crover, como invitado a los parches en pistas como “Floyd The Barber”, “Papercuts” o “Downer”, quién relegaría por momentos a Chad Channing, batería original de Nirvana.

La búsqueda de la banda en sus primeros meses por un batería, tuvo un casting como para reunir nombres como los de Aaron Buckhard, Dan Peters, Dave Foster, o los mencionados Dale Crover y Chad Channing. Este último sería finalmente quién se encargaría de grabar junto con Novoselic y Cobain el disco “Bleach”, después de la infinidad de quejas del propio y archi-conocido guitarrista.

“Bleach” es anecdótico en sus muchas funciones e historias vividas, hecho de mala gana por el propio Cobain, el cuál llego a reconocer haber escrito sus canciones en un tiempo récord, y presionado por el propio sello discográfico a orientar el trabajo al estilo musical recreado en la provechosa Seattle de aquellos tiempos. Muchas son las informaciones recalcando a un “Bleach” que se escribió íntegramente la noche anterior a su grabación, pero pocos se imaginarían que se convertiría en un clásico de la escena pasando a ser un disco de culto que no haría más que ganar un peso incalculable con el paso de los años.

nirvana-live-bandSus letras describen de manera perfecta el estilo posterior de vida que tendría Kurt Cobain. De manera voluntaria, “Bleach” canta en medio de un mundo desolado y claustrofóbico pero con multitud de guiños a muchos géneros, desde el rock psicodélico como se ve en canciones como “Mr. Moustache”, hasta estilos más extremos como el thrash en la destructiva “Negative Creep”.

El primer disco de la banda se grabó por poco más de 600 dólares, “Bleach” es el álbum más original de toda su discografía. Estamos ante el trabajo que muestra los verdaderos colores de Kurt Cobain, un trabajo que radica en su sencillez y ese aburrimiento del joven adolescente en crecimiento con ideales confundidos en medio de una América conservadora.

“Blew” o “Floyd The Barber” muestran esas partes más sucias de Nirvana. Aperturas con descargas furiosas dentro de oscuras y fangosas ideas cerebrales. “About A Girl” no tendría el reconocimiento merecido hasta 1994 y su versión acústica del “Unplugged In New York”, pero en “Bleach” funciona como balada gutural, dónde Nirvana muestra su vertiente más popera. La inolvidable “School” deja el sonido que el sello Sub Pop les presionaba a conseguir y que continuaría con ese grunge inicial de la banda en otros cortes como “Downer”, que más tarde saldría en aquel disco de rarezas llamado “Incesticide”, o la propia “Big Cheese”, completando ese crescendo emocional acumulado en las escuchas de este “Bleach”.

Retroalimentación y distorsión son las principales condiciones de este álbum, haciéndolo especial en las sensaciones caóticas y sucias habitadas en su interior, representando de manera transparente la escena que tenían aquellos niños mimados de la Seattle que finalizaba una década de los 80 en plena rebeldía, para dar llegada a los 90, dónde se confirmaría y consagraría un estilo como el grunge. He aquí uno de sus primeros precursores.

Buen fin de semana camaradas…

 

 

Facebook Twitter Plusone

3 comentarios

  • Hola compañero, lo primero gracias por seguirnos, sobre lo de Orchid te puedo decir que la banda sigue en activo y se encuentra en la composición de su nuevo larga duración. La pregunta es si saldrá este año (cosa que veo poco probable, a menos que sea a final de año), o para el siguiente.

    Un saludo!

  • Condemor

    Ah, y por cierto: me alegro de que estéis de vuelta, creía que lo habíais dejado. Enhorabuena por vuestra péich.

  • Condemor

    Excelente crítica, sigo vuestra péich con el máximo interés, y quería haceros una pregunta: ¿Se sabe algo del nuevo disco de ORCHID? Me parece un grupo enorme, y su último disco largo tiene ya unos años. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *