Kyuss – “Blues For The Red Sun”; La piedra angular del stoner rock…

kyuss-blues-for-the-red-sun_opt

Stoner / Desert Rock

(Dali Records)

 

Sorprendentemente aunque seamos un portal dedicado en su mayoría de estilos musicales al stoner y derivados, resulta irónico que tan solo sea uno el disco de Kyuss dentro de nuestras estanterías plagadas de reseñas. Así es, nuestro querido “Welcome To Sky Valley” (reseña aquí), es el único disco de estos amados pioneros del Palm Desert escrito por un servidor a principios del verano de 2014. Hoy es día de añadir su alma gemela a nuestra privilegiada colección.

Curiosidades de la vida, precisamente en el mismo día que se celebra los 29 años del primer EP de la banda, “Sons Of Kyuss”, un servidor aquí presente viene para cerrar la semana a lo grande recordando una de las mayores gestas de Kyuss. Llevaba mucho tiempo queriendo expresar unas palabras sobre este “Blues For The Red Sun”, para muchos, y con razón, el eterno dilema sobre cuál es verdaderamente el mejor de Kyuss. En mi opinión, la grandeza del posterior y mencionado “Welcome To Sky Valley”, reside en la explosión de su predecesor, fabricante de un sonido engendrado, patentado y por el que caracterizarían a una banda como Kyuss, fuente de inspiración en muchos proyectos de hoy en día. Entonces ¿qué podemos decir a la pregunta de cuál es mejor? Unos prefieren uno, otros prefieren su continuación, pero el valor para el devenir del género y la marca estilística de los californianos hacen de este “Blues For The Red Sun” como el más importante, y sin duda el punto de inflexión en la discografía de Kyuss, siendo posteriormente “Sky Valley”, la obra maestra del género que les llevaría hasta la gloria.

Nueve meses después de lanzar su álbum debut, Kyuss lanzaría este segundo LP de la mano de Dali Records el 30 de Junio de 1992. Hablamos de la importancia del mismo, 27 años casi de plena jerarquía para el desert rock, de una colección de himnos en su haber y posteriormente un escaparate en su tracklist para nombres que se inspiran en su leyenda, titulados en muchos proyectos de jóvenes y no tan jóvenes bandas posteriores.

El marco de los míticos estudios californianos de Sound City y personalidades para su posterior producción como Joe Barresi o Chris Goss, andaban entre bastidores para la puesta punto de este pináculo del estilo desértico. Se entienden que Kyuss, justamente en la ola de cresta, había escogido las mejores piezas para afrontar una de sus partidas más importantes y de esta manera, preparaba la primera entrega de su brillante trilogía final.

Con el título del álbum basado en las historias del astrónomo Carl Sagan, “Blues For The Red Sun” es la epopeya soñada para los oyentes más espirituales, aquellos en contactos con sus altos índices de interludios psicodélicos, amantes de las jam sessions, catalizadores de drogas varias, o simplemente degustadores del riff más absorbente. En épocas dónde el glam y el heavy metal de finales de los 70 y los 80 entraba en su pequeño declive, serían géneros como el grunge o el mismo stoner, dónde lograrían sus años dorados. Cierto, eran tiempos de rebeldía musical, y al igual que pasará en los 70, dentro de una cosecha cubierta por un choque generacional de estilos, la historia a su manera, volvía a repetirse 20 años después.

Nunca un álbum pudo tener un título más apropiado que nos lleve a la hora de evocar esas imágenes en tu mente durante las escuchas de este LP. “Blues For The Red Sun” es exactamente eso, nuestra pequeña mecedora lleno de soberbios riffs, en una atmosfera plácidamente asfixiante para columpiarnos en nuestra silla, bajo el abrasador sol del desierto californiano.

kyuss-bandLa mano maestra de Chris Goss (Masters Of Reality) lleva en su ideal producción a los letales asaltos iniciales con “Thumb” o “Green Machine”, himnos históricos de unos Kyuss que rápidamente te arrebatan todos tus sentidos a través de su crudeza. El mismo productor, puede tener parte de su culpa al inducir a la banda a sus pasos por la provechosa Seattle con su mencionado proyecto en pistas como “Thong Song”, y ese uso de dinámicas silenciosas y ruidosas, subidas y bajadas que no hacen más que aumentar la versatilidad de la banda, mucho más madurados que en “Wretch”. Magnífico viaje al que asistimos con ”50 Million Year Trip (Downside Up)” y esa inolvidable intro, el punk y la energía que registra “Allen’s Wrench”, una demostración de más para muchos que tildaban en muchos aspectos las copias baratas de esta banda con Black Sabbath, y lo equivocado que estaban. Me encanta ese equilibrio entre el rock más alternativo y la fuerza bruta de Kyuss en “Writhe” pero si hay que hablar de potencia entonces sería mejor virar el oído hacía “Molten Universe”. “Freedom Run” es la poesía improvisada de este álbum, el happy hour preferido para esos asistentes privilegiados de las históricas “generator parties”. Mención final para “Mondo Generator”, furia desértica que resumía a la perfección a una banda en pleno apogeo y mejores facultades no solo en sus ideas, también en la mejora de sus composiciones.

Para una época que iniciaba esa alternativa última década del siglo XX, serían cuatro los chicos entre edades comprendidas desde los 19 a los 21 años, siendo el amigo Juan el mayor de todos, los que hicieran historia para el género y para el rock en general con “Blues For The Red Sun”. Su alcance y posteriormente su influencia, no entienden de límites ni fronteras, solo hay amor por el mejor de los riffs masivos. En todos los aspectos, el segundo LP de estos historiadores de las mejores resonancias arenosas, emularon todas las vertientes psicodélicas llevadas con solvencia y explosión 20 años atrás. Serían ellos los que visualizarían a través de unas imágenes que ahora, prácticamente 3 décadas después, siguen pegadas a nuestra cabeza como si del primer día tratará. Este blues es para sentirlo como crece en tu interior, cerrando los ojos, imaginando ese rojo anaranjado del desierto, mientras el dios Sol cae por detrás de los árboles Joshua. Lo mejor de todo, es que este estruendo seguirá escuchándose con el paso de los años como el gigante que es, la piedra angular del stoner rock.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *