Crónica Mamvth + Taser + Electric Valley + Deville (El Planeta De Los Wattios, Madrid)

deville-taser-electric-valley-mamvth-cartel-oficial

 

Como un santuario secreto, escondido en los recovecos de una gran ciudad como es Madrid, se encienden de nuevo las antorchas rituales en El Planeta de los Wattios. La tercera fecha que finaliza este circuito invernal, planeado y llevado a cabo por Desert Sons en colaboración con Kraneo Producciones, hace que marque un buen MUST con letra mayúscula a cada concierto que sea como ha sido el de este pasado día 24 de Febrero. Solo puedo decir que estas tres citas han dibujado una pendiente ascendente, alcanzando una conjunción sala-música-público definitiva en esta noche que os voy a contar.

Mamvth, el primer grupo de la trinidad madrileña que sería anfitriones de los suecos Deville, puso en escena una propuesta de stoner con voz femenina, sonando como una verdadera panda de moteros del páramo. Stoner, rock pesado, cómodos en los tempos lentos, introduciendo secciones más metal, y diluyendo el desarrollo en secciones más desérticas. Delicia para el amante del riff, incluyendo una posición femenina y dominante en la voz, de corte blues, rock, nítida y potente. unnamedComo si de una manada se tratase, Mamvth funcionan de tal manera que cada integrante sabe cuál es la posición que ocupa, sabiendo compensar y equilibrar en los desarrollos de los cortes. Repartieron leña con su primer trabajo, un EP homónimo totalmente recomendado para una buena tarde al sol y una cerveza en la mano. Buen concierto para ir abriendo boca.

El concierto de Taser fue una verdadera pasada. Un derroche de energía que guió al público hacia el ojo del huracán. Cadencia progresiva a raudales. Desde luego, Taser supuso un salto de un escalón a otro. Es difícil hacer un esquema de todos los géneros que pueden estar convergiendo en los temas de estos chavales. Lo que está claro, es que su concierto me parece la forma más cañera de resolver ecuaciones. Tecnicidad rebosante, pero sin agobiar, sin ser un grupo de progresivo para gente intelectual y con boina. Al contrario, aquí se paladea la esencia punky. Taser invitó a su público a romper la barrera imaginaria entre escenario y pista, y fue entonces cuando se creó una magia noventera underground que sería clave para el resto de la noche. ¿Cuántas veces se ha podido echar un pogo entre el bajo y la guitarra? ¿O tener que estar haciendo equilibrios para no caerte sobre la batería en pleno furor? Sin duda, una experiencia de las que ya no quedan. Taser saben cómo se hacen las cosas, supieron aprovechar la oportunidad que les brindaba El Planeta de los Wattios para hacer algo realmente brutal. Un conglomerado de stoner, sludge y metal progresivo cabalgado por una teatral voz femenina, que rasgaba el tejido de la realidad dejando claro que éste es un grupo por el que merece la pena apostar.

taser-band-liveAdemás, esta noche era importante por el hecho de que el trío madrileño Electric Valley, un grupo que no descansa y que procuran estar metidos en cualquier fregao de stoner, escribe un nuevo capítulo en su evolución, con título “Two Realities at War” (reseña aquí). La presentación de este nuevo disco se llevaba a cabo en un entorno inmejorable, en el que ebullía la emoción entre los que asistíamos y el humo era cada vez más denso. Parsimonia desértica bajo mandalas y movidas psicodélicas proyectadas sobre la tela del fondo, demuestran que sus prolijas composiciones son un núcleo de puro y duro stoner. Electric Valley son médiums de la escena de hace 20 años de Palm Desert en California. Consistentes en sus evoluciones, los magos del erial están persiguiendo su propia identidad en los temas de este último trabajo. La gente, por supuesto, desbocada. El amasijo de oyentes reflejaba lo magnífica que estaba saliendo la noche, derrochando pogos y castigando cuellos. ¡Los temas de Electric Valley daban hasta para mantear a más de uno! Así que, acudir a un concierto donde corren ríos de alcohol y aromas mágicos, es casi una fantasía del imaginario hecha realidad, y con un fondo musical inmejorable. Electric Valley fue el último campo base antes de alcanzar la cima, aferrando su penúltima posición con una entereza acojonante, una energía desbordante y un show psicodélico a más no poder. ¡Menuda presentación de disco!

En la cúspide de este ascenso trifásico organizado por Desert Sons y Kraneo Producciones en el mes de Febrero, nos esperaba un concierto que iba a clausurar el circuito de una manera sublime. A la cabeza del cartel de esta noche, el grupo sueco Deville debió tragar saliva antes de ponerse al frente de semejante labor, tras unos anfitriones que habían caldeado la sala hasta el rojo vivo, sabían que lo que traían entre manos desde los páramos escandinavos, era justo lo que iba a volver loco a este público tan entregado. Bombazos de canciones, músicos que desprendían estar ya acostumbrados a tocar en escenarios de festivales, no fueron menos a la hora de fundirse con el público en esta ocasión única. Si ya desde Mamvth se venía gestando esta comunión público-músicos, fortaleciéndose a través de Taser y Electric Valley, con Deville alcanzó su máximo esplendor en un tornado etílico. electric-valley-band-liveDeville funciona bajo el sello de Fuzzorama Records, regentado por los chavales de Truckfighters, con lo cual os podéis imaginar el absoluto acierto de potencia que repartían en cada uno de sus cortes. Construyeron una pista de festival veraniego en una sala de noche de invierno. Tan sencillo y tan espléndido como eso.

Termina este recorrido por dimensiones astrales, tres fechas en las que hemos podido disfrutar de propuestas de aquí y de allí afuera. Tres citas que terminan, y que nos hacen llevarnos bajo el brazo, un generoso compendio de psicodelia, elaborada bajo recetas muy diferentes. Psicodelias locas como la de Phonocaptors, más densas y progresivas como Taser o Dieaway, de corte más tradicional y bluesero con Cheap Wine y Lazy Stacy, hasta la fórmula en combustión de esta última noche con Mamvth, Electric Valley y Deville. Un completo sobresaliente por parte de la organización, logrando una fiesta inolvidable, con una programación variada y escogida con gusto. Los cimientos de la capital retumban con el rugido de una escena underground que no para de crecer y de asombrar a quien ha logrado sumergirse en ella. ¡Por más noches así!

 

 

 

 

 

 

Crónica, fotos y vídeos: Aston Wirz

Promotora: Desert Sons, Kraneo Producciones

Sala: El Planeta De Los Wattios

Fecha: 24-02-2017

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *