Ecos De Sabbath; Iron Claw – “Dismorphophobia” (1971-73)

ecosDeSabbath

Cerramos la semana con nuevas resonancias y mejores influencias de los buenos tiempos. “Ecos De Sabbath” vuelve para bendecirnos con otro de esos proyectos, llegados de aquellos memorables tiempos que pudieron tener un amor incondicional por las eternas huestes de Birmingham y del que al final serían estos, tras una serie de ayudas para el mayor reconocimiento de la banda, quiénes acabarían intentando demandar a nuestros protagonistas de hoy bajo una serie de amenazas.

Los escoceses Iron Claw y su álbum debut, “Dismorphophobia”, también conocido como “Claustrophobia”, cierra las puertas de “La Habitación 235”, con la simple intención de que te lleves una inmejorable banda sonora de compañía para el fin de semana.

El nombre de este proyecto vino a través del primer verso mostrado en la inmortal progresiva “21st Century Schizoid Man”, del primer redondo de King Crimson, pero su amor por bandas como Black Sabbath o Led Zeppelin era ilimitado. iron-claw-dismorphophobiaEn el caso de los primeros, fueron estos jóvenes mozuelos, con tan solo 15 años, los que tuvieron la increíble oportunidad de ver uno de los primeros directos de Black Sabbath en el Dumfries Youth Club de su ciudad natal, cuando los ingleses ni siquiera habían lanzado su primer LP y tan solo el single “War Pigs” en esos tiempos presentado como “Walpurgis”, era una de las bazas en los directos de los ingleses.

Los primeros acontecimientos de Iron Claw, fueron traducidos en una banda tributo que haría versiones de míticas bandas como Taste, Ten Years After o Free. Fundada en el 69 por el guitarrista Jim Ronnie, el batería Ian McDougall y el bajista Alex Wilson, pocos artistas podían sonar tan prometedores en los confines escoceses a tan temprana edad. Un posterior concierto de Led Zeppelin fue el detonante para que la banda acabará cimentándose y fabricando sus propias canciones.

Año 1970, Iron Claw se muda a Londres y comenzaron a grabar un LP con 8 pistas de contenido. Un año después el cantante original Mike Waller abandona filas y en su lugar entra Wullie Davidson de dónde se sacan la mayoría de las canciones, hasta 14 pistas, en un frenesí de compilaciones hacía el heavy rock comprendido por Iron Claw entre 1971 a 1973. Muchos temas serían grabados en esa serie de años pero nunca liberados al formato físico hasta mediados de los 90, en el caso de “Dismorphophobia”, o el homónimo “Iron Claw” en el 2009.

iron-claw-bandLa banda cita muchas influencias en este compilado de canciones. “Pavement Artist” es puro Cream, con ese pesado y distorsionado heavy psych, siempre dando paso a las virtudes del solista y una fuerte sección rítmica que hagan temblar el pulso y mejor trote de Iron Claw. “Loving You” o “Winter” son sendos ejemplos más para ver las diversas virtudes que tiene el señor Davidson, en este caso, esa flauta por momentos nos haga volar al siempre inspirador mundo progresivo de Jethro Tull. “All I Really Need” me recuerda a los King Crimson de su álbum debut, en aquel cierre que llevaba el nombre del álbum.

El enganche llevado en “Claustrophobia”, rápidamente hace que el título de esta pieza tenga un sentido que nos aclimate a la borrosa atmosfera de distorsión en el marco progresivo de Iron Claw., dominado por la contundente salida en la distorsión de sus altavoces, recordando en muchos aspectos a bandas como Blue Cheer. Cierto aire sureño en el caso de “Gonna Free”, libertad absoluta en la creatividad de los escoceses, armónicas en composiciones infecciosas por parte del tristemente fallecido hace unos años Wullie Davidson, nos dan cierto aire norteamericano. “Lightning” es potente en sus funciones, la banda incrementa el ritmo hasta sumergirnos en sus páramos más enérgicos con un destacado Jimmy Ronnie en el mástil de 6 cuerdas. “Rock And Blues” es otro ejemplo dónde mirar la buena en escena de esta banda cuando el blues rock decidido a llevar, es mayúsculo. iron-claw-live-bandUna ejecución soberbia con destacados solos de guitarra. De hecho, el final del disco guarda muchas sorpresas y también ciertos guiños a la histórica “The Wizard” con “Strait-Jacket”. ¿Podría ser esta la razón del posterior enfado de Ozzy y los suyo? Juzguen ustedes mismos…

Con algunos virajes en el rumbo cambiando su formación de 4 a 5 piezas, lo curioso es que Iron Claw en la actualidad está más vivo que nunca y forma parte de la distribuidora Ripple Music, familiar entre nosotros por multitud de lanzamientos del sonido pesado en sus muchas novedades. Dicho esto, y dentro de la historia que nos concierne en el día de hoy,  “Dismorphophobia” forma parte de una buena colección de canciones que son historia viva del género setentero y también homenajes a aquellos que perdieron por el camino. Auténtico heavy rock tan distorsionado como “Vincebus Eruptum”, tan enérgico como cualquier desenfreno del gran Rory Gallagher, y siempre con la mejor pegada de profesores suyos como fueron Black Sabbath o Led Zeppelin.

 

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *