Híbrido – “I”; Secretos viscerales del Al-Andalus

hibrido-band

 

Inspiración a la hora de crear títulos en sus canciones, originalidad en sí, reflejos de pura naturaleza musical, de una improvisación que carga muchos años a la espalda. El derroche de misticismo une sus fuerzas con el músculo de sus composiciones. En cierto aspecto Híbrido está más cerca de Viaje a 800 que de Atavismo, pero bebe de ambas fuentes. Los músicos que componen este nuevo proyecto, está claro que vuelven a mostrar sus muchos atributos para transportarlos en las 5 piezas que conformar este sensacional y sí, porque no decirlo, esperado arranque. Por mucho que lo intenten ocultar, las gestas musicales de estos tipos años atrás,  tienen un alto precio que los ha llevado a críticas más que positivas en muchos medios. Idolatrados para muchos, yo soy de los primeros que doy fe de esto, el sur de Andalucía vuelve a revolverse para sacar un nuevo tesoro del underground, con el único propósito de maravillar al resto del planeta.

Híbrido debuta a la altura de las expectativas, el nuevo comité de ideales progresivos con fuerte énfasis por el rock más tradicional de la tierra del sur peninsular, está en boca de todos en los últimos días, desde que Spinda Records lanzará sus ediciones físicas el pasado lunes.

El nuevo proyecto viene creado bajo las primeras ideas de Zoa Rubio, componente esencial en Híbrido que nos brindó hace unos días un “track-by-track” (ver aquí) dónde el mismo describe pieza por pieza a su nuevo bebé. Pero la ambición musical del guitarrista pedía a gritos más cuerpo en sus segmentos, la fusión con José Angel empezaba a mostrar los primeros caminos de lo que muchos hasta pueden llamar una súper banda si vemos el bagaje de sus componentes. La unión de Sandri Pow a la batería, compañera de viaje con “Poti” en Atavismo, hace que la fusión de ambos muestren la garra plasmada en otros proyectos anteriores suyos como Mind! o los inmortales Viaje a 800.

Dicho esto, solo queda reunir estas 4 mentes visionarias bajo un mismo techo para presentar el amplio desarrollo  de sus habilidades, las mismas que los han condecorado durante su carrera musical durante este siglo XXI y ver como poco a poco, la metamorfosis a la que sucumbe en estos nuevos Híbrido, está llamada a ser como el nuevo amanecer del ámbito progresivo en el sur del sur.

hibrido-iHíbrido se caracteriza de llevar esas oscilaciones guiadas por una sección rítmica que destaca como su carta de bienvenida. Esto es básicamente “Pensando En Un Eco De Instinto Interior”, un magnífico arranque que rápidamente nos hace aterrizar en la tierra deseada por Híbrido, un planeta musical dónde sus texturas progresivas se abalanzan sobre los dioses del pasado y nos llevan a trazas melódicas como “Nada, Nadie”. La segunda pista lleva un planteamiento que acaba transportando a una vertiente más alternativa, más paulatina, basando sus argumentos en diferentes épocas del rock. Otro espejo del que mirar las muchas prestaciones que dispone este cuarteto. “Escarlata” podría ser perfectamente una de las infravaloradas de “I” de no ser por su colosal final. El origen de la banda se posiciona como encargada de ser nuestro guía espiritual. Una madriguera de conejo que inicia su descenso en esta tercera pista, declinación de un escondrijo del que nunca querrás que acabe, arropado por paredes multicolor y la elegancia en las guitarras de Zoa y y el señor “Océano”. “Les Pilules Vertes” es el cénit de Híbrido, en mi opinión toda la fuerza de los músicos se concentra en estos 13 minutos divididos por diferentes contingentes. Graduaciones que aceleran y desaceleran, dónde el alma de la banda se desnuda en honor a sus ancestros. Tres actos dividen esta proeza de los algecireños, la que, en mi humilde opinión, postulo posiblemente como la mejor composición de estos músicos en años, lo cuál no es moco de pavo si vemos las gestas traducidas en bandas como Mind! o Atavismo en los últimos años. Lejos de divagar nuevamente y centrarnos exclusivamente en esta cuarta pista de “I”, este es el motor que hace girar a Híbrido, una apertura de puro músculo dónde los riffs más pesados juegan con el oyente. A partir de aquí, Híbrido gira el rumbo en redondo y su distintiva elegancia vuelve a asomar la cabeza en un segundo acto de fino rock progresivo, bajo la marca de sus excelentes arreglos a la guitarra, con un tercer acto para cerrar todo lo compuesto anteriormente, metiéndose en un enjambre psicodélico dónde los bucles instrumentales toman protagonismo para elevar la magia de Híbrido a dimensiones cósmicas. “Ente” clausura el debut como si fuera una cara B de su predecesora, nuevamente el explorador mundo de estos arquitectos del progresivo, vuelve a abrir su baúl de los recuerdos para buscar en su interior lo mejor de sí. Es como si el rock de muchas generaciones envolviese su marca progresiva más familiar. El in crescendo que deseas soñar para cerrar un gran álbum, y en esto queridos compañeros, nada mejor que te lo ofrezcan unos perros viejos del método. El final marca una bajada a los infiernos de la propia banda, la catarsis desata la furia de Híbrido cerrando el círculo desde la vertiente más extrema, con gruñidos propios de provenir del mismo averno. Otra sorpresa de las muchas que hacen destacar un disco eterno.

El imaginario del ámbito andaluz vuelve a relucir en el firmamento del cielo de Algeciras, otra proeza para llevarnos a los oídos con este “I”, testigo del exilio de estos 4 músicos de nuestro planeta terrestre hacía un universo desconocido. Una nueva forma de ver con que son capaces de sorprendernos. Después de tantos años, diversos asombros, impresionantes proyectos paralelos y multitud de elogios por parte del respetable, después de todo esto… existe un cosmos paralelo; Híbrido, otra banda más para las hemerotecas de estos 4 componentes llenos de inspiración, amor por el género, pero sobre todo, constructores de canciones que pocas veces llegan tan al fondo de tu corazón.

 

Facebook Híbrido

Bandcamp Híbrido

Web Oficial Spinda Records

Error: Embedded data could not be displayed.

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *