Sonidos Del Ayer; Year Long Disaster – “S/T” (2007)

year-long-disaster-st

Psychedelic / Hard Rock / Blues

(Volcom Entertainment)

 

 

Para el día de hoy viernes, en nuestro cierre de semana, recordamos un lanzamiento que desde su salida en 2007, se convirtió en un clásico instantáneo, firmando uno de los discos más adictivos en lo que llevamos del nuevo milenio.

De algunos resquicios de Karma To Burn, versionando temas de Iron Maiden y girando con bandas del calibre de los extintos Motörhead o Clutch. Así sería el fulminante comienzo de una banda como Year Long Disaster y todo gracias a un homónimo debut con el que se bautizaron a lo grande, tan solo cuatro años después de que el frontman, Daniel Davies y el bajista Rich Mullins, se conocieran en el 2003. year-long-disaster-live-bandHay que destacar que el guitarrista es hijo de Dave Davies (The Kinks) y ahijado del mismísimo John Carpenter, con el que ha contribuido en algunos de sus trabajos.

Con todo esto y la llegada de Brad Hargreaves en 2004 después de algunos ensayos, se origina Year Long Disaster, un combo explosivo al rock con los principios más tradicionales, el manager Robbie Robertson (The Band), a su lado y las dominaciones, como músicos de gran bagaje, entre las vertientes del rock sureño, psicodélico y el buen blues.

Todo esto y mucho más se encuentra en su homónimo estreno, un disco del que pasaran los años y tan solo hará que siga subiendo su valor. Bendito sea aquel concierto en Glendale (California), dónde todavía con sus dos integrantes originales, la banda ofrecería tal recital como para captar la atención de su batería, formando así uno de los power tríos más legendarios de nuestro tiempo.

 

Evidentemente, el álbum cita a muchas influencias. Desde Led Zeppelin en ese monumental cierre llamado “Swan On A Black Lake”, enorme ejercicio dónde la acústica y el crecimiento inicial, sucumben ante ese riff asesino desplegado en su tramo medio y cerrando el álbum a lo grande. Con todo esto, el homenaje a Motörhead lo tiene “Galea Aponeurotica”, mientras que ganchos de la cara A del álbum como “Per Qualche Dollaro In Piu”, la rabia de “Leda Atomica”, con un Davies desatado, o los slide de la afilada “Cold Killer”, culminan un comienzo del álbum venenoso.

El círculo de esto homónimo LP, lo cierran temas maýusculos como “Destination” o “Sapphire”, dónde el coqueteo con el psych rock blues está ahí, dejando paso en su tramo intermedio a pistas como “The Fool And You” y ese aire sureño que despierta en su interior.

Lo mejor de todo esto, es que este álbum evidenciaría todo el recital de la banda en esos años previos a este lanzamiento. Un gran arsenal de canciones como “The Mad Shrew”, “Victory At Sea” que originalmente acabaría llamándose “Leda Atomica” y versiones de “Running Free” o “Twist Of Cain” como homenaje a Iron Maiden y Danzig respectivamente.

Tres años después de este lanzamiento, la banda regresaría con su segundo LP, “Black Magic, All Mysteries Revealed”, lejos en mi humilde opinión de lo que fue este álbum debut dejando un listón prácticamente inalcanzable y consolidándose como uno de los estrenos más increíbles del nuevo milenio dentro de su ámbito. La vida quiso que en aquel 2007 celebridades del rock underground contemporáneo a ambos lados del Atlántico, mezclarán sus ideas para dar origen a este homónimo y pedazo de álbum al que todo amante del rock, sin tapujos ni etiquetas, tan solo con un amor eterno por el género, bendiga, abrace y ame este disco para el resto de sus días. Esperemos que esa inactividad que llevan en los últimos años, tenga un pronto regreso y los traiga de la misma forma que hace ya más de una década. Aunque tal vez esto ya sea pedir demasiado, siempre nos quedará este disco para su recuerdo.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *