Crónica Elder, Mos Generator y W.M.R. (Wurlitzer Ballroom, Madrid)

Elder, Mos Generator, Woolly Mammoth Rebellion Cartel

 

Viaje relámpago a los madriles, mochila en mano y 2000 kilómetros por delante para llegar a la capital de España a presenciar sencillamente “el concierto” que llevaba esperando todo el año. Decir que Elder es una de mis bandas fetiches lo sabrán unos cuantos pero que he dejado de lado giras, festivales y otros conciertos durante este 2015 por esta única banda, que es su primera vez en suelo español y que encima a su lado les ponen a nada menos que a Mos Generator, no sólo era una cita ineludible sino una peregrinación que estaba dispuesto a cumplir a lo grande y con toda la ilusión del mundo.

Antes de escribir cualquier palabra que exprese la gran volada que disfrutamos la noche del miércoles, por mi parte y sé que por todo el equipo de “La Habitación 235” quisiera dar las gracias a personas como Juan de Desert Sons, Marc y Lane de Red Sun Barcelona, Merio de Peyote Producciones, Alex de Nooirax Producciones, Robe de La Choza De Doe, Pol Abran de Twin Souls o incluso la promotora catalana Solo Bongs, todas ellos auténticos magos a la hora de derrochar pasta de forma heroica para que muchos de los seguidores del mundillo underground puedan seguir disfrutando de este tipo de eventos a pesar de las adversidades que siempre conlleva y llevándolo con un mérito encomiable. Lo que nosotros llevamos en teoría a la hora de promocionar, entrevistar o reseñar cualquiera de sus trabajos, todos ellos lo llevan a campo para que este motor no pare de girar y la escena sigue creciendo cada vez más y más. También queremos agradecer a la gente de la web Play Loudness y Big Bombo por su colaboración a prestarnos sus fotos de manera gratuita y poder llevar un artículo mucho más trabajado y por supuesto al gran detallazo que tuvo Nick DiSalvo con un servidor y su forma de recompensar el trabajo de un medio como «La Habitación 235».

Agradecimientos a un lado, pongámonos el traje de faena para vivir un lunes de calor intenso en las inmediaciones del centro de Madrid. El bochorno reinante posiblemente era porque bandas como Mos Generator o Elder ya estaban en el distrito capitalino desde la noche anterior. Pasaban las horas entrada buena parte de la tarde y el power trío de Massachussets iniciaban unas pruebas que seguirían el orden con la tropa de Tony Reed y los anfitriones Woolly Mammoth Rebellion. Moldeando el sonido de una Wurlitzer que se preparaba en una noche para el recuerdo, las pruebas pasaron tan rápido como los hectolitros del buen brebaje caían entre el público asistente que ya se apelotonaba en el exterior del recinto. Muchas caras conocidas en esa trasera de la Gran Vía, diferentes personalidades del gremio, algunos componentes de bandas como Electric Valley, Mothersloth o Sue Vicha y otros tantos seguidores de esta web que todo se resume a la gran familia que vivimos el día a día de este firmamento psicodélico.

Woolly Mammoth Rebellion Live Band
Poco más de las 22 horas y Woolly Mammoth Rebellion arrancaban una noche que creo que muchos ignorarían como acabaría. Los madrileños presentados esta vez como trío, trajeron un setlist bastante suculento, corto sí, pero pudimos disfrutar de piezas vividas en las últimas “Live Sessions” de la mencionada web Play Loudness como “Child” o “Face To Face”, pistas nuevas que ya están preparando para su nuevo asalto al estudio y que esperemos disfrutar este año. Otras más clásicas como “The Whaler” que abría en 2013 su hasta ahora único EP, plasmaban ese stoner metalero hecho para ocio y disfrute del gentío presente que fue calentando una sala que ya tenía las cervicales bien preparadas para la batalla.

Las largas barbas de Tony Reed y los suyos entraban en escena de manera tan rápida que no daba tiempo ni a echarte un buen trago en la barra. La noche era de vértigo, invitaba al desfase y de eso Mos Generator fue consciente. ¿Su respuesta? “Lumbo Rock” excepcional punto de partida que abría el festín de rock pesado con la mejor marca sureña. Pura electricidad, como un buen copazo de Southern Comfort que te calentaba el gaznate para gritar uno de sus mayores himnos, “Lonely One Kenobi”. La segunda pieza de su gran “Nomads” de 2013 ponía el puño sobre la mesa con un Jono Garrett aporreando los tambores de una batería que todavía sigo sin comprender como acabo la noche completa. Mos Generator - Tony ReedEl riff de “Breaker” anunciaba que el desmadre estaba a punto de comenzar, a partir de aquí la formación de Washington conecta el modo machacón y sin piedad y de manera literal, te rompe en dos, un homenaje a lo grande para el señor riff en una sala Wurlitzer que empezaba a acoger un número de personas serio mientras sus cimientos se sacudían ante semejante tambaleo de la muchedumbre presente.

La conexión entre Tony Reed y el público fue de lo más ejemplar, un tipo de los pies a la cabeza, amistoso, con un gran gusto por la música y todo un showman sobre el terreno. Seguían pasando los minutos y cayendo temas como “There’s No Return From Nowhere” o su venerada “On The Eve” pieza que abría su álbum debut “The Late Great Planet Earth” hace casi ya una década y sin duda, uno de los momentos cumbres de la noche. Siete minutos de pura fantasía, de oscilación psych, de solazos impuestos por el señor de las barbas para dejarte seco nuevamente con temas de su último trabajo como “Beyond The Whip” o la propia “Electric Mountain Majesty”.

Cerrado el pedazo de show de Mos Generator le pasaban el testigo a Elder y toda una faena que muchos pensaron difícil de superar. Como cabezas de cartel y con su flamante “Lore” bajo el brazo, la joven banda conectaba proyectores y traía las primeras melodías de su “Dead Roots Stirring”, épica pieza de ese segundo trabajo que hacían al personal levitar. Un dulce pájaro de libertad para muchos que te llevaría a flotar por el firmamento cósmico, su marca progresiva ya vista en ese segundo trabajo y llevando a la catarsis al público desde primeras de cambio, las piezas de su novedoso trabajo entraban en juego. “Compedium” certificaba la gran fuerza que tiene Elder sobre el escenario, que lo que son en el estudio es el fiel reflejo de sus directos. La excelente labor de un Nick DiSalvo, camisón de Weedpecker puesto, a las seis cuerdas, lideraba a unos Elder que se comían al público madrileño, que disfrutaban como niños con las piezas de ese último LP y que vieron como fotocopiaron de manera exacta los 16 minutos gloriosos de la practicamente instrumental “Lore” dónde circundaba una distorsión celestial en una de esas noches que nunca querrías que acabará.

Se echaron en falta canciones de su álbum debut, incluso escuchar “Spires Burn” en directo podría acojonar, todo es cierto, en lugar de eso y cogiendo ese mismo EP, un tema como “Release” que en los últimos meses se han convertido en un fijo de los directos de la banda norteamericana, empezaba a oscilar las nebulosas de un ambiente poseído, hipnotizado y sí… extasiado, pidiendo a gritos su himno de batalla; “Gemini”. La sonrisa Di Salvo fue su mejor respuesta, agarre fuerte del mástil de su guitarra y comienzan esos recordados riffs atronadores que abrían la lata del inolvidable «Dead Roots Stirring». El batería Matt Couto golpeaba con tanta fuerza la batería que fueron contadas las veces que sin dejar el compás de lado se ayudaba de su mano derecha para hacer retroceder el bombo que se deslizaba hacía delante. Elder Live Band 1Empapado de sudor, fuera camisa por parte del bajista Jack Donovan porque empezaba su show. Como el bonachón y más cachondo de la banda, fue el que más conectaba con un público que tarareaba la mágica pieza como si fuera su canción de cada mañana. Y así y después del “one more” de turno, el bis elegido fue esa clausura de su último trabajo, “Spirit At Aphelion”. Heroico final como lo fue en “Lore” con esos pasajes iniciales acústicos y una construcción de riffs únicos que en directo se disfruta aún mucho más pero que por encima de todo, se destaca por ser una de esas pistas que desnudan el alma musical de Elder que han cogido una profundidad inmensa en este tercer último redondo.

Una noche para el recuerdo, para depositar en el escaparte de la Wurlitzer madrileña y su gran labor en tantos conciertos, para aplaudir la fiel entrega de un público como la de las bandas, bandas como Elder o Mos Generator que esperamos que con el concierto de Barcelona se lleven un buen recuerdo de este país y no tarden mucho en volver porque que ya se están echando de menos. Su legado no conoce límites, son bandas jóvenes con un futuro muy prometedor por delante, asistir a cualquiera de sus directos, estés donde estés en el planeta y si te mola el rollo, no deberías de perdértelo por nada ni nadie. Será difícil de olvidar pero ahora ya puedo contar bien tranquilo que después de tantos conciertos y festivales disfrutados por buena parte del país, lo vivido la noche del 22 de Junio en Madrid, solo necesito un grupo de personas fervientes del género que amaban más que nada lo que allí resonaba y que desde ya quedará como el recuerdo de uno de los espectáculos más grandes que jamás hayan vivido.

 

 

 

 

Promotora: Desert Sons, Peyote Producciones, Red Sun Barcelona

Fotos: Play Loudness y Big Bombo

Sala: Wurlitzer Ballroom

Crónica: Rubén Herrera

Fecha: 22-06-2015

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *