The Old Red Wines – «Piel Reptil» (2015)

The Old Red Wines - Piel Reptil

Heavy Psych / Stoner / Blues Rock

 

The Old Red Wines se formó en México por el 2007, pasando por varias formaciones y composiciones decidieron crear lo ya hecho, algo ácido y poético. Ellos son netos practicantes del buen blues y combinan muchos sub-géneros dentro de ellos la psicodelia, lo ácido y el hard rock.

Son una unión de varios componentes, Pablo Martinez en la voz y guitarra rítmica, Augusto del Angel en la guitarra líder, Aldo Mancilla en el bajo y German Gonzales en la percusión y coros.

“Piel Reptil” cuyo nombre tiene el álbum, empieza con el intro ácido y escondido, para dar pase a “200 Millas”, la primera vez que escuche esta canción fue gracias a un amigo que me dijo que le diera una pasada, me lo dijo con el mensaje de los Radio Moscow de México, yo entre  en carcajadas, le dije que lo escucharía, y me callo la boca al momento de darle al play, desde la primera escucha quede impactado por la grandeza de la canción y el tono blusero que lleva puesto. “Jamming” es un viaje fermentado, es como consumir LSD, una experiencia única, que te lleva a los lugares más coloridos del rock, la acidez propia de la “rola” hace que sea aún más psicodélica e hipnotizadora. “Horizonte” es todo lo que alguien busca en una canción, crudeza, pesadez, psicodelia y un gran tono de blues dentro de ella. Mientras el riff pasa, un solo detrás de ella avanza poco a poco hasta entrar y violar tu cabeza, llegar hasta lo más profundo de tu cerebro y remecerlo a tal punto de entrar en un trance como si fuera un ritual africano.

The Old Red Wines Band Live“Piel Reptil” y “Gospel” son dos de las piezas más cercanas a ese sonido de grandes bandas como Radio Moscow, Cosmic Wheels, Datura o Libido Fuzz entre otros,  llena de arreglos y armonías propias del buen blues, más el agregado de lo espacial y esos sonidos que te adentran en otro mundo. “Sioux”, es una pieza de literatura muy fragmentada, una letra que simula un viaje a las estrellas, un sonido que reproduce una travesía a la galaxia y una guitarra que aparenta un viaje cósmico. “Grand Sitara” y “Danza Burka” tienen un sonido más oriental, claro si lees su nombre te das cuenta que dice esa  palabra mágica “Sitara”, instrumento de cuerdas que maneja un sonido espiritual, como la misma letra y resonancia que transmiten estos mexicanos que sin duda se han marcado un gran álbum y que de seguro tendrá muchas secuelas.

Esta bella pieza de arte acaba con “HeShatan”, es la canción cierre y por lo tanto la mas explosiva con un bajo de tono preciso y una batería que dentro de todo el álbum se ha marcado muy bien, más las guitarras que exploran un sonido cósmico lleno de momentos de puro viaje, dejan una experiencia causada por esa necesidad que tienen de transmitir todo lo ácido dentro de ellos, una simulación al LSD que nos dejó muchas secuelas dentro de la música y que sin duda es una influencia que varias bandas se manejan.

 

 

Facebook

Soundcloud

 

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *