Clásicos del Género; Boris – “Pink” (2005)

Alternative / Psychedelic / Experimental

(Diwphalanx Records)

 

Aunque su vigésimo cumpleaños se encuentra a la vuelta de la esquina, no he podido contener mi ansia de devorar por enésima vez esta obra extra sensorial para penetrar de lleno en un nuevo capítulo a los “Clásicos Del Género”, dando carpetazo así a otra semana más en nuestro umbral psicodélico.

La décima obra de los experimentales Boris, se lanza en el otoño de 2005 originalmente por Diwphalanx Records y posteriormente reeditado y reestructurado por sellos norteamericanos como Southern Lord Recordings o Sargent House.

Todo un pináculo para llevar la psicodelia más experimental por los reductos del drone y las vertientes pesadas más ambientales. En otras palabras, la verdadera naturaleza de una banda como Boris, capaz de resultar camaleónica en muchos momentos de su extensa y poblada discografía, lo cuál lleva a este inmenso pensamiento a más de 30 años de autonomía al doom más experimental y oscuro.

Los estilos pueden regenerarse desde sus principales bases musicales. En esto Boris son arquitectos de su propia edificación y posiblemente, “Pink” fue el primero en mostrar la solvencia de los nipones a un nivel superlativo nunca antes visto en su discografía. De ahí la importancia del mismo, y por supuesto, el punto de inflexión creado desde entonces.

Aquí es donde lleva a esa expansiva aventura a adquirir matices mucho más cohesivos en su paquete de sonidos. “Pink” es víctima de su propio éxito, un disco de culto desde sus muchas perspectivas y una increíble influencia para los músicos actuales, adictos a llevar el rock de vanguardia por infinitas excursiones.

Las palabras de ese último párrafo tienen su mejor resumen en ese trío de canciones que abren el disco mostrando la profundidad, la definición y el posterior caos sonoro. Somos pasto de ese universo noise, esclavos de sus delirios, la funcionalidad a raudales transmitida en sus muchas personalidades… Boris desatado en esos primeros años de milenio para dejar uno de los cráteres más experimentales y bulliciosos.

Sobre la mesa quedan estilos como el shoegaze, punk, garage, stoner, drone y un sinfín de estereotipos de los que precisamente son los propios Boris los primeros en desmarcarse como principal atracción de “Pink” en su largo escaparate.

El carisma del power trío de Tokio lleva los sonidos de sus venerados Melvins al otro lado de nuestra madre Tierra, inyectados por ese veneno audaz que es el riff demoledor más fascinante, una oda a la personalidad más original, que choca repentinamente a través de sus muchos ciclos, pero que finaliza con ese fluir que da un valor tripe a todo su contorno una vez finalizada la escucha.

Esto hace especial a “Pink”, historia del sonido pesado y evolutivo en sus muchas atmosferas y diversas experimentaciones en ese incesante ruido propenso a nuestro trance meditativo. Boris y sus muchos poderes de atracción a través de esos elementos que se alinean majestuosamente entre el ruido y su balsámica calidez.

Hasta aquí la edición original de este “Pink” del 2005 sentando un precedente dentro del seno de la banda, y definitivamente posicionándolas como una de las formaciones más emergentes del momento. Ese abanico que se abre a sus muchas tendencias, tiene su mayor atractivo en sus muchas rarezas y en un disco para paladares exigentes y lejos de cualquier prototipo, esa fuente de influencia marcada en el nacimiento de su proyecto, tiene su versión más cristalina y el espejo perfecto como ofrenda a los mencionados músicos de Washington.

Pink” es un salto cualitativo en el rock experimental, y como tal, define la importancia del mismo en la historia del extenso género. Al fin y al cabo, las alteraciones de un estilo original e inclasificable, nos lleva en sus muchas saturaciones a nuestro reinado de distorsión en un disco que al igual que la música que aquí se destripa, no se puede resumir en pocas palabras.

 

Facebook Twitter Plusone
Visited 66 times, 1 visit(s) today

 

Banner La Habitación 235

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *