“Eleven Thousand Volts”, nos devuelve al éxodo de Charley No Face

 

El sueño indefinido de Charley no Face, aquel que nos sumergió en un letargo apasionante durante el verano de 2020 (reseña aquí), es nuestro protagonista inesperado de la semana, y como es un disco que ha pasado inadvertido para muchos a través de su repentina e inesperada salida, no seremos nosotros los que caigamos en el olvido con la buena ofrenda de los músicos de Portland.

Todo un acompañante de lujo para el que será nuestra antesala al DISCO DE LA SEMANA, y es que Charley No Face regresa dos años después por sus fueros más reconocidos y con la incorporación de Carina Hartley para darle ese encantamiento femenino en las voces y ayudas en la guitarra. De esta manera, el nuevo y segundo “Eleven Thousand Volts”, muestra la nueva alineación de los norteamericanos, listos y dispuestos a invadir nuevamente nuestros pensamientos a través de esa ácida psicodelia con claros condicionantes al heavy blues.

Si alguno de ustedes piensan en formaciones como Dead Meadow, All Them Witches o Lord Buffalo, por poner los primeros ejemplos, están en la órbita adecuada para asistir a uno de esos bálsamos auditivos para desconectar en nuestra burbuja sideral más predilecta.

Eleven Thousand Volts” completa el sonido de Charley No Face, en esa eterna exploración en busca de nuevos horizontes, y la inundación y colonización de los planetas más inhóspitos. Y es que las tendencias del rock psicodélico son una buena base a la que conectar los muchos estilismos como mejores puertas de enlace. Hemos mencionado el blues, pero es que incluso el grunge también se puede meter en el paquete de sonidos de Charley No Face. Hay mucho de esto para hacernos viajar a través de los diferentes ejercicios dónde esa ácida reverberancia de los norteamericanos, se abraza con su mejor omnipresencia. Todo esto claro, armado con los equipos más vintage para dar claros matices del género en cuestión y una definición más adecuada. Más allá de las influencias definidas más arriba, el éxodo de Charley No Face navega a través de una creatividad dónde se admira mucho la artesanía de sus composiciones, muy acorde con el vanguardismo del género.

La innovación como apellido para los de Portland, añadiendo esas inquietantes voces femeninas. A todo esto, hay que sumarle una nueva contribución del sello Forbidden Place Records, quiénes mantienen en circulación esta maravilla soñadora desde el pasado día 19 de Febrero.

La combinación seductora de Charley no Face vuelve a cautivarnos a través de ese sórdido bucle de familiaridades reconocidas, inducido por esa llama hacía el blues más acido, el mismo pasajero de a bordo en nuestro periplo entre paisajes difusos y la contundencia magnética en las armonías de sus riffs exóticos. Meandros para perdernos dentro de este laberinto emocional y seductor, inquietante ante todo, pero de unas exploraciones psicodélicas para atraer un magnetismo planetario más propio de surgir desde el candente núcleo de nuestro planeta.

Han vuelto, renovados de ideas y componentes, y nuevamente haciendo lo que mejor saben. Un “Eleven Thousand Volts” que probablemente vaya de menos a más, enérgico y cálido al mismo tiempo, la clara definición de una banda como Charley No Face en esta montaña rusa llena de combinaciones y espeluznantes melodías.

 

Facebook Charley No Face

Bandcamp Charley No Face

Web Oficial Charley No Face

Web Oficial Forbidden Place Records

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *