Needlepoint – “Walking Up That Valley”; Filosofía progresiva…

Progressive / Folk / Free Jazz

(Stickman Records)

 

Posiblemente sea uno de los discos más conmovedores que he escuchado en lo que va de año y posterior revelación la nueva exploración de estos noruegos llamados Needlepoint, fundidos entre las texturas del mejor folk y progresivo de los 70, plasmado en un disco como es “Walking Up That Valley”.

Estaríamos hablando de la quinta parada en la discografía de este proyecto de Oslo, con más de una década de reputación e ideado bajo las ideas del renombrado guitarrista Bjørn Klakegg. En su haber la competencia por las cepas del jazz o el blues están muy presentes en “Walking Up That Valley”, como todo un frenesí de sonidos nostálgicos, tirando de la meca de los grandes momentos del género.

Walking Up That Valley” será el detonante de 4 importantes discos para cubrir la mejor semana de lo que llevamos de año viendo el calibre de estos inminentes lanzamientos que profundizaremos en nuestra web. Apropiado para aclimatarnos con todo lo que nos rodea en los próximos días, los primeros pasos de Needlepoint fueron como banda instrumental pero sería en la producción del segundo álbum cuando una conversación entre Bjørn y Nikolai, acercaría posturas para que el primero pusiera un norte en las composiciones de estos noruegos.

Hay un conjunto de influencias detrás, que pueden orientarnos perfectamente en el estilo de la banda. Desde las visiones de Syd Barret, pasando por King Crimson, Yes, Wolf People o los mismos Camel, aunque es verdad que viendo la huella que nos deja “Walking Up That Valley”, es innegable mencionar la escena de Canterbury.

La producción de “Walking Up That Valley” viene bajo la gestión de Nikolai Hængsle, bajista de Needlepoint que hace que su contribución sea más que notable en el álbum. Una supervisión mimada y casi que pura cirugía que lleva en las ideas más vanguardistas de Bjørn, una dupla de cerebros para hacer posible que la magia del álbum fluyo como las partes de un río lento.

Violines, flautas, clavicémbalos, todo ello agregan líneas de guitarras alucinógenas, los guiños al free jazz y todo orquestado por una sección rítmica hábil en su marca presentado en cuentos que tal y como describe la escucha de “Walking Up That Valley”, nos llevan a esos valles sonoros entre la realidad y la fantasía. Un universo multi-instrumental de todo el combinado para aportar versatilidad y mucha, muchísima destreza.

Entre brumas de serenidad, lo atractivo se convierte en magnético, la naturalidad de Needlepoint brilla con luz propia, un disco lleno de florituras y arreglos varios para disfrutar de este ecosistema complejo en su composición pero de innegable divinidad para los oídos.

Walking Up That Valley”, nos presenta ocho maravillosos atascos para disfrutar de lo que décadas atrás consideramos como la auténtica fuente de inspiración del rock progresivo. Supongo que las miradas al jazz más liberal, hacen de este álbum todo un propósito innovador para salir glorioso y marcar a una banda como Needlepoint en la cresta de la ola del género actual, y las muchas formaciones prometedoras al norte del viejo continente. El espíritu orgánico aquí se multiplica en diversas facetas que nos llevan a las muchas caras que puede mostrar estos músicos, creando un disco que es exactamente ese sueño del que nunca querrás despertar.

 

Facebook Needlepoint

Bandcamp Needlepoint

Web Oficial Needlepoint

Web Oficial Stickman Records

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *