Risin Sabotage – “Planet Dies”; Ácidas arenas movedizas…

risin-sabotage-planet-diesPsychedelic / Stoner Rock

(Nasoni Records)

 

Saben eso de que los últimos serán los primeros, pues es un caso que puede llegar con Risin Sabotage. La verdad que en los últimos años, se viene tomando por costumbre, esto de llegar un disco que te joda las quinielas cuando las listas con lo mejor del año las tienes bastante encaminadas. Ni mucho menos es una mala noticia, todo lo contrario, escuchar el nuevo trabajo de estos ucranianos, puede resultar como la mejor de las terapias después de un duro día de trabajo.

Presten atención los incondicionales del stoner rock más psicodélico, aquel que nos adentra en la enmarañosa, valga la expresión, y verde arboleda, fundida en un oasis de psicotrópicos como exploración en este universo de reverberaciones cósmicas en abundante fuzz. La exploración que alcanza la madurez en tiempo record para unos Risin Sabotage que llegan a finales de este 2017 a nuestra puerta número 235 presentando su segundo “Planet Dies”.

El joven cuarteto de la capital ucraniana se fundó en el año 2014. Tan un solo un año después debutaría con un homónimo trabajo que apuntaría maneras. Este segundo “Planet Dies”, es la confirmación de que no estábamos ante un espejismo vivido en aquel 2015 de gran cosecha.

risin-sabotage-band“Demons Of The Wold” es un preludio que nos llega a los 4 minutos entrando en el disco con ese misterio con cierta ambientación tribal, reflexiva, antes de que la fuerza instrumental de los ucranianos entre en ese ácido blues, marca Dead Meadows, con esa mantra llamada “Creature”. La que se puede considerar como primera pista oficial de “Planet Dies”, es un ejemplo perfecto para entrar en ese paradisíaco stoner psicodélico, resultado de toda una revelación con este álbum de Risin Sabotage, un vaivén con ciertos cambios de velocidad, llevando esa progresión paulatina y esas puertas que nos abren al trance que provoca este disco. ”Sun Is God”, aparte de ser el último de sus singles más recientes (ver vídeo más abajo), también es el tema más directo del disco, marcado por los riffs de Panchishko, un showman de este disco que nos produce esa nostalgia desértica que despertó el Palm Desert californiano en plena década de los 90. En realidad la pieza parece un b-side de Brant Bjork, y resultante de ser otro de los atractivos de “Planet Dies”.

Realmente este álbum es como una droga, de esas que crean mucha adicción y evidentemente, todo gran álbum guarda sus secretos en las mejores composiciones, una cosa que sin duda brilla en “Planet Dies”, y sino escuchen la pieza que lleva el nombre del álbum, puedes ver como esa órbita Sleep, gravita por las paredes de tu habitación, como Risin Sabotage, a su manera, bebe de sus influencias y coquetea con ellas dándose un festín por todo lo alto. “Worshiping The Beast” cierra el álbum con otra melancolía del blues más atrayente, dónde los músicos de Kiev nos regalan otra odisea más para el disfrute de la alta psicodelia que desprende un “Planet Dies” que se despide cabalgando a ritmo del mejor riff.

Lento, difuso, uno de los baños de ácido de este 2017, con exploraciones creativas que nos llevan a unas jam sessions de lo más atractivas. Las mejores ideas de unos músicos con toda una carrera prometedora por delante, se exponen en su segundo “Planet Dies”, la ejecución definitiva que debería de poner muchos ojos y mostrar especial atención al próximo movimiento que surja desde Kiev con estos músicos.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook || Comprar || Bandcamp

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *