-TOP 20- Mejores Discos Nacionales del 2023

 

En otra de esas listas dónde faltan grandes nombres por completar un curso algo irregular, el 2023 ha sido un año dentro de nuestros mejores discos nacionales que ha ido de menos a más.

Tal vez sea una falta de compromiso por mi parte al no haber trabajado con algunas que hayan tocado nuestra puerta para promocionar, pero la falta de tiempo y razones personales me han dejado con un año para el olvido en muchos aspectos. Aun así, el segundo semestre del curso, digamos que maquilla un poco la propuesta estatal.

Un correoso y floreciente “TOP 10” final, deja grandes trabajos; algunos viejos conocidos, otro reveladores proyectos con el que iniciarse en esta andadura y por último algunos estrenos más que notables que por derecho propio, merecen estar entre los grandes condecorados.

La segunda parte de este “TOP 20” se basa más en su experimentalismo, sin dejar de lado el rock más incendiario o el más introspectivo, pero siempre bajo esa acalorada visión psicodélica-progresiva que da fruto a tantas conexiones estilísticas.

Nuestros grandes nacionales tienen la palabra en estos últimos días del año…

 

Mención especial;

 

Raglefant – “Gankar Punzum” (Self Release)

Dryweed – “La Cosecha” (Self Release)

Wülfcrown – “Drown In Sorrow” (Self Release)

Bis·nte – “Broken” (Xtreem Music)

The Black Tree – “Turning Black” (La Rubia Producciones)

 

El rock patrio, sus muchas vertientes y el mejor escaparate de los últimos 12 meses;

 

20. Keziah – “Disclosure” (Hecatombe Records)

La nueva tormenta vasca nos invade de sus muchas inclemencias atmosféricas. “Disclosure” es una repuesta tajante e inmediata del poder de Keziah, y sobre todo como llevar en este corto plazo de tiempo, un EP demoledor facturado por esa densidad y esas tendencias entre el black y el post metal, como nuevos añadidos para una edificación sonora aplastante. 

 

 

19. Krazark – “Fireflake” (La Rubia Producciones)

Paso en firme para la próspera evolución de unos Krazark que sin dejar de lado sus principios más estrictos, siguen avanzando dentro de ese conglomerado de estilos arenosos y sureños, dejando a su paso un aire al mejor rock de las barras y estrellas, y sobre todo, sus detallados minutos del nuevo “Fireflake”, acongojándose mucho para tener la ambientación más idónea a los aires sureños que sin duda se convierte en el elemento estrella en la música del cuarteto madrileño.

 

 

18. Phonocaptors – “Atomic Lunch” (Nooirax Producciones)

Dos mundos se unen sobre un mismo puente, y ese galimatías lleno de conceptos fundamentales toma conciencia de sí mismo en un álbum que seguramente encuentra a los músicos madrileños en su nivel más personalizado y en base a eso, se dispara la agitación emocional del mismo y el disfrute para que el viaje este garantizado en todo momento.

 

 

17. Avern – “Hell on Earth” (Self Release)

Con unos Avern sin rendición alguna, esto empieza a oler a proyecto sumamente prometedor, dejando claro cuáles son sus principios más rectos. Una colección más propia de himnos de batalla que llama a las puertas de la épica de sus historias, la grandeza del género desde su origen y su perpetuidad hasta los días del presente.

 

 

16. Milana – “Milvus” (Kozmik Artifactz)

En mi humilde opinión, la vuelta de Milana es algo más que notable. “Milvus” es un disco mucho más cuidado en su gran cantidad de detalles, pero también hace de los baleares mantenerse firme en cuanto a sus principios. Finalmente, el conglomerado de ideas acaba fusionándose en una estampa audiovisual que adopta una ambientación fantástica dentro de la entropía mostrada en un “Milvus” tan inspirador, como contundente.

 

 

15. Pylar – “Límyte” (Cavsas/Cyclic Law)

Otra culmen de una banda llena de contrastes, un nuevo revés de como llevar un estilo como el drone a nuevos territorios inhóspitos. Un baile entre la luz y la oscuridad como mejor reclamo de su estilo más caracterizado. La vuelta de Pylar ya está aquí, cerrando una trilogía que con la llegada de este Límyte  cobra sentido. Un nuevo desafío que nos lleva por esos estados como la introspección, el deseo y la liberación. Versatilidad en medio de un entorno de psicodelia ambiental pesada, dónde los andaluces vuelven a obrar su mejor marca.

 

 

14. Le Temps Du Loup – “Leteo” (Pundonor RecordsDunk! Records)

El nuevo álbum de Le Temps Du Loup a un nivel superlativo como continuación perfecta de “Enthraller” y un power trio que sin duda tira de oficio para presentarnos otra de esas maniobras post metal dispuestas a llegar a lo más profundo de tu corazón.

 

 

13. Ajeeb – “Refractions” (Spinda RecordsQuebranta RecordsNoizeland RecordsHey Boy Hey GirlViolence In The VeinsBandera RecordsNaifeHombre MontañaClever Eagle RecordsThe Ghost Is Clear Records)

Bajo un prisma versátil a ese extenso rock que nos acompañó en aquella MTV que poblaba nuestras emociones en los 90, “Refractions” es mucho más que eso. La vuelta de Ajeeb nos obsequia con un puñetazo sobre la mesa a las funciones de estos canarios, dispuestos a devolvernos en la máquina del tiempo 30 años atrás y disfrutar de la extensa naturaleza de ese ecosistema alternativo, desde todas sus perspectivas, en un viaje emocional y estimulante como es “Refractions”.

 

 

12. Udol – “El Regne” (Nafra Records)

Cuidadosamente en sus muchos elementos, el despliegue de fuzz está ahí, hace llevarnos por ese magnetismo hipnótico del álbum con muchos interludios que le den esa personalidad a la música de los catalanes. Siempre llenándose de esas afinaciones bajas de sus descargas que acaban desafiando las leyes del sonido, ante la crudeza de sus riffs que al final nos acaban entregándonos a la prosa de Udol.

 

 

11. Among Us – “Cielo Drive” (Self Release)

La distorsión vuelve a abrirse a sus muchas dimensiones, porque al fin y al cabo, un estilo monótono pero pegadizo, pesado y directo al mentón, puede tener muchas razones por las que meternos de lleno en su torbellino musical más implacable, y con lo nuevo de Among Us y su “Cielo Drive”, estamos ante una de las razones directas desde la matriz del estilo en cuestión, más disfrutables del año.

 

 

10. Loma Baja – “Piscinas Verticales” (Spinda Records, Lay Bare Recordings, Clostridium Records, Echodelick Records)

Es cierto, hablamos de una reunión de cerebros quiénes en vista a sus anteriores proyectos, el laberinto propuesto en esta nueva encrucijada alcanza su máxima ambición en cada una de sus carreras. Los condimentos electrónicos también tienen sus acercamientos con el trip hop como nuevo revés en sonido. El enésimo matiz para dejar un disco sumamente atractivo en todo su escaparate sonoro, de los que se alaba sobre todo su propuesta en directo, y que vienen para romper los cánones establecidos para un puente entre la naturaleza noventera, visiones psicodélicas, y esa atmosfera post rock en su vertiente más sombría. Toda una personificación de ideas, para la expresión más profunda de sus conceptos más surrealistas. 

 

 

9. Queen Marsa – “I Am The Land” (Discos Macarras, Runaway Records)

La vuelta de Queen Marsa deja un gran sabor de boca con su sello más eficiente y un decorado de fondo que cruza décadas de alimentación al sus muchos géneros aquí establecidos y sus derivados. “I Am The Land” es este gran escaparate para el recuerdo, un disco que no debería tardar mucho en posicionar a los mallorquines en el interior de las esferas del género más destacadas.

 

 

8. Entropía – “Eclipses” (Clostridium Records)

La vuelta de Entropía es otra de las culminaciones estatales del 2023. El nuevo “Eclipses” nos acurruca en su infinidad de detalles, teniendo el tiempo suficiente para orientarnos en un universo floydiano que aquí se extiende por buena parte de los esenciales 70, sin dejar de lado ni el carácter más desértico, ni tampoco el espacial. En su conjunto, la segunda obra de los vitorianos es una suma de muchas partes constituyendo un maravilloso y evocador rompecabezas progresivo bajo las líneas musicales más elegantes.

 

 

7. Le Mur – “Caelum Invictus” (The Braves Records, Maldito Records)

Una sorpresa de disco como primera toma de contacto con Le Mur, descubriendo una voz prodigiosa y una banda que a pesar de no esconder sus muchas influencias, siempre está ahí para ejercer su fuerza bruta, en este elenco noventero que es “Caelum Invictus”.

 

 

6. Aathma – “Dust From A Dark Sun” (Ardua Music)

Dust From A Dark Sun” llama a las puertas de la grandeza de esta banda, totalmente bendecida para la ocasión por una mano creativa de imágenes y exponentes sonoros, inyectado por la matriz más emocional de los músicos hasta la fecha.

 

 

5. Wet Cactus – “Magma Tres” (Electric Valley Records)

“Magma Tres” es un regreso triunfal de Wet Cactus, el cuarteto constituye así una de las grandes proezas nacionales del presente curso tras un largo lustro de espera insaciable tras la publicación de su notable último trabajo. Con el nuevo álbum se confirman todas las predilecciones, un talento inmediato desde el norte del país para el ocio y disfrute de los amantes de la vieja escuela al desierto californiano y un paso más allá sobre como eso que muchos llaman desert rock, sigue teniendo picos de creatividad en los que rendirnos a un futuro prometedor.

 

 

4. The Silver Linings – “Pink Fish” (Spinda Records)

Todo un estreno revelador al que tendré muy en cuenta en las últimas semanas de este 2023. La silueta de The Silver Linings en su estreno en excitante y bajo un fascinante universo caleidoscópico, los andaluces nos llevan en un viaje al espacio profundo con esa inyección de combustibles a los muchos géneros por los que cruza, pero siempre bajo el experimentalismo de sus ideas primarias que son las que ejercen en otro de esos avances prometedores de la neo psicodelia.

 

 

3. Santo Rostro – “Después No Habrá Nada” (Spinda RecordsLa Rubia ProduccionesDiscos Macarras)

En “Después No Habrá Nada”, posiblemente tenga la mejor expresión de su carrera, un disco que perfectamente puede llevar a los músicos a esa frase de que “lo que no te mata, te hace más fuerte”. En este caso, Santo Rostro sobrevive en el cénit de sus composiciones más artísticas y sus marcas más ambiciosas. Un álbum cantado íntegramente en castellano y esa visión de llevar su anclado sludge/doom a terrenos más psicodélicos y esas trazas que no dejan de lado sus raíces más estrechas con sus ancestros andaluces, colorean un lienzo pleno de ideas abundantes para hacer que ese vivaz heavy psych alcance nuevos niveles.

 

 

2. Saturna – “The Reset” (Spinda RecordsDiscos Macarras)

The Reset” es una conmovedora fábula como nueva línea atemporal marcada por Saturna en su último trabajo. El valor de sus muchos matices eleva al cubo la incuestionable calidad de un disco soberbio por su expresión y polivalente por sus muchas direcciones musicales. Es por esto, que estando ante la versión más completa de la banda hasta la fecha, Saturna nos vuelve a empapar de las melodías más clásicas, dando un nuevo giro de tuerca a su propia expresión musical y su devoción a lo que muchos de nosotros llamamos lo que es el rock sin fronteras.

 

 

1. Zålomon Grass – “Space Opera” (Self Release)

Una magnífica parábola del heavy psych como intrépido estreno de Zålomon Grassrock atemporal de muchos quilates y una elevada producción para disfrutar de este inmenso estreno que ahora mismo se encuentra paseando por nuestro país y luciendo sus mejores galas. Todo un caballo ganador en el ámbito estatal del presente curso y un prodigio para nuestros oídos, viajando nuevamente por el largo e infinito legado de los 70.

Facebook Twitter Plusone
Visited 1.005 times, 3 visit(s) today

 

Banner La Habitación 235

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *