King Hiss – “Earthquaker” (2019)

king-hiss-earthquaker

Heavy Rock / Groove

 

 

Con diez días en circulación por las calles, la verborrea ciertamente en algunos casos mastodóntica de los belgas King Hiss, tumba de nuevo la puerta de la 235 abajo con su nueva entrega, “Earthquaker”.

A este cuarteto lo hemos visto crecer desde su álbum debut denominado “Sadlands” (reseña aquí), y sorprendiendo a propios y extraños con su irrupción durante el año 2014. Dos años después llegaría el moldeamiento de ese arranque con el posterior “Mastosaurus” (reseña aquí), un disco que definitivamente confirmaba sus intenciones más hostiles y su versátil estilismo divagado en varias direcciones.

“Earthquaker” continua exitosamente esta senda compleja de King Hiss, una banda que definitivamente estrecha sus lazos con las vertientes más metaleras. De hecho, el álbum aguarda en su interior algunas de las salidas de riffs que bien podría estar introducida en cualquier dinosaurio del género heavy metal actual, llevando en su firma un carácter más ambicioso en cuanto a sus pretensiones.

Es verdad que el instinto de la banda sigue vigente a la hora de crear discos realmente explosivos, sumido en el underground belga con los medios más ajustados. Aquí es dónde nace su destreza, llevando ese impulso de su banda sonora a los grandes nombres que comparte la historia del mismo. De esto una pista como “Revolt!” disipa las dudas en el acto y con la primera de las oleadas, el simple hecho de contemplar a una banda que con tan solo 3 discos de estudios, parece que llevarán 30 años en el negocio, procreando una de las mejores tormentas con los riffs más afilados que puedas escuchar en este otoño. Tanto esta pista como su continuación con “Desertsurfer”, inician una dupla atacante de explosividad gratuita para tus oídos, necesitados del mejor de los estímulos metaleros.

king-hiss-band

Algo más crudo resurge con “Monolith”, llevando en su planteamiento un esquema más tradicional. Continúa bajando el ritmo, con los tiempos medios de ”GTWHR”, con unos King Hiss más aclimatados en la intensidad de su propuesta y la buena entrega en los rangos vocales de su líder Jan Couldron. He aquí un ejemplo de las diversas oscilaciones de “Earthquaker”. “Kilmister” es el mejor de los homenajes al tristemente fallecido Lemmy y sus Motörhead. Hora del recreo para el riff más desollador en “Butcher”, la enésima razón de los belgas para ver la cantidad de recursos que esconden.

Crear un sonido tan fresco, supongo que será uno de los primeros mandamientos de la banda en sus muchas composiciones. Es algo que se alarga en todo “Earthquaker”, conceptualizando las muchas tonalidades del mismo y así, rejuveneciendo un estilo que a muchos ya se ha declarado desgastado. King Hiss es el ejemplo de futuro, o de como saber darle una vuelta de tuerca al guion y salir exitosos del mismo. “Black Wolf” vuelve a poner las virtudes de Couldron en las voces dejando salir a sus demonios interiores con esas guturales que arropan el género y es que “Earthquaker”, sigue claramente la receta introducida de “Mastosaurus”, tal vez no sea con la misma pegada, pero está claro que la dirección es la adecuada. Llevar esa mezcla de géneros muy orientada en el sonido de Georgia y fuentes de inspiración claras como son bandas como Mastodon, Baroness o Kylesa, aquí está a la orden del día.

En un escenario lleno de estilismos musicales y el mejor bombeo implantado en ese groove, “Earthquaker” puede tener muchas opiniones, dispares incluso si así lo prefieren, pero lo que es innegablemente cierto es que no deja títere con cabeza, mostrando toda el afán de una banda que no parezca tener un techo al que alcanzar. King Hiss, en medio de ese tornado, se aclimata a sus muchos géneros para dar toda una clase maestra de su enorme dinamismo.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook King Hiss

Bandcamp King Hiss

Web Oficial King Hiss

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *