Lewis & The Strange Magics – “Evade Your Soul” (2017)

lewis-the-strange-magics-evade-your-soulPsychedelic / Progressive / Occult Rock

(Soulseller Records)

 

 

Después del soplo de aire fresco que supuso para la escena musical su aclamado debut (reseña aquí), el trio barcelonés Lewis & The Strange Magics, publicó el pasado 20 de Octubre su segundo y esperado álbum, “Evade Your Soul”, bajo el sello Soulseller Records, dos años después de su primera entrega, grabado, mezclado y masterizado por L’Antoine LV en La Musaranya, un estudio de Olesa de Montserrat, con diseño artístico por parte de Branca Studio.

Banda formada en 2014 y compuesta por Lewis P.- (voz, guitarra y teclado), Ivan Miguel (batería) y Javi Bono (guitarra y voces), bebiendo esencialmente de los sonidos sesenteros que abarcan desde el pop, hasta sonidos hard, auto-definiéndose ellos mismos como heavy-psych-rockers. En esta ocasión nos traen un trabajo más compacto si cabe, con sonidos más contundentes sin perder esa esencia absolutamente vintage, que llega hasta su puesta en escena, indumentaria, cover, etc. Armonías psicodélicas con canciones melódicas, riffs potentes, y ese órgano que le da un toque retro absolutamente maravilloso.

“Leaving My Self” abre el camino con más de seis minutos de riffs retro y armonías vocales perfectamente estructuradas, dejando al oyente expectante. Aunque las comparaciones siempre son odiosas, estamos ante un tema que perfectamente hubieran firmado los suecos Siena Root (a los solos efectos de situarnos en el contexto en el que estamos). Idas y venidas cadenciosas, con medios tiempos que hacen que la música flote cual burbuja de jabón para caer y explotar, desparramándose por un suelo enmoquetado, aterciopelado. “Ugly Your Face” sigue la línea trazada, esta vez con un intercambio de órgano y guitarras potentes. Como si de un duelo al sol estuviéramos hablando, voces ácidas pero llenas de calidez en perfecta combinación. Una pequeña montaña rusa de sonidos muy bien encajados. La introducción de “TV Monster”, abre con pasajes sinfónicos, mostrando un horizonte de sonidos heavy progresivos, entrelazados con maravillosas armonías vocales, dando paso a ambientes oscuros, nebulosos, llenos de melancolía, repentinamente abriéndose a un cielo azul, gracias a esos coros. Sin tiempo para respirar de las atmósferas intrigantes, “Lisa Melts The Wax” nos traslada al lado más funky de la banda. A un ritmo diabólico con paréntesis a cargo del órgano, el groove de los catalanes adquiere su punto más destacado. lewis-the-strange-magics-live-band_optYa no suenan tan duros como en otros temas, la fuerza de su música sigue presente, repitiendo esas idas y venidas, mezclando el vudú con el carnaval dentro del mismo tema. “Out Of My Home”, introducido por su característico órgano, serpentea como un meandro en la llanura. Con un rumbo incierto, riffs que parecen venir de detrás de montañas presentadas delante de nosotros e inesperadamente dentro de un caos controlado. En “You’ll Be Free Forever” retoman los sonidos hard, a base de riffs más pesados, avanzando poderosos, sin que nada pueda parar su marcha, controlados por coros que sirven de guía en su camino.  La influencia floral “beatle”, hace acto presencia en “RMS”, guiada por un órgano de ambiente lisérgico. Todo un caleidoscopio de colores flotando en un ambiente con regusto ácido, guiado por dulces armonías corales. Con “Escape” seguimos la línea del anterior tema, esta vez bajo suaves melodías orquestales, con ausencia de voces, con un contrapunto de riffs ácidos y efectos de xilófono que parece creado para descolocar al oyente, pero lleno de magia.

Cierra el álbum “Another Lonely Soul (On The Road)”, donde la batería hace que regresemos al origen de su esencia musical, repitiendo la fórmula con riffs hipnóticos, llenos de acidez. A ritmo acelerado como si trataran de compilar sus estilos musicales, como si el tiempo se acabara. Tema que hará las delicias de los amantes de sonidos vintage, con una frase final… “Nunca Más”, que puede dejarnos algo perplejos. Como sí estuviéramos ante una de esas películas que ineludiblemente, tendrá una segunda parte, un “continuará”…

Si la frescura de su primer “Velvet Skin” ya nos sorprendió, con éste disco nos dejan con ganas de más. Creo que se nos puede hacer larga la espera hasta que podamos disfrutar de nuevo material, ya que estamos ante una banda totalmente adictiva, llena de descaro, lo cual es muy de agradecer en los tiempos que corren. Identidad propia, por mucho que su oferta pueda parecer un homenaje a otros tiempos de gloria musical. Un álbum lleno de colorido que seguro penetrará en la sensibilidad sonora del oyente, como los grandes discos, que audición tras audición va adquiriendo solera. Como si de un buen vino se tratara, después del saborear el primer sorbo, se degusta mejor el segundo, sacándole todos sus matices.

 

Facebook || Bandcamp


 

 

 

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *