Ogre – «The Last Neanderthal» (2014)

Ogre The Last Neanderthal

Doom / Heavy Metal

(Minotaur Records)

 

Los norteamericanos Ogre resurgen de las cenizas con su nuevo “The Last Neanderthal”. En el año 2009, cuando ya habían sacado tres discos de estudio, la banda anunció su separación y a muchos nos entristeció la noticia para una banda de puro talento y con tanto tiempo en la carretera. Pero el amor y las ganas que pueden tener el guitarrista Ross Markonish y el batería Will Broadbent, pudo con ellos. La amistad infinita y la química que fluye entre los 2 es la razón que más peso tiene para celebrar la vuelta al ruedo del power trío de Portland.

Ogre es una banda que se formó a mediados de los 90 por estos dos músicos, ellos tocaban en el grupo de rock experimental Noisigen, banda que poco a poco se fue despedazando quedando solo ellos dos como integrantes, dar un giro de tuerca en su estilo musical y cambiarle el nombre por el que serían recordados. Ellos mismos pusieron un anunció en los medios locales buscando la incorporación de un bajista en sus filas. Ed Cunningham (bajo/voz)  fue el único en responder a esa llamada y quedar definido el line up actual.

“The Last Neanderthal” es un regreso triunfal por la puerta grande para los norteamericanos. Sus influencias por bandas como Sabbath, Kiss, Deep Purple, Pentagram, Sir Lord Baltimore, AC/DC o Judas Priest son todo un elenco de detalles y guiños en cualquiera de sus canciones. Para el nuevo disco, han reservado lo mejor de ellos ya que la banda suena mejor que nunca. Cunningham suena tan grande como el mejor Ozzy, la exhibición que ofrece Markonish durante todo el acto es soberbia y para enmarcar, mientras que Will Broadbent corresponde a los tambores de una manera más que correcta encumbrando el mejor sonido de Ogre y posiblemente uno de los grandes discos del año.

Seis años han pasado ya desde aquel último “Plague Of The Planet”, algo más corto que el trabajo que hoy presentamos. “The Last Neanderthal” sigue las pautas marcadas por la formación hasta ahora, basando sus líneas en un doom/heavy tradicional dividido en las 8 canciones que contiene este nuevo y cuarto trabajo de estudio de Ogre.

Ogre Band

Desde los inicios del disco vemos a un cantante como Ed Cunningham vistiéndose de una mezcla entre Ozzy y Bon Scott. La aterradora intro “Shadow Earth” ya se nos presenta lo que se nos viene encima, la explosión de la banda viene con “Nine Princess In Amber”, Ogre se desmarca demostrando ese estilo tan propio y característico que tienen en medio de un alarde de emociones que despiertan pura nostalgia y que desde aquí ofrecemos como la mejor de las recomendaciones para los amantes del sonido más clásico y contundente.

Ante nosotros tenemos la fría mirada del despertar más distorsionado y delicioso de la alucinógena década de los 70. Voces que transmiten dolor, solos infernales y esa obra multicolor que despierta un cañón como “Bad Trip”, dónde el espíritu Sabbath se hace omnipresente. Lo mismo pasa con “Son Of Sisyphus” que contiene ese fuerte sabor sabbathiano caracterizado por constantes cambios de ritmo y febriles riffs, a muchos incluso les recuerde a aquella obra que nos explosionó hace 3 años llamada “Blood Lust”. Tampoco podemos olvidar el triturador melancólico que despierta en “The Hermit”, una verdadera combinación entre la pesadez bruta de la banda con una elegancia elocuente. Un auténtico proyectil y la particular exposición de clases y alardes que nos deja Markonish a las cuerdas. Si lo diéramos como un b-side de los primeros trabajos de Ozzy y los suyos nadie notaría la diferencia.

La formación hace que esa nostalgia por la clásica y recordada década setentera se haga presente en todo el álbum, alargando todo ese espectro de sus influencias en medio de grandes composiciones y piezas versátiles, bajo el cálido manto que despierta su proto doom.

Ogre vuelven a rugir de nuevo y su regreso es estelar, lo único que debemos hacer es escuchar este trabajo con toda la relajación del mundo y disfrutar de un verdadero espectáculo de sonidos añejos. Toda una bendición volver a ver a este trío de la ciudad de Maine en la carretera, haciendo lo que mejor saben, que no es otra cosa que fabricar verdaderas joyas. “The Last Neanderthal” no solo está llamado a ser uno de los gigantes del 2014, es una ilustre obra de rock para la música contemporánea, una bocanada de aire fresco que respira lo mejor de los primeros trabajos de Black Sabbath. Sobresaliente.

 

 

Facebook || Bandcamp || Web Oficial 

Error: Embedded data could not be displayed.

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *