Goya – “Harvester Of Bongloads” (2017)

goya-harvester-of-bongloads

Stoner / Sludge / Doom Metal

(Opoponax Records)

 

Los norteamericanos Goya, provenientes de las áridas tierras de Arizona, son otra de esas tantas bandas que han atrapado nuestros corazones con sus últimos trabajos. Absorbido por esa fuerza que emanaba un gigante como fue “Obelisk” (reseña aquí) en el año 2015, muchas eran las ganas por ver cómo sería su siguiente paso en el formato larga duración y es que el tiempo no ha pasado en balde para el power trío y dos han sido los EP’s que han servido de antesala para este tercer largo suyo con el lanzamiento el pasado 2016 de “The Enemy” (reseña aquí) y “Doomed Planet” (reseña aquí).

“Harvester Of Bongloads” es su entrada triunfal en este 2017, alrededor de 40 minutos como material nuevo sumido en universos siderales, riffs demenciales y un desarrollo como banda que se define en piezas mucho más largas, como novedades más características este nuevo álbum.

Lanzado el pasado viernes 3 de Marzo a través del propio sello de la banda Opoponax Records, “Harvester Of Bongloads” es un paso en firme a la gran evolución de este gigante, un titán que no para de alimentarse llevándolo en un aumento del que no conociera fin. Es impresionante como la labor de su guitarrista Jeff Owens, es capaz de sorprendernos en los espectaculares 20 minutos que abre “Omen”, una canción trifásica, dónde este monstruo del sonido pesado se expande por el cosmos y ofrece un guiño mayúsculo a los Corrosion Of Conformity de su mejor época y a toda esa camada de bandas provenientes del territorio NOLA. Goya BandSludge demoledor, vomitado por tus altavoces que gesta su particular metamorfosis en los tres actos que se reparte. Desde mi punto de vista personal, estemos posiblemente en el tema más grande que hayan parido estos Goya en su existencia.

El grosor de las composiciones de la banda se pone de manifiesto desde el inicio del álbum perturbando al oyente, proporcionando segmentos intermedios más psicodélicos y volviendo al inicio de todo. Llenando las humeantes cuatro paredes de tu habitación en algo que trae cierta atmosfera siniestra con una progresión fascinante. La corta e instrumental “Germination”, funciona como una recarga de baterías para el trance final que trae este “Harvester Of Bongloads”. Fusionadas prácticamente como una sola pieza de también casi 20 minutos, no parece que haya un corte que divida a “Misantrophy Of High” y el cierre “Disease”. Ambas pistas pueden servir de homenaje a las huestes de Birmingham, pero acaso, ¿hay alguna banda que no lo haga?, mayor razón para creer en lo fundamental que es Black Sabbath en el sonido pesado y en las muchas bandas actuales. Goya parecen ser otro de sus súbditos, solo que más lentos, más demoledores y bajo unas resonancias mucho más amplificadas. La tercera pista tiene todo esto en sus 11 minutos de duración. Owens abre su alma en un título de canción que habla por sí solo. El espectáculo monolítico nos conduce hasta el vértigo final con “Disease”, dejando de lado esas lentas y largas creaciones dónde serpentean Jeff Owens a través de su lírica y composición creativa, para que el resto de la formación, entre de lleno a través de solos infecciosos, una sección rítmica trepidante, oleadas de los riffs más crujientes y un cierre por todo lo alto que completa un álbum para todos los gustos y que el mismo frontman de estos Goya, reconoce como su mejor composición hasta la fecha.

“Harvester Of Bongloads” es otro regreso al fango musical de Goya, a las oscuras brumas que levantan sus canciones llenas de malrollismo, brutalidad, pesadez y un salvajismo propio de los más grandes del género. En ese firmamento amplificado de celestial distorsión es dónde los incondicionales del sonido pesado encontrarán en este LP como la novena sinfonía de los músicos de Arizona. En un conjunto de canciones más voluminoso en los decibelios que dispara, la vuelta de Goya alimentará tus ganas por darte un paseo por los recovecos más turbios de su discografía pero también es verdad que este álbum es el fiel reflejo de un proyecto que no cesa en su desarrollo y lo que es mejor aún, material surtido en menos de 24 meses, hay quedan dos LP’s y dos EP’s. Todo un rodillo que te come vivo.

 

Facebook || Bandcamp || Comprar

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *