Clásicos Del Género: JPT Scare Band – «Sleeping Sickness» (1976)

jpt-scare-band-sleeping-sickness

Proto Metal / Heavy Blues

(Monster Records)

 

 

Volvemos con nuestros “Clásicos del Género” y para este viernes lo hacemos con otra de esas proezas musicales de los 70 lanzada en circulación casi 25 años después. “Sleeping Sickness” fue el debut de esta banda que tomaba las siglas de sus componentes y las juntaba como nombre oficial del proyecto; JPT Scare Band, una versión revolucionada de lo mejor de la “Experience” de Hendrix, sobre todo mirando esas largas jam’s descargadas en su “Vilanova Junction”.

A día de hoy, si nos ceñimos al presente, diríamos que bandas como Earthless tendría su máxima fijación en este tipo de proyectos. JPT Scare Band realizó diferentes tipos de grabaciones durante los años 70, en el caso de este álbum debut, “Sleeping Sickness”, el conjunto de canciones fue gestado en el año 1976 pero su aparición en ediciones físicas no llegaría hasta el año 2000.

La música que trae este ejemplar es digna del mayor de los desfases, con todo ese sonido analógico tras de sí y esa celestial distorsión que hacen de sus creativas y blueseras sesiones, todo un espectáculo auditivo. Más allá de estas palabras, queda los grandes momentos, que son por muchos en el disco, del guitarra Tony Swope, quién se enfunda el disfraz de Isaiah Mitchell, o del Hendrix más improvisado, para darnos todo un recital en los 75 minutos que recorre esta gema del universo setentero.

Lo impresionante de “Sleeping Sickness” es que desde que le das al play, sabes que estas ante un disco que no forma parte de este milenio, y no será por el virtuosismo que derrocha. El debut de los norteamericanos se registró desde 1973 y quedando finalizado 3 años después, 1976. jpt-scare-bandLa mala suerte como el mayor de los sinsentidos, viendo de la clase de pasta que están hechos, es que en aquella época, jamás consiguieron un contrato discográfico, pero si registraron esas grabaciones en diferencias cintas de cassette que fueron desenterradas y publicadas algunos de ellos en algunos LP’s de los 90 como singles, pero la versión definitiva, la que traería toda esta locura instrumental, no llegaría hasta el 2000 con la edición completa en CD vía Monster Records.

Con la etiqueta de proto metal en todos sus aspectos, estamos ante todo un pionero de lo que hoy se conoce dentro de la larga variedad que difieren los géneros del sonido pesado. Hendrix o Earthless pueden ser grandes ejemplos para orientarnos en su música pero también puede pasar lo mismo con los Cream más pesados o los grandes momentos del “Vincebus Eruptum” (reseña aquí) de los míticos Blue Cheer.

“Sleeping Sickness” tiene momentos para encumbrar, desde el mayúsculo solo de “It’s Too Late”, la acidez que despierta un título tan adecuado como “Acid Acetate Excursion”, con diferentes pedaleos y los característicos wah wah empapados en ese sideral viaje o la zeppeliana “I’ve Been Waiting”, otro de los monólogos del señor Swope con un inicio que pareciera “If 6 was 9” en ese riff inicial marca de la casa de la zurda de Seattle, con solo de flauta incluido y una notable aportación al bajo de Paul Grigsby. Decirle a estos tipos como otro de los precursores del sonido pesado es tener su mirada en “King Rat” o el magnífico heavy blues de “Slow Sick Shuffle”, ejemplos de más de esta larga camada de grandes proverbios del rock underground que siguen saliendo, por cientos a día de hoy, de la época más influyente del género.

Como malogrados del bello firmamento de los 70, me pregunto qué habría sido de ellos de haber lanzado en este puñado de canciones en pleno corazón de la época dorada del rock. Aun así y a pesar de estos infortunios, el tiempo ha sabido colocarlos en el sitio que merece. “Sleeping Sickness” es esa larga travesía que circula a través de borrosas y sucias composiciones dónde las largas jam’s son las que destacan, la improvisación es la que pide paso y la creatividad es la protagonista principal. Dentro de un extraño mundo como el que rodearon a estos JPT Scare Band, y como a tantas de aquella época ocurrió, resulto ser que su debut fue lo más sobresaliente hasta la fecha.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *