Escandinavia Desértica (VI); Blind Dog – “The Last Adventures Of Captain Dog” (1999)

Stoner / Desert Rock

(People Like You Records)

 

Prácticamente han pasado 2 meses desde nuestra última entrega a “Escandinavia Desértica”, ya saben, ese ciclo que iniciamos a principios de año conmemorando las muchas bandas suecas que revolucionaron el gremio del stoner rock a finales del siglo XX y principios del presente milenio, y que por supuesto, dejaron una huella indeleble para el género en el viejo continente.

Han sido unos últimos viernes bastante ajetreados para un servidor, razón por la que me he ausentado en este ciclo, así como en el resto de la programación de la web durante esos días, pero tarde o temprano, las cosas, si gustan y realmente es dentro de un mundo que te fascina, no dejes de descubrir cada vez más y más.

Lo de hoy no es que tampoco sea un descubrimiento, más bien es un clásico de mucho peso, que en los últimos años la discográfica griega The Lab Records, cumplió el sueño de muchos llevando este álbum debut de Blind Dog como celebración de su 20 aniversario a su edición en LP.

Más de un cuarto de siglo para uno de los conjuntos más valorados de la escena stoner sueca,  fabricando en el año 1999, justo cuatro años después de su fundación, un arranque extraordinario con el álbum “The Last Adventures Of Captain Dog”, un disco que más allá de su extensa duración, son muy pocos los de su calado que puedan equilibrar duración y eficacia de la manera en que lo plasmaron el power trío de Halmstad.

Es verdad que la vida de estos Blind Dog duró poco, a este debut le sucedieron los dos siguientes lanzamientos; “Captain Dog Rides Again” (2003) y el posterior y último “Captain Dog Logs Out” como toda una declaración de intenciones con su título en el 2008, año de su triste separación.

Hoy, en “Escandinavia Desértica”, rememoramos la figura de este lanzamiento vertiginoso para el desert rock, rodeado de auténticos ganchos en su contenido, pero que más allá de su potencia stoner, también tiene sus intervalos para introducirnos en esa psicodelia que profundiza el experimentalismo onírico que siempre nos deja la atracción del desierto.

Sin duda, estamos ante un trabajo que enfatiza mucho con el hard rock de los 70, llevando todas esas fusiones como principales exponentes, a la época stoner post Kyuss en toda su esencia. En definitivas, un disco realmente bueno para los de su generación, que creó su historia en su día, como para que hoy estemos aquí más de 20 años después privatizándonos de su gran pegada y llevando ese vagabundeo por la estepa arenosa como mejor metodología en unas composiciones totalmente incendiarias en todos sus aspectos.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *