Crónica Cheapstock II (Parc Dalmau, Calella)

Cartel Cheapstock II

Celebrado el pasado 27 de Junio en el Parc Dalmau,  que mas que un parque es una gran extensión de pinos y naturaleza en estado puro al alcance de cualquiera que se adentre por las callejuelas de esta ciudad del litoral catalán, Calella. Llegó la segunda edición del Cheapstock, el evento creado por la productora Solo Bongs cuya cabeza visible Peter, a quien desde aquí agradecemos todo el interés y ayuda demostrada durante el evento, fue ayudado por el ayuntamiento de la ciudad y toda la caterva de amigos y socios de la escena local que se dejaron la piel para complacer a todos y todas las asistentes.

Pero vamos con el ROCK, así en mayúsculas, que para eso asistimos y para eso esta crónica. El cartel tenía para todos los gustos y colores. Desde unos devotos admiradores de Pau Riba y el Canet Rock hasta el doom de corte black metalero de una banda venida de Toulouse, pasando por el stoner clásico de un power trio made in USA. sin olvidar la escena Local que nutrió y de qué manera el festival.

Vamos por orden... El cartel se estructuraba en dos partes diferenciadas claramente y homenajeando al Woodstock del 69 por una clase de yoga magistral sobre las 20:30 aproximadamente. Como modo de interludio y relax, ambas partes tenían su cabeza de cartel para caldear el ambiente. Aunque la realidad es tozuda y cambios a la vista nada más empezar el festival.

Abrían 1886, banda catalana de psych rock, que allá por donde pasan solo despiertan elogios y buenas críticas. Su lugar estaba más abajo en el cartel, pero teniendo en cuenta que venían cerrando gira con los franceses Witchthroat Serpent y que compromisos ineludibles hacían imposible que tocaran a la hora prevista, “The Birth Of The Truth” iniciaba el repertorio y al tercer tema ya se descolgaban con “Fuego Salvaje” de su último LP. Nos regalaron una versión de “The Witch Queen Of New Orleans” de los olvidados Redbone, grupo de ascendencia aborigen en los USA de los primeros setenta, todo un hit de aquellos años.  DSC_4185Tres cuartos de hora de actuación pasadas las 5 de la tarde, para calentar motores y ajustar sonido con una banda, que no para de girar y componer a seis meses de su lanzamiento “Before The Fog Cover The Mount”.

 

Los muchachos de la gran ciudad dieron paso a los de Calella. Eve y el Coronel Cipri son os que dieron carácter al verdadero enfoque de un festival como el Cheapstock, rock al aire libre. Alucinógenos psicodélicos y enamorados de la cultura hindú, no sacaron el sitar de milagro. Bromas aparte, imaginaos un paraje bucólico, un espectro puramente psych con hasta tres guitarras y un cantante que recita poesía como la cosa más natural del mundo. Temas complejos con desarrollos muy largos que iban subiendo en ritmo y velocidad dieron fuerza y carácter a una actuación que duró sobre la hora y media. Primero Eve con Coronel Cipri y 25 minutos más tarde y después de haber tocado un solo tema, continuaron sin el mencionado Coronel. Con versos crudos que arengaban y a veces sacudían conciencias, recordaban a Pau Riba o Grateful Dead, o cualquier cosa que sonara al añorado “Canet Rock” y  salvando las distancias claro, pero con una fe ciega en sí mismos, desde una ciudad tan pequeña para el mundillo en el que nos movemos.

A continuación Jinko Vilova, power trio desconocido por completo por un servidor. Llevan juntos desde 2010 y llevaban ese rock garajero lleno de psicodelia y otras hierbas muy de sus cosecha como pueden ser algo de punk y kraut. Al festival le pegaban como anillo al dedo ya que su propuesta era muy creativa y delirante. La banda la componen Ander a la guitarra con un fuzz tremendo,  Lander al bajo con un groove que echaba para atrás, hacia tiempo que no disfrutaba tanto del sonido de un bajo y Carles a la batería, este ultimo añadía un pequeño teclado a su izquierda para efectos varios. Efectos y pedales que llevaban sus ritmos a otra dimensión. Gritaban, hacían voces y se multiplicaban en mil tareas para adornar su música que partía de un ritmo sencillo pero candente y acababan en un post rock vertiginoso de alto octanaje. Cincuenta minutos donde repartieron los temas de su disco homónimo, con mucho fuzz mucho golpe de charles y un bajo atronador. Resaltar el tema “Gasoline” que es una delicia.

Son las nueve de la noche y llegamos al descanso con una sesión de yoga a cargo del maestro “URU”, de nombre real desconocido y que deparó unos bien entretenidos minutos a sus fieles. Recordad que todo evocaba a los festivales de finales de los sesenta.

Se arrancaron allá por las 21:45 horas de la noche los locales Wasted Mavericks. Una banda y unos amigos que forman parte de la promotora Solo Bongs , voluntarios a tiempo completo para organizar este evento. Riffs gruesos a media velocidad con un batería que nos comentaba que andaban desdoblados en mil tareas y por eso se resintió la actuación, pero nada que reprochar puesto que sin ellos, todo esto no hubiera sido posible. El bajista y parte de la promotora aterrizó el mismo dia cerrando la gira de seis días de 1886 y Witchthroat Serpent que a la postre cerrarían el festival de grandes bandas de la noche.

DSC_4234

Cabalgata Cósmica, una banda de veteranos de mil batallas provenientes del Levante, con su garaje remozado de buen hard y actitud punkera, stoner y mucho fuzz. David a las voces, Willer a la batería y Rafa a la guitarra. Cósmico trío de los que se llevan ahora. Todo esfuerzo y sudor con una actitud de lo mas honrada y sincera que nos brindó una actuación para recordar, incluso se regalaron la versión del “Summertime Blues” de los Blue Cheer. Off The Record nos comentaban que tiene sorpresas para un futuro no muy lejano, sorpresas que no podemos desvelar.

A eso de las once de la noche entraba a saco la banda de Ohio, Valley of the Sun. Más stoner y menos psych, Vaya espectáculo, un bajista que era todo pose, headbanging como el que más, arengando al público y jaleando palabras en el idioma que fuese, da igual. Un batería al estilo de los mejores, con filigranas en el aire, todo un hombre espectáculo y acompañados por un bajista a las voces con una cadencia que en disco se aprecia mas, al estilo de John Garcia. Recordar su “The Sayings of the Seers” de aquel lejano 2011 agotado ya en su versión CD.

DSC_4322Lo más genial de la noche y lo más crudo lo entregó la banda francesa Witchthroat Serpent en su hora más bruja. Con un doom muy black metalero dejó el pabellón por todo lo alto, bueno no tanto para las mentes más psicodélicas que pululaban por allí, además de turistas y gente del pueblo que lo percibió como algo muy extremo y raro. Pero a nosotros que vivimos para esto, nos parecieron geniales.

Hasta aquí duró mi festival, tocando ya la madrugada, no sin antes conversar con diversas bandas, gente del rollo como Jimmy  de Tears in Rain, los 1886 casi al completo, Cabalgata Cósmica que nos dieron una lección de honradez y saber hacer en las tablas y también en lo personal, Adrián el batería de Wasted Mavericks, que nos regaló un rato de lo más personal. También queremos dar recuerdos a Pol Abran de Branca Studio, al señor Alex Carmona batería de los tristemente extinguidos Prisma Circus, incluso nos pareció reconocer algún miembro de Brain Pyramid. Igualmente también queremos dar las gracias por las amenas charlas con los menesteres de Avante Hermético y por una noche que no dio para más. Por encima de todo queremos agradecer la invitación de Peter de Solo Bongs por invitarnos a su gran espectáculo.

 

 

 

 

Promotora: Solo Bongs

Crónica: Toni Díaz

Fotos: Toni Díaz

Lugar: Parc Dalmau (Calella)

Fecha: 27-06-2015

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *