Crónica La Choza Fest (Jornada I)

Cartel La Choza Fest 2015Siempre es un placer irse de viaje y más aún en barco, por el simple disfrute de la brisa marina, la infinidad del océano, esos tambaleos que te sacuden con fuerza, el suave tacto de la bolsa para vómitos o el atraco de la cafetería de a bordo. Si a eso le sumamos un festivalazo como el que estaba por empezar este pasado viernes cinco de Junio en Playa del Inglés (Gran Canaria), tenemos el finde de borrachera perfecto. La hora de comienzo del ritual estaba prevista para las 23:00 pero, como siempre pasa en este tipo de eventos, fue a esa hora cuando el público empezó a llegar. Debo decir que era la primera vez que pisaba el Adrenaline y la verdad es que el acogedor ambiente del interior y la molona decoración cumplieron gratamente con mis expectativas. Un pedazo de pub que tiene una recreativa de Street Fighter y una enorme fila de botellas de Jack Daniels vacías no es algo para tomarse a la ligera.

A las 23:30 y con más de dos litros de zumo de cebada ya en el estómago, el bolo dio comienzo y la primera toma de contacto y banda anfitriona fue Heather Brooke, cuarteto de metal progresivo que comenzó su set-list con “Cocoon”, tema procedente de su demo de 2012 y unos ocho minutos de distorsión y atmósfera con ese acojonante ramalazo Tool que les caracteriza y esas máscaras que siempre dan mucho juego en la puesta en escena. Su segundo fue “Megalodon”, odisea revelación de unos veinte minutos y una de sus pistas más enfermizas que supuso todo un repaso por el sonido progre de nueva escuela. Supieron ganarse muy bien al público y hacerse a la sala con una entrega absoluta aprovechando al máximo la excelente acústica del local. Cerraron su aparición con “Australia”, otro de los adelantos, junto a “Megalodon”, de su próximo trabajo que esperemos sea lanzado durante este año. Una vez terminada la primera actuación, tocaba un pequeño descanso para coger aire, fumar y pedir otro par de cervezas. El público ya iba entrando en calor y la distorsión se respiraba en el aire, la noche prometía cada vez más y el reparto de bandas que aún estaban por tocar hacía la boca agua.

Tras el parón del descanso y con un ciego que aumentaba exponencialmente a cada minuto, volvimos al interior del Adrenaline y dio comienzo la demoledora actuación de los chicos de Sonnöv, banda procedente de Madrid que propuso un repertorio de seis pistas con una elección de temas excelente. Una banda que va cogiendo cada vez más peso en la escena a base de un nivel instrumental acojonante y un directo ametrallador que demuestra lo bello y potente que puede llegar a ser el ramalazo post y la movida ambiental. Un cuarteto entregado al máximo durante el bolo que consiguió crujir unos cuantos cuellos con una línea de bajo, guitarra y batería tan abrumadora que hasta los propios músicos alcanzaron el clímax en más de una ocasión. Tanto es así que el señor Roberto Tena rompió sus cuerdas en lo que supuso todo un recordatorio de la pasión y euforia puesta en el sonido que inundaba el local. Un grupo que sabe muy bien como zarandearnos a base de riff y distorsión y, de repente, dejarnos atónitos en un ejercicio de dulzura atmosférica y bello minimalismo post-rock. Paisajes sonoros de lo más variados que hicieron que la velada pasase volando y, cuando nos fuimos a dar cuenta, nos encontrábamos ya ante el segundo descanso con las manos enrojecidas de tanto aplaudir y un ligero dolor de cervicales que, como todos sabíamos, no iba a hacer otra cosa que aumentar a lo largo de la noche.

Aathma Live La Choza Fest

Cuando llegamos a la mitad del espectáculo, el ambientazo y el buen rollo que había eran acojonantes, los chicos de Aathma estaban preparando los instrumentos y era el momento perfecto para echar otro par de litros. Su bolo comenzó sin contemplaciones, con un set-list de cinco pistas que nos dio todo un repaso por su discografía, el power trío de sludge/doom ofreció una de las mejores actuaciones de la noche con diferencia en lo que fue un bucle infinito de crudeza, pesadez y headbanging. Una actuación que superó con creces las expectativas y que bordaron con uno de esos finales en los que los músicos se van yendo del escenario uno a uno para tener el mismo nivel de protagonismo, un detallazo que siempre es de agradecer y otro ejercicio más de pura humildad. Cabe destacar el momentazo punketa en el que Mario (bajo) reventó su instrumento contra el suelo presa de la pasión y la rabia del sonido pesado. Una vez más, la calidad instrumental era acojonante y el público estaba que no cabía en sí mismo. El local vibraba con fuerza a cada cambio de ritmo y todos estábamos atónitos ante el arsenal de artistazos que teníamos delante. Nuevamente aplausos unánimes, más agradecimientos y ese amor familiar que te alegra y emociona hasta que estás tan motivado que no queda otra que ir a la barra a seguir brindando, y bebiendo.

La cosa estaba llegando a su fin, el nivel del ciego era ya alarmante y le tocaba cerrar la noche al cuarteto de Madrid, Trono de sangre, qué mejor forma de despedir la primera jornada que a base de pura metralla, punkarreo y ruido. Un ritual completísimo de nada menos que once pistas en lo que fue un directo de vértigo centrado principalmente en su último trabajo de título “La mitad de lo que somos, la mitad de lo que creemos”. Todo un saco de puñetazos de dos minutos, uno tras otro, directos a la mandíbula. El alarde de técnica y velocidad por parte de los componentes de Trono dejaba plasmada la dificultad de la línea instrumental y ya os digo que tanto ellos como el resto de artistas sudaron la gota gorda para otorgarnos auténticos orgasmos de oído. La gente ya exhausta seguía dándolo todo como posesos y absolutamente nadie quería que aquello terminara. Una primera noche demoledora que terminaríamos de saborear con la fiesta post-directo, llegando ya a unas alturas de la madrugada de la que os aseguro que más de uno no recuerda gran cosa.

Trono De Sangre Live La Choza Fest

Siempre es un placer apoyar y ser testigo de la más pura escena undeground, más aún con la humildad y cariño que se respiraba por parte tanto de los propios músicos como del público, la realización, el equipo técnico y los medios de difusión. Una primera jornada del festival que no podría haber salido mejor, todo un fiestón legendario de auténtica música y arte. Desde aquí quiero dar las gracias personalmente a Heather Brooke, Sonnöv, Aathma, Trono de sangre, Robe Doe, los chicos del Adrenaline y toda la gente que ha hecho posible una velada como esta, irrepetible. Es muy complicado comentarlo todo sin escribir una enciclopedia así que ya os digo que es muy probable que se me hayan quedado cosas en el tintero. No obstante, mañana viene la crónica de la segunda jornada por cortesía de mi compañero y amigo Rubén, estad atentos. Una vez más abrazos y gracias de corazón a todos, nos vemos el año que viene a ver si volvemos a reventar la isla.

 

 

 

Promotora: La Choza De Doe

Fotos: Tebán Ojeda

Crónica: Edu Sabbath (The Gate Of Doom)

Fecha: 05-06-2015

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *