Ecos De Sabbath: Witchfinder General – “Soviet Invasion” (EP)(1982)

ecosDeSabbath

Buenas familia, hoy inauguramos esta sección para todos aquellos seguidores que adoran el sonido pesado en su rama más oscura, lenta y clásica. Echaremos un vistazo a los anales del tiempo y analizaremos aquellos discos fundamentales de un género que emana directamente de la fuente, el Doom Metal. Cada dos semanas postearemos clásicos, desconocidos, grandes olvidados y todo tipo de obras que sean deleite en demasía para cualquier doomster que se precie. Ya se sabe, cada segundo y en todo sonido metálico y distorsionado, los ecos de Sabbath están presentes.

Dicho esto, hoy rendimos homenaje en esta entrada a los legendarios cazadores de brujas Witchfinder General, una banda referente de escucha obligatoria de la que todos conocemos (o deberíamos conocer) dos de los pilares y tomos imprescindibles de la escuela, que son su “Death Penalty” y el segundo “Friends of Hell”. No obstante, esta vez me gustaría que nos paráramos a escuchar con detenimiento un trabajo algo menos conocido y valorado, su primera obra como tal, el antecesor de lo que fue un álbum histórico, su primer EP “Soviet Invasion”. Pero primero, y para aquellos que no estén tan puestos en el tema, pongámonos en situación:

La N.W.O.B.H.M. supuso toda una revolución mundial en la historia de la música, un levantamiento en el que hubo de todo, una auténtica eclosión heterogénea que dió paso a una inmensa cantidad de bandas y, a pesar de que muchas de ellas quisieron seguir la estela de unos Iron Maiden (el espejo donde casi todas se miraban) o unos Saxon, hubo algunas de esas bandas que se alejaron de aquellos estereotipos y abandonaron esa rama, que posteriormente se convertiría en el Heavy Metal que conocemos (con referentes como los Judas Priest) y demás vertientes basadas en la velocidad. Todo ello para iniciar un camino mucho más personal y vanguardista, más oscuro, lento e infame… Algo que el mismísimo Geoff Barton (el que bautizó aquella corriente) llegó a definir en una ocasión como the dark side of N.W.O.B.H.M. Nuestros protagonistas fueron una de aquellas rara avis que se desmarcaron de su generación para rendir culto directamente al maldito, para beber de la fuente, para aportar su grano de arena a la creación del sacrosanto Doom Metal, el único género que, podríamos decir, deriva directamente de Black Sabbath.

UTO4p

Nacieron en 1979 de manos de Zeeb Parkes (vocales) y Phil Cope (guitarra), dos jóvenes músicos de la época muy influenciados por los primeros señores de las tinieblas, Black Sabbath y Pentagram. Tanto es así que, siguiendo la filosofía basada en ese “rock maligno” que el propio Ozzy profecitó en su primer trabajo con Sabbath, homenajearon con su nombre al mítico film de terror del 68. Más tarde, con el fichaje de Steve Kinsell (batería) y Kevin McCready (bajo y sustituto de un efímero Johnny Fisher) el grupo empezaría a ser conocido en los garitos de Stourbridge gracias a sus brutales directos y a un particular sonido proto-doom, algo muy desconocido en aquel entonces. Nos situamos tras aquel acojonante single “Burning A Sinner” de 1981, con este EP de título “Soviet Invasion” gracias al cual el productor de Saxon, Peter Hinton, quedó seducido y decidió producirles su primer larga-duración, el inicio de toda una carrera de culto, el pistoletazo de salida del imprescindible y exquisito Death Penalty.

Este “Soviet Invasion” es una composición totalmente en la onda de los primeros sonidos en la que podemos apreciar cómo la estructura rock que predominaba hasta aquel entonces se iba alejando para dar paso a una música mucho más musculosa y distorsionada, un sonido muy censurado en aquella época cargado de oscuridad y mucho más pesado que el agudo y rápido Heavy hacia el que iba tirando el movimiento, con pistas como la primera y homónima, en la que escucharemos durante cuatro minutos y treinta y tres segundos lo que viene siendo uno de los mejores riffs que han derivado de la legendaria escuela Iommi. También destacar la primera aparición del mítico corte “R.I.P.” una de las canciones más aclamadas de la banda. En definitiva, toda una joya de esas “no tan conocidas” de una banda cuyo parche llena de orgullo las cazadoras de millones de personas y amantes del espectro más oscuro y pesado del Metal.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *