Kingsnake – “One Eyed King Of The Blind” (2013)

 

Como  uno de los antojos que he tenido este año llega uno de los trabajos que hasta me ha aparecido larguísima su espera, se me ha hecho eterno pero bueno por fin lo puedo decir…. Ya esta aquí el nuevo de Kingsnake!!! Una banda que me asombró hace tres años con el gran “Book Of Promises” y que básicamente fueron criticados, siempre positivamente, como los primos de Clutch.

Visto lo visto y por lo que ha entrado este año hasta ahora en La Habitación 235, este disco se puede calcar mucho con el sonido de ese inmenso “Abra Kadavar” de los alemanes, por lo menos en los primeros compases. ¿La diferencia? El segundo goza de un mediatismo tremendo que Kingsnake, por desgracia, aún no tiene. Solo espero que con este nuevo “One Eyed King Of The Blind”, la banda norteamericana tenga el reconocimiento que se merece porque son realmente buenos.

No me voy a andar con rodeos todo adorador de Clutch, definitivamente tiene que escuchar a estos tíos, son enormes y son calcados, pero eso no quita que sea una banda sin personalidad. Solo es una banda que está empezando a lo grande y está allanando su propia camino.

Mientras Clutch goza de una brillante y larga discografía, con “One Eyed King Of The Blind” sus compatriotas Kingsnake, destrozan altavoces con su segundo larga duración a un ritmo endiabladamente bueno, dónde los momentos más stoners se mezclan y muy bien, con unas partes más blues y todo a una galopada muy funk. Un perfecto cocktail que define el sonido propio de una banda que como decía antes solo le falta ese reconocimiento para ganarse el cielo.

A diferencia de su inmenso debut, en este segundo trabajo se deja entrever como se deja de lado ese espíritu blues de la banda que si mostraban en su predecesor, sin llegar a soltarlo del todo, y sí inclinar por raíces mas añejas dando un psych rock más setentero dónde sus característicos riffs van marcando la pauta y dándole un ritmo tremendo canción tras canción.

Para hablar de ritmos o de enganches fáciles, pero sobre todo para hablar de canciones dónde es imposible menearte con su sonido hay que irse a un cañón como “Mountain Girl”. Tremenda, perfecta y dónde se ve a la perfección el espíritu en conjunto de la banda. Para mí no hay dudas, es de las mejores del disco.

Un frontman como Bill Jenkins no puede pasar desapercibido en esta reseña, como canta este tío. Si decimos que se calcan con el sonido de Clutch, gran culpa la tiene este personaje ya que su voz es clavada a la del ilustre Neil Fallon. Esto por un lado, sí por el otro ponemos a una gran escolta como Brian Merritt, quién hace que sus repetidos solos por todo el disco brillen con luz propia dándole una calidad excesiva al disco, entonces lo que tenemos aquí es un pedazo de banda del copón dónde sus dos primeros oficiales la comandan a buen puerto.

Otro punto que se puede comparar con su predecesor es que aquí la labor en las líneas del bajo de Matt Kahn sí que se hacen notar. Sugiero desde ya escuchar este disco con un cierto tono de graves, se degustará mucho mejor.

 

 

 

El espíritu blues nacido de la profunda Alabama se puede ver pero que muy bien en la acústica “Know The Way Down”, un exquisito corte que hará la boca a agua a aquellos degustadores de un genio como fue John Lee Hooker. Compenetración perfecta y todo un repertorio a las guitarras por parte de Jenkins y Merritt. Llegando al final de esta canción dejamos la acústica de lado para que su batera Matt Farnan nos marque las pautas de un sonido más eléctrico, y así despedirse poco a poco, con un órgano tras de sí, Evidentemente la exhibición de Brian Merritt no puede faltar, y está ahí fiel a su cita.

“Mala Suerte” es un tema corto, pero el perfecto definidor de un estilo ya cimentado. “Fang Of The Cobra” era uno de esos adelantos que teníamos desde hace semanas a la red, pero que nunca se pudo degustar con el sonido y su masterización final. Si hay un tema dónde Matt Kahn destaca es este. Su bajo comanda los primeros ritmos de este soberano temazo que se convierte así en uno de los pilares principales de este disco.

Tampoco hemos hablado de un comienzo de disco realmente bueno comandado por dos buenos temas como son: “Bullet & Kisses” y “Too Little, Too Late”. Dos perfectos enganches que dan un comienzo alucinante a un disco que se las trae. La que abre el disco, comienza con el cancaneo de una moneda, para a continuación darnos un sonido clavado a cualquiera de las canciones que hayan sonado en ese citado antes “Abra Kadavar”. Un tema que se divide en dos partes, dónde en la primera goza de un ritmo más rápido y en el segundo tercio de canción nos dan largos y contundentes riffs con aroma añejo para uso y deleite de un Brian Merritt que puede decir que han hecho un disco para su propia diversión. “Too Little, Too Late” se caracteriza por sus cambios de ritmo y una instrumentación y rítmica perfecta que galopa de la mejor de las maneras.

 

 

 

Ojo al final del disco que tampoco hay que dejarlo en el olvido. “Mercy” abre este tramo final, siendo el penúltimo corte del trabajo. Un tema con cierto aire melódico pero muy pegadizo, que cuando parece que va a desvanecerse es cuando mejor golpean al final. Final que viene interpretado bajo el nombre de “Calling All”. Con un lento e hipnótico principio los norteamericanos, pasados estos momentos, se marcan un estribillo de lo más pegadizo y que bien se asemejan con su predecesor trabajo, para dejarnos con una de las canciones más apetecibles de todo el disco, como si de uno de los mejores momentos del disco lo dejarán para el final y la confirmación de un disco de lo más completo, al que no le falta nada.

“One Eyed King Of The Blind” es uno de los monstruos más rockeros a tener en cuenta en este 2013. Mi ferviente pasión por esta banda no ha hecho más que aumentarse un 200%. Si con “Book Of Promises” me sorprendieron con un disco de líneas que se basan entre el blues y ese stoner rock. Aquí con el nuevo disco confirman un estilo personificado, dónde ese blues se deja un poco más de lado para tener una cita con sus verdaderas raíces de las viejas glorias.

Todo un proverbio musical que les adelanto a la voz de ya que tendrá su merecido sitio en los exámenes finales del año y estará en las preciadas listas. Solo espero y repito una vez más, que se reconozca el estilo y la calidad de una banda como Kingsnake y que “One Eyed King Of The Blind” sea la mejor excusa para confirmarlo. Soberbio.

 

 

 

Kingsnake – One Eyed King Of The Blind
Self Release 2013
Tracklist:
 
01 Bullets & Kisses (5:27)
02 Too Little, Too Late (4:37)
03 Fang Of The Cobra (5:26)
04 Mountain Girl (4:01)
05 Whispering Eye (4:01)
06 Know The Way Down (5:25)
07 Mala Suerte (2:43)
08 Mercy (4:53)
09 Calling All (4:49)
 
 
Facebook ->  https://www.facebook.com/pages/Kingsnake/54269937551
Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *