“Epiphany”; empuje, desarrollo y la mejor pegada como estreno de Copper

copper-band

 

A mediados de Diciembre, la banda vecina Copper se estrenaban con el single “Bedrock” un pequeño aperitivo que daba el pistoletazo de salida a lo que sería el estreno de este EP que hoy venimos a presentar como nacimiento desde este conjunto de ideales, con gran reminiscencia por el rock más alternativo de los 90, como mejor pegada en su presentación.

En palabras de la propia banda, este nuevo “Epiphany” es tan solo un comienzo de un prometedor 2020 para la banda chicharrera, que empieza a recoger los frutos con el estreno de Copper, en un marco inigualable como fue la primera edición del Volcano Fest el pasado sábado, uno de esos cotarros exclusivos que hacen de la promotora Planet Caravan, tener de cerca nuestros gustos más directos en sus rigurosos eventos.

Por motivos personales, no llegué a tiempo a esa actuación quedando una espina en mí que rápidamente debe de quitarse. Este nuevo corto contiene razones de peso en su corta duración para ver el buen empuje de estos Copper, con un rock lleno de alternancias estilísticas, pero con un claro respeto por sus referentes más directos.

Desde un inicio, Copper quiere dejar bien claro su sello, a través de un empuje dónde realmente destaca su sección rítmica, pero que también conserva un cierto toque progresivo a través de diferentes cambios de ritmo dónde los músicos presumen de un estado de forma notable.

Evidentemente, con estas nociones resulta extraño pero sumamente original una formación como la de Copper, una revolución entre el rock canario con ganas de dar mucho guerra en los meses venideros a través de los doctrinas más profundas del underground noventero, mientras los amplificadores vomitan decibelios de una inestabilidad sonora, como la mejor carta de presentación para los paladares más distinguidos de tantas y tantas bandas con las que crecimos en la adolescencia. El itinerario turístico por el mejor paraíso en aquellos últimos años de los 90, tiene en este “Epiphany” alrededor de 15 minutos de auténtico éxtasis lleno de nostalgia. Un cruce de generaciones y estilos que rezuma de una madurez poco vista en un estreno. Hay que dejar que las ideas fluyan, algo me dice que aquí dentro hay mucha mala ostia escondida con ganas de salir a pasear.

 

Facebook Copper

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *