Greta Van Fleet – “From The Fires”; El espíritu de Robert Plant sobrevolando nuestras cabezas con sentimiento sureño…

greta-van-fleet-from-the-firesHard Rock / Southern / Blues

(Lava Records /Republic Records)

 

 

Un soplo de aire fresco que nació en la década prodigiosa y que partió hasta nuestros días con una frescura renovada, alcanzando la madurez con el doble EP que nos presentan estos geniales Greta Van Fleet.

El cuarteto se formó en Frakenmuth, Michigan, a las afueras de Detroit, donde los hermanos gemelos Josh (vocalista) y Jake Kiszka (guitarra) de 20 años, comenzaron a tocar con su hermano menor, Sam, (bajista y teclados) de 17 años, y su amigo de la familia Danny Wagner (batería), de 17 años. Celebrando sus prácticas en el garaje de la familia Kiszka y probando sus canciones en el escenario de Michigan. Los cuatro se convirtieron en una banda de hermanos cuyas canciones mezclan piezas clásicas con la emoción de la angustia adolescente.

Desde estribillos de coros, hasta solos de guitarra ardientes, Greta Van Fleet completa un rollo destacado del rock & roll heroico. Estos muchachos no son revivalistas; están mirando hacia adelante, dando nueva vida a un sonido que ha salido de los tableros de los automóviles y los estéreos de la sala de estar durante décadas.

Habiendo escuchado desde niños los discos de sus padres, estos cuatro chicos empapados de las enseñanzas de los maestros de los setenta como Zeppelin, Hendrix y un largo etcétera, y con un alma heredada de grandes del blues negro como Howling Wolf, Robert Johnson o Muddy Waters, entre otros, nos hacen una revisión de esos sonidos bajo la voz de un autentico heredero del timbre vocal de Robert Plant. Sonidos zeppelianos con una revisión actual hacia resonancias de bandas contemporáneas sureñas. Ecos de The Black Crowes, bajo el denominador común del rock & roll clásico setentero, bien ejecutado, haciendo las delicias de muchos nostálgicos con sus crudos riffs y la voz que nació para el llanto y la emoción.

La apuesta comienza con “Safari Song”, en la que un aullido aterrador sirve de lanzadera para que el oyente piense… ¿Me he equivocado de disco?, ¿he puesto uno de Robert Plant?, ¿qué es esto que suena? El ineludible timbre vocal de Josh, nos rememora los momentos del cénit de la carrera al inolvidable frontman de Led Zeppelin. Desgarros vocales bajo el asiento de unos sólidos sonidos sureños contemporáneos como carta de presentación. Un tema fresco como las lechugas recién cortadas.

“Edge Of Darkness”, en un clima más sosegado y siguiendo el patrón mostrado en “Safari Song”, caminando por una senda más lineal en la que el lucimiento de su vocalista hace acto de presencia con la complicidad de unos poderos riffs, contrarrestados por una sólida base rítmica en el que el bajo hace el papel de contrapeso. Ecos sureños de guitarra acústica con un órgano protector y bajo un aura campero, se desarrolla sobre terrenos rurales abierto a un soleado día. “Flower Power” llena de colorido el espectro de una forma amable, fresca. Esperanza puesta de manifiesto bajo el terreno de medios tiempos violentados por buenos riffs de guitarra. La voz en estos momentos ha atrapado al oyente. Sentimiento puro que se modula con unos brillantes coros, dejando espacio a la introspección.

greta-van-fleet-live-band

Tanto los registros vocales como la orientación musical se van transformando. Ahora le toca su momento a un tema soul. Un versión del clásico de Sam Cooke de 1964, uno de los últimos que grabó antes de su muerte. Un tema que ha sido múltiples veces versionado por gente como Aretha Franklin y Otis Redding entre otros. “A Change Is Gonna Come”. Sentimiento puro. Todo un ejercicio de nostalgia, con unos coros estructurados para el soporte y poderío vocal que presagia ese cambio del que habla la canción. ¡Sublime!

El ejercicio de homenajear temas clásicos alejados del genero más rockero, siempre es algo de agradecer, ya que amplia unos horizontes musicales que a veces están demasiado encasillados en otras bandas. El desparpajo con el que se ejecuta es todo un placer para el oyente.

Una oda a la amada. Esa chica especial a la que la banda reclama, proclamando su dulzura y su belleza. Esto es lo que hacen en “Highway Tune”. Los registros vocales zeppelianos siguen presentes en una moderada construcción de rock sureño, dónde el boogie hace acto de presencia con sutileza, observados bajo un prisma de una línea de bajo atenta a los lamentos vocales, y algún buen riff de guitarra. El tema fue puesto en circulación el pasado mes de Marzo entrando en las listas Billboard Mainstream Rock. Una composición que fue compuesta cuando los chicos tenían 16 años. Muy precoces pero con desparpajo que nos les impide brillar desde sus inicios. Más de 3 millones y medio de reproducciones en Spotify, lo justifican

Llegados a este punto, Greta Van Fleet se atreve con un tema tradicional, que para el que les escribe tiene un carácter especial, mágico. La banda folk, Fairport Convention, obtiene su merecido homenaje con esta maravillosa versión del tema que hicieron famoso en 1969 bajo la voz de Ian Matthews. No es otro que el sublime “Meet On The Ledge”: “Solíamos decir que llegado el día a todos nos gustaría estar haciendo canciones o encontrar mejores palabras, la dirección está arriba… Cumplir en la cornisa…Cumplir en la cornisa!

Mágico tema y magistral versión, intimidando a sonidos folk, y tornándolos de contemporaneidad, sin dejar de lado la esencia de la banda. Todo un ejercicio de madurez y calidad musical. Una revolución en el panorama contemporáneo, que siempre ha escavado en las raíces setenteras, pero que en esta ocasión da un paso más y escarba en terrenos menos explorados, más rurales, con un buen hacer sorprendente y dotándoles de una fuerza y vigor excitantes. ¡Preciosa! Solo por este tema merecería la pena este disco.

Manteniendo el centro de atención en el trabajo de su vocalista, la banda ejecuta las composiciones sin sentirse apabullada por ese poderío vocal, matizando las composiciones. No estamos ante una copia de Led Zeppelin, para nada. Estamos ante una magnífica banda, que tiene la suerte de tener un vocalista con unos registros y modulación vocal muy similar a la ofrecida por Robert Plant a lo largo de su carrera, que mama de ellos, pero que tiene una identidad propia. “Talk On The Street” es un claro ejemplo de lo que digo.

El sosiego y la sutileza cierra el trabajo con “Black Smoke Rising”, en la que con un ambiente más calmado, con unos coros que arropan el ejercicio del frontman de la banda, auspiciados por unas composiciones reveladoras, hablan de los tiempos actuales y de su destrucción contemplados desde una atalaya. Contaminación y oscuros humos se ciernen sobre la humanidad. Los falsetos  aparecen en los registros vocales, que a través de medios tiempos crean un ambiente de esperanza sobre la humanidad.

Mucho talento lleva esta joven banda a sus espaldas.  Unos chicos y un trabajo, que harán las delicias de los amantes de Zeppelin, pero ampliando con diversos matices sus composiciones. Llenos de versatilidad musical, y con un cantante como pocos, recopilan temas de su primer EP, incorporándolos a éste, su primer larga duración. Con una gira programada por Europa a primeros del próximo año que seguro les da la notoriedad que merecen. Una banda que de seguro saldrá del ostracismo  y que está llamada a conseguir grandes metas si sigue por la senda marcada en este “From The Fires”.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook || Web Oficial || Bandcamp

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *