“The Laughing Shadow”; pasado, presente y futuro para DEAD

 

Fuera de las limitaciones del género, los australianos regresaron hace unos días con una nueva entrega a su discografía, “The Laughing Shadow”, un disco fruto de liberar ese obstáculo de una cultura del directo que tenía las manos atadas durante el confinamiento y que al igual que tantas, el dúo experimental de Victoria aprovecho el momento para penetrar en nuevas canciones y construir su nueva obra.

En un álbum que gira en torno al pasado, presente y futuro de DEAD, podemos ver desde su canción de apertura con “The Cowboy” a la pista más vieja compuesta por la banda, antes incluso de la aparición del su álbum debut. Tan solo los músicos Jace y Jem, y la estupenda colaboración de la saxofonista Jenny Divers en este nuevo “The Laughing Shadow”.

Grabado durante la pandemia en un granero de Campbells Creek habilitado a estudio, DEAD destapa su alma pura de experimentalismo, abierto a géneros como el drone, noise, doom, los segmentos progresivos y la química psicodélica como mejor flujo en la música de unos DEAD que muchos medios describen como su LP más ambicioso hasta la fecha.

No tan alejados de la realidad hay que reconocer que el nuevo disco se construye prácticamente sobre dos pistas ancladas en esos 40 minutos divididos en 10 actos. La condensación de DEAD es plena en todo el transcurso, un álbum cogido por esa inspiración de un mundo en las sombras hace unos meses y dónde los valores personales de los australianos, y sobre todo las perdidas en el camino de amigos y familiares, son la inspiración que combustiona el nuevo “The Laughing Shadow”.

Durante más de 10 años girando, el mismo número que superan claramente esa decena de lanzamientos larga duración, EP y una larga variedad de sencillos, es de entender que esta es una banda referente a lo constituido en la segunda década del siglo XXI y supongo que en base a ese estilo tan peculiar como poco convencional, es su atrapamiento a la marca más original lo que realmente acaba dando un sentido repleto y absorto en las oscuras armonías.

DEAD lleva un uso ajustado de las tonalidades atmosféricas y las diversas apariciones de Jenny con el saxo. Puedes ver mucho Melvins a lo largo de “The Laughing Shadow”, pero también ese noise lleva su mecánica más psicológica en “Gloomy Atmospherics”, o minutos más propios de rendir homenaje a la mencionada banda pionera de King Buzzo en “Riding Shadows”.

Los diferentes estilos de distorsión nos llevan a una pesadez precedida por magníficos in crescendos. Pruebas como “The Cracking Facade” es un ejemplo importante, surcando también por pasajes folk y contrarrestado por materia mucho más pesada como la propia “Death”.

El desafío de los australianos nos mete en una vorágine de profunda carga progresiva no exenta de sorpresas. Un trabajo perverso pero con todo el ingenio de unos DEAD que vuelven nuevamente bajo su senda más habitual, rompiendo con los cánones del género pesado en otra nueva oferta lúgubre en todos los sentidos y bien confeccionados en esa multiplicada suma de géneros.

Si somos de esos fans que ya conocen el trayecto de DEAD, el nuevo “The Laughing Shadow” es jodidamente refrescante en su escucha, en un disco que más allá de marcar su versión más reciente, no deja de mirar al pasado en temas como su propia apertura, y llevarla a la innovación que mira el futuro más cercano del proyecto.

 

Facebook DEAD

Bandcamp DEAD

Web Oficial We Empty Rooms

Bandcamp Wäntage USA

Web Oficial Forbidden Place Records

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

 

Banner La Habitación 235

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.