“Visiones Z y Otras Canciones Del Espacio”; Delber Grady y la exquisitez del buen gusto

delber-grady-band

Hoy jueves toca de disfrutar de métodos más tradicionales, pequeñas bases musicales de esta web que cada mes, dentro o fuera de España, siguen dando sus frutos con proezas atemporales más propias de facturarse en los verdaderos orígenes del mismo.

A los madrileños Delber Grady les tenemos especial cariño desde nuestra primera toma de contacto con su anterior “Ship Of Fools” (reseña aquí), un trabajo de texturas floyidianas en cierto aspecto, en los que estos entusiastas del género llevan más allá de las fronteras establecidas por los históricos británicos.

Ciertamente y desde este enfoque, Delber Grady es una banda ambiciosa a la hora de explorar diferentes territorios. Su nuevo y cuarto larga duración es “Visiones Z y Otras Canciones Del Espacio”, su trabajo más largo hasta la fecha y desde luego el más exótico también, aunque esto no es nuevo en las composiciones de Delber Grady. Viendo su nombre de proyecto está claro que más allá de sus labores musicales, también tienen sus gustos por el celuloide.

Anécdotas a un lado e interiorizando un poco en su nuevo álbum, que por cierto está disponible dentro del catálogo de Nooirax Producciones desde el pasado 3 de Febrero, Delber Grady, siempre con ese afán de superación, nos lleva a una travesía por diferentes nebulosas, atravesando galaxias en una aventura que nunca olvidarás y con una banda sonora de la que no te podrás despegar.

En cierto modo, el disco va de más a menos y no me refiero en su calidad, más bien en su grado de decibelios, su ímpetu mostrado con brío en el primer tramo que acaba entrando en el mejor desvarío mental, ciertamente más lento y templado, como mejor de las alucinaciones. Como si zarpáramos de nuestra atmosfera al profundo abismo universal, cruzáramos el cinturón de asteroides en un mar de turbulencias, hasta llegar a tierras del nuevo mundo, un lugar inhóspito dónde nuestras mayores visiones acaban llevándonos al clímax más cálido. Así defino yo este nuevo cuento galáctico de Delber Grady. Por ejemplo, la materia más reconocida de los músicos se llena de partículas viscosas que flotan a nuestro alrededor. delber-grady-visiones-z-y-otras-canciones-del-espacioCon pistas como “Visiones Z” o “Todos Flotan”, sus dos primeros sencillos precedidas cada uno por una buena intro como mejor ambientación; ”Pluto” y “Nebulosa”. Aquí entra en juego la rítmica de la banda, una ejecución soberbia con todo el pastel incluido que nos pueden mostrar los músicos, a través de diversos matices progresivos. Todo siempre a un ritmo bastante pegadizo dónde la finura de su producción refleja el buen hacer de estos músicos, zambullidos en un océano de divinidades exquisitas, arreglos de guitarras y esos sintetizadores que nos eyectan al cosmos. En otras palabras, Delber Grady en estado de gracia con Íñigo Martín, Pablo Levin y Lucas Feo, como protagonistas principales…

Siguiendo el ritmo y la historia relatada, siempre con esa particular sátira del cuarteto capitalino, “Nektar” resuena con intensidad. Bajo una atmósfera más melódica, memorable también porque no decirlo, pero siempre con el delicado tacto progresivo como marca registrada. “Un Nuevo Planeta” o “Flotando” tienen en los Hammond de Íñigo Bregel su condimento esencial, también entran en juego invitados como las de Juan Martín Otegui en el saxo. Pistas inducidas al estado de levitación, a la deriva por el firmamento estelar desconocido. Perfectamente se podría encontrar en la discografía de Motorpsycho. Nuevamente, Delber Grady vuelve a destaparnos sus muchas influencias. Al final con “Planeta 9”, te das cuenta de que las melodías nos hacen ver, que el final es el principio, y en este caso, una dupla como este tema, junto con ese crecimiento instrumental en “Volvemos A Casa”, cierra otra historia experimental, sumida en el trance espiritual y más entregado de los músicos en su versión más inspirada.

“Visiones Z y Otras Canciones Del Espacio” es otra genialidad de Delber Grady, no les vamos a engañar, olvídense de escuchar riffs pesados o demoliciones varias. Esto es un trabajo para disfrutar con detenimiento, cerrar los ojos y adentrarse en las visiones que evoca, siempre con una exquisitez por el buen gusto que hacen de Delber Grady unos tipos inconfundibles. Elegante, distinguidos… un rock espacial de categoría progresiva con el mejor marco galáctico como telón de fondo. Como si el universo de Kubrick en aquel final de “2001: Una Odisea Del Espacio”, tuviera en este trabajo una continuación para los eruditos del género. Ya lo dicen ellos mismos, auténtico néctar del cielo, llevados para la ocasión al espacio exterior.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Delber Grady

Bandcamp Delber Grady

Web Oficial Nooirax Producciones

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *