Zuma Birds – “Contact Light”: Historias de carretera con regusto sureño…

zuma-birds-contact-light

Southern / Classic Rock / Psychedelic

(Nooirax Producciones / Delia Records)

Primer trabajo del trio madrileño editado de la mano de los incombustibles Delia Records y Nooirax Producciones. Grabado mezclado y masterizado en La Chulona Estudio (Madrid) de la mano de Álvaro Escribano y Zuma Aves durante la primavera/verano de 2.017.

La banda la componen Shakin´David (voz, guitarra y teclados), Rui Barbosa (batería) y Toti García (bajo), tres jóvenes músicos que anteriormente habían tenido experiencias en bandas como Bubble Bonnes, The dragsters,  Sparkle Gross o Los Daytones.

Definen su sonidos como “cosmic american music”, lo cual, ciertamente, no dista demasiado del contenido de éste “Contact Light” en el que a través de sus composiciones nos trasladan a los bastos desiertos y montañas del medio oeste americano con su apuesta de rock clásico, teñido de enormes aromas sureños y esos tintes con algún desarrollo lisérgicos que cabalga sobre clásicos sonidos setenteros, con clara influencia de bandas como Eagles, Grateful Dead, Neil Young o Tom Petty, por poner un ejemplo.

Conduciendo su vehículo musical sobre largas rectas custodiadas por arenosos territorios repletos de cactus y cierto aire misterioso. Temas de carretera en los que el sol luce con brillantez, y el acelerador va a fondo. Música sencilla, amable, sin demasiadas pretensiones, bien ejecutada y, aunque las influencias de su sonidos son claras, consiguen darle un cierto toque personal a sus agradables melodías, salpicadas de efectivos riff de guitarra.

Todos los temas están compuestos por su cantante y guitarrista David, lo cual, unido a un peculiar registro vocal, le da una cierta identidad.

zuma-birds-band

Easy Rider” es el encargado de comenzar el trayecto a lo largo de amplios territorios en los que destacan desde el primer momento esos riffs sureños que bien podrían llegar de gente como Lynyrd Skynyrd, llamándonos la atención la particular voz, en un tema evocador de la mítica película protagonizada Peter Fonda, Jack Nicholson y Dennis Hopper. Armonías de carretera que se transmutan hacia el country en “Deadhead Suzie”. En los que por el título,  parecen hacer un guiño a los fans de una de sus bandas admiradas, Grateful Dead. Inevitablemente me viene a la cabeza Tom Petty al escuchar este tema.

El tema más complejo del álbum es seguramente “Town With No Name”. A lo largo de 8 minutos nos situamos en un indeterminado lugar en el que los medios tiempos, y los efectos fuzz de Zuma Birds, van a través de paisajes más grises salpimentados con brebajes lisérgicos y unos buenos desarrollos instrumentales, Una cierta melancolía en la guitarra toma gran protagonismo, abriéndose la luz a través de los momentos en los que la voz hace acto de presencia, mezclando texturas de diferentes tonalidades.

Sosegadas melodías inician “Let Me Follow Down”, con un efectivo estribillo que susurra plácidamente sobre toda la composición. Trabajado solo de guitarra, intercalado con los coros, en lo que podría parecer un tema comercial de agradable escucha, aunque solo sea una sensación.

Ecos sureños con aroma country y aire de balada contiene “King Of The Mountain”. “Drifter” se presenta como algo más introspectivo, con alguna pincelada de suave psicodelia, y efectos, para terminar de forma fresca por el lado más tranquilo del rock clásico. Retomando de nuevo la línea argumental del disco con una pieza que rebosa frescura sureña. “The Midnight Train”, sirve de auditorio para los ejercicios corales, de una característica voz, arropada por sutiles coros. Inevitablemente me vuelve a la cabeza Tom Petty en este tema.

El cierre del disco corresponde a “She’s Got Stars In Her Eyes”. Un gran punto y final a un magnífico trabajo, en el que la banda incide en esos terrenos psicodélicos con los que había coqueteado en el resto del disco. Gran solo de guitarra, arropado por una sólida base rítmica y algo más de fuerza que el resto de temas del disco.

Un excelente debut, de una interesante banda que además sabe trasladar sus composiciones sobre el escenario con mucha profesionalidad, como pudimos comprobar en la segunda jornada del “PsicoDelia Festival Madrid Ácido” en la sala Gruta77 (crónica aquí) y dónde estos Zuma Birds, fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida ejecutando este “Contact Light”.

Un disco en el que la banda nos cuentas historias de carretera, de desiertos, de ciudades solitarias, y de esos personajes que deambulan sobre territorios del medio oeste americano, dándole una cobertura musical adecuada con los aires sureños de sus composiciones. Un trabajo en el que la producción, composición y ejecución son notables. El hecho de que elijan estos sonidos sureños setenteros no implica que estemos ante una copia, ya que la banda tiene la suficiente personalidad como para hacer una revisión propia de los mismos. Nunca está de más echar la vista atrás y recuperar melodías que antes eran más habituales. Aquí no hay sonidos pesados, estamos ante composiciones suaves, no exentas de fuerza, con  buenos solos de guitarra como soporte de una decente base rítmica. Todo ello, bien mezclado con las dosis apropiadas de acidez así como de sonidos arenosos y desérticos. Un disco para degustar con calma.

Error: Embedded data could not be displayed.

Facebook || Bandcamp

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *