Electric Valley – “Tapes From The Galactic Tavern” (2021)

Stoner / Space Rock

(Nooirax Producciones, Discos Macarras, Violence In The Veins, Quebranta Records)

 

Como uno de los lanzamientos estatales más esperados por un servidor, la marca de Electric Valley vuelve a asomar en nuestro radar cuatro años después de su última entrega en “Two Realities At War” (reseña aquí), el que fuera su segundo volumen y sucesor de su álbum debut “Multiverse” (reseña aquí).

El cierre a esta primera trilogía del power trío madrileño, adicto a balancearse entre esas diversas odiseas de metodología stoner/space e historias de ciencia ficción llegada de planos inhóspitos y desconocidos, regresa con “Tapes From The Galactic Tavern”, disco disponible en los catálogos de Nooirax Producciones, Discos Macarras, Quebranta Records y Violence In The Veins desde el pasado 26 de Junio.

Un día, una semana… un año o una década, y así se van sucediendo los siglos y por lo tanto multiplicándose el instinto de supervivencia de la especia humana, cada vez con mayor ahínco y más descaro. Un estado prácticamente desesperante que puede evidenciar perfectamente a grandes rasgos los últimos tiempos en los que vivimos. Casi que como visionarios del mismo, las fábulas espaciales llegadas desde lo más profundo del espacio, cuenta una nueva historia en los esquemas de estos Electric Valley, dispuestos nuevamente a hacernos entrar en estado de flotación, en nuestro viaje a la deriva hacía el corazón del cosmos, en uno de los principios de este nuevo lanzamiento; lo efímero de la existencia y la lucha estéril y desesperada por permanecer en ella.

La marca de Electric Valley no ha cambiado en este caso, siendo cada vez más personal y sí, porque no decirlo, también más profunda. Supongo que desde esta perspectiva, “Tapes From The Galactic Tavern” nos abre su gran circo espacial creando ese contexto perfecto llevado en la sinfonía de Electric Valley, y su propósito como banda de hacernos ver que no hay tanta distancia entre el firmamento estelar y las arenas desérticas que se extienden sobre la superficie de nuestro planeta.

La mezcla es perfecta y totalmente embriagadora y casi que podía decir que estamos ante su disco más personalizado hasta la fecha, siendo la continuación perfecta de “Two Realities At War”. Con todo, esto, las oníricas jam sessions no faltan, el apartado del que tanto Miky, Mario y Charlie gozan de sus momentos estelares en el mismo, así como sus capas de profundidad o colaboraciones como las de Alex Cid en el saxo o la ambientación de los sintetizadores, forman el conjunto perfecto para perder el sentido de la realidad y entrar en una catarsis supersónica que nos lleve más allá del universo conocido.

En el interior de “Tapes From The Galactic Tavern” hay mucho que contar y tanto de lo que disfrutar. Novedades con pistas en bucle como es ese segundo tramo de “Darkstar”, arrancan uno de los tercios más prometedores del registro. Un contenido que encapsula su cúmulo de hermosas armonías, creando un ecosistema totalmente cautivador en “Uranus’ Way”, con esa rítmica que mira hacía  los bajos fondos de Seattle. De igual manera, la aportación de Miky con una voz tan desgañitada que podría escupir la misma arena del desierto, sigue embalsamando nuestros reflexiones más desérticas, prácticamente bajo la atmosfera más atractiva del trotamundos de Palm Desert, Brant Bjork.

La apertura con “Odyssey”, estrenada en su día en esta casa (ver aquí), es el rastro más apropiado de lo visto en su hasta ahora segunda y última entrega. El stoner melodioso y profundo de Electric Valley entra con la primera de las oleadas, y con esto el modo de fabricación del power trío, llevando esas largas estructuras a un plano rítmico y venenoso, pero con la dosis justa para meterte de lleno en las turbulencias familiares de Electric Valley.

El segundo tercio del disco se pone mucho más empírico, llegando prácticamente a desaparecer las voces y asistir a bonitas jam sessions dónde el estado de improvisación de Electric Valley se abre en pistas como “Three Phasing” o su siguiente nivel “Four Phasing”. Ambos actos casi que pertenecen a una misma canción que cobra un sentido importante en el tracklist al unirlas. “Roswell” vuelve a incidir en la sección rítmica de Electric Valley, dejando prácticamente confirmado que es la baza de este disco y posiblemente la más evidente de su carrera. La labor tanto de Miky en las cuatro cuerdas, así como la de Charlie en los parches está muy acentuada en este lanzamiento. Con esto y el pincel que dibuja las mejores melodías alternativas y los detalles de un Mario estelar en esta entrega, fruto de esa gestación llevada a cabo en todos estos años, no solo en su andadura con Electric Valley, sino sus proyectos paralelos, alcanza un estado de madurez que brilla con luz propia en un álbum que cierra desde los marcos desérticos y de conexión de grunge de “Roswell”, o ese inmenso blues surrealista que cierra el álbum con “Montaña”. Un tema que casi podría destacar como el más ambicioso de la banda hasta la fecha, pero también el más oficioso de unos Electric Valley cada vez más apegados hacía su encantamiento por universo de las jam sessions y la libre espontaneidad instrumental, más delatadora en este notable regreso.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Electric Valley

Bandcamp Electric Valley

Facebook Nooirax Producciones

Bandcamp Nooirax Producciones

Web Oficial Discos Macarras

Bandcamp Violence In The Veins

Bandcamp Quebranta Records

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *