Infinite Flux – «S/T» (2016)

Infinite Flux - ST

Stoner / Doom Metal

 

 

Segunda novedad en entrar en este año como material de 2016 y que menos que hacerlo con un peso PESADO, en mayúsculas, que también resulta ser el debut de estos norteamericanos llamados Infinite Flux.

Sonidos familiares de esta casa a la hora de mezclar los acometidos riffs y las sónicas secciones instrumentales que pueden dejar los géneros estrella de la 235; stoner y doom. Plato para gusto de todos en este gran arranque auto-titulado por parte de esta nueva formación que reúne un buen puñado de músicos, hasta 8 cuento yo en su Facebook, que prácticamente son como una familia, como hermanos que se reúnen bajo un mismo techo para ofrecernos una buena sesión de sonidos pesados al servicio de las mentes más descerabradas.

“Prophecy Number Three” fue la demo que ofrecieron como tentempié en otoño del 2013, un pequeño anticipo de la barbarie que estaba a punto de desatarse y que precisamente es la que cierra este trabajo suyo. El homónimo debut larga duración con el que se presentan es una bofetada de mal gusto descargada con toda la fuerza y crudeza de estos músicos. Desde luego estamos ante un disco que aparte de resultar toda una revelación tiene varios puntos en los que se puede despuntar una banda como Infinite Flux.

En la esquina noroeste del país norteamericano se esconden estos nuevos músicos. Desde Tacoma, a unos 50 kilómetros de Seattle, una nueva bestia salida de su período de hibernación amenaza a las legiones de su paso dónde muy probablemente solo queden vísceras y cuerpos mutilados, toda una apisonadora que debuta de manera magnánima y que solo necesitan 40 minutos para convencerte de su poder instrumental.

Infinite Flux Band LiveA lo mejor mucho de ustedes necesitan algo más que estas palabras para resultar totalmente convencidos. Mi consejo es que vayan directamente a la pista número 2 de este disco llamada “Solar Sacrifice” un templo sagrado del doomster para su peregrinación particular, ahí dentro habita el rugir de estas malas bestias en once minutos y medio de auténtico desfase desorbitado, y una segunda parte dónde marcan ritmo de batalla basado en aplastantes riffs, solazos de guitarras únicos y un dinamismo por su parte al alcance de muy pocos.

Simplemente esta canción vale el credo directo a esta banda, la compra de su disco, pero un álbum no es una sola canción, eso queda para los hit comerciales del verano que los ilusos bailan en las discotecas. Infinite Flux da muestras de gran calibre en piezas como “Ashes” guiñazo auténtico al doom más vikingo, muy en la línea de sus compatriotas Black Pyramid con sónicos vendavales que te aplastarán sin contemplaciones, o “Odin” dónde desde el Valhalla vomitan esa vorágine de asfixiantes atmosferas para llegar a un segundo acto dónde alzar en alto el martillo de Thor y proclamarse reyes de este distorsionado espectáculo.

Con las piezas más largas se despeja el camino para ver que tal se manejan los norteamericanos en una duración más reducida y tampoco defraudan de hecho canciones como “Hangman” traen el alarde de sus guitarras y desgañitadas voces sedientas del mejor brebaje que agonizan en esta noche de desierto. “Guillotine” es clara y concisa desde su título, repetida en ocasiones pero apropiada para que pierda los estribos.

Notable debut de los norteamericanos que se marcan una salida al mercado bastante prometedora. Deleite de sonidos pesados con los guiños particulares a los titanes del género pero siempre con su sello y carácter personal. No llega a los 3 cuartos de hora pero sí que lo hará directo a su sesera. Viaje sin retorno para este debut de Infinite Flux, nuestro DISCO DE LA SEMANA.

 

Facebook 

Bandcamp

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *