Kanaan - "Double Sun" (2020)

 

Psychedelic / Progressive Rock / Free Jazz /Instrumental

(El Paraíso Records)

 

 

Nuevamente la magia del progresivo será nuestra doble ración a disfrutar entre los días de hoy y mañana. Curiosamente con ambas formaciones registradas en el mismo continente, definiéndose una como la joven y otra en la veteranía, hoy, como antesala a nuestro DISCO DE LA SEMANA, es día para hablar de los primeros.

Como muchos de ustedes se habrán dando cuenta, parece que muchos y muchos medios han pasado por alto “Double Sun”, el último de los trabajos de los noruegos Kanaan, aquellos que durante nuestro letargo de 2018 sorprendieron con un pedazo debut como fue “Windborne” y que en este 2020, llegan con doble propuesta.

La primera la tuvimos en el mes de Febrero con aquellas “Odense Sessions” (reseña aquí), dónde su conexión con El Paraíso Records, les llevo a un invitado de lujo como el guitarrista de Causa Sui, Jonas Munk, colaborador en su última propuesta por sus reconocidas inmersiones a las jam sessions.

Como tantas de su estirpe, de una propuesta innovadora, compleja en sus muchos estilos, multifacética en todo su aspecto. “Double Sun” es el seguidor de aquel “Windborne”, otro ejercicio más lleno de ese dinamismo de largas estructuras compuestas de una manera que nunca sigue ningún patrón en concreto, sino la inspiración del músico es el eje que hace gravitar toda su música.

Fluyendo esas tonalidades, podemos ver como la suavidad de heavy psych canaliza nuestros sentidos. Una fórmula que es inédita en cada pista, resultando originales como tantos en su especie. Canciones que invitan a la reflexión, que coquetean con el kraut rock, que producen esa sinergia que a mi punto de ver, no tiene esa chispa jazzística que si tenía “Windborne”, pero que a pesar de todo, sigue llevando al alza la experimentación de Kanaan en esta nueva oferta.

La diferencia con “Windborne” es que este álbum muestra cómo se completa el círculo de influencias de la banda. Desde el folk producido en su intro con “World Together”, hasta llegar a uno de los momentos top del álbum como es “Mountain”. Un título que describe perfectamente esa montaña de estructuras por las que Kanaan lleva en su crecimiento instrumental durante sus más de 12 minutos. En este caso, se pueden ver guiños a su álbum debut. Todos esos elementos space, nos van rodeando poco a poco, metiéndonos de lleno en esa vorágine heavy pych cuando empieza a incrementarse el ritmo. Aquí es dónde llega el momento por el que estos músicos empiezan a brillar de manera notoria. Son unos maestros de las jam sessions más constructivas.

Siguiendo el destripe del álbum, “Öresund”, nos lleva a un nuevo trance secundado principalmente por Ingvald André en los parches, pero los nórdicos no tardan mucho en hacer explosión de ese rock instrumental. El bajo siempre marca la pauta, en este caso, la contribución de Eskild Myrvoll marca el norte de la banda, mientras las sutiles marcas de Ask Van Strom, va llenando de matices el espectro sonoro de Kanaan. Nuevamente estamos ante otro de esos crecimientos instrumentales de naturaleza inquietante, continuada por una gran demencia que nos mete de llenos en ese desfase mental como es el caos sonoro de “Worlds Apart”, la más corta del disco pero también dónde esa locura jazzística de Kanaan vuelve a enseñar sus mejores armas.

El acto final del álbum viene registrado en las dos partes que dividen el título del disco. En sus 8 minutos tenemos la invitación del solista Bjorn Klakegg. Aquí se sumergen de lleno en el mundo de los Hawkwind más vitaminados. Es un cierre del redondo magnífico, dónde ese firmamento de Kanaan penetra de lleno en sus nebulosas más familiares. El juego de sintetizadores nos vuelve a poner en otros planos de dimensiones desconocidas, y bajo ese trote más rítmico, un nuevo canto al rock progresivo, relleno de armonías cautivadoras, vuelven a demostrar una vez más la grandeza de este power trío.

“Double Sun” puede que haya perdido el factor sorpresa de “Windborne” pero no por eso debemos perderle la pista a estos Kanaan. Las obras maestras son únicas porque a su vez se convierten en un trabajo irrepetible. El mérito esta en ese empuje que nos lleva en periódicas ocasiones a un nuevo intento de lograrlo. Esto es exactamente la sensación que me deja un “Double Sun”, que como tantos discos de su calaña, no entra la primera, pero con sus escuchas te acaba absorbiendo por esa expansión sonora de Kanaan en su nueva propuesta. Digno manjar para nuestra reflexiva. Penetrar en sus difusas composiciones sin la intención de buscar una salida. Este es un laberinto del que desearás quedarte un buen tiempo.

 

Facebook Kanaan

Web Oficial El Paraiso Records

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *