Lucid Sins – “Cursed!” (2021)

Psychedelic / Progressive / Occult Rock

(Totem Cat Records)

 

Hoy miércoles es hora de abrazarnos a las fantasías del complejo universo progresivo, desde sus firmas más elegantes y cálidas con claras reminiscencias tradicionales como es esta, nuestra RESEÑA DEL DÍA, hasta las confrontaciones algo más pesadas de mañana que viviremos como nuestro DISCO DE LA SEMANA.

En el caso de hoy se fija como un retorno esperado ya que la labor de Lucid Sins, formación británica anclada en ese rock progresivo dejó su firma durante el 2014 con el magnífico debut “Occultation”. Ahora, de la mano de la exclusividad de un sello como es Totem Cat Records, el semblante de los de Glasgow regresa en este conjunto de 8 canciones que conforman “Cursed!”, un disco esperado sí, pero más largo que su debut.

Atrás quedan las buenas vibraciones de “Occultation” y ahora toca reflexionar sobre su vuelta, tan a la altura como se esperaba, por parte de este dúo de músicos al que se le une una larga lista de colaboradores para formalización final de “Cursed!”.

Metidos de lleno en esa vertiente ocultista, desprendiendo toda esa estética y representación que al final conforma el marco sonoro en el semblante de Lucid Sins en sí… “Cursed!” vuelve a elevar el sonido de este proyecto y lo hace empezando por el increíble artwork que respira sin duda, esa particularidad de las bandas de la época, sobre todo si nos posicionamos en suelo británico.

Viajando en todo el tránsito de “Cursed!” es innegable la cualidad meditativa que desprende un disco como este, fijados en la elegante forma de un rock ajustado a una producción idónea, replegado por sus tentadores solos a la guitarra y ese balanceo que promueve su alto índice de melodías.

Todo conforma un conjunto en cierto aspecto de blues, pero ante todo hipnótico en su escucha. Es progresivo, más incluso que su debut, pero también tiene una buena carga de psicodelia para emparentarse de alguna manera con esa estirpe influyente de sus hermanos mayores. Dicho esto, entramos de lleno en un laberinto guiado por esa onda oscura dónde las improvisaciones instrumentales se convierten en jam sessions inesperadas, en las que el misticismo de sus composiciones, firman infusiones que navegan por todo el firmamento de los 70.

Hasta 5 músicos se unen unos siete años después para armar la magia de un “Cursed!” de lo más orgánico. Magnífico esos Hammond embriagadores para enriquecer ese lado psych de Lucid Sins, tan dominante en su largo elenco de elementos clásicos para su nueva ecuación, y tan variable en su largo compuesto de prestaciones.

Todo un viaje psicodélico que invita desde su apertura hasta su final a sumergirse en sus mejores vestigios, en sus magistrales momentos que rezuman ese encantamiento por los tiempos del pasado, a seguir sonando igual de fresco en el presente. El amor a primera vista al servicio de este “Cursed!” para el no iniciado en el mundo de Lucid Sins.

Desde luego, el álbum conserva un conjunto de capas memorables desde su perspectiva instrumental, y son estas precisamente las claves que brillan y circundan sobre todo el álbum. Enamorados de esas sinfonías tan familiares como para sacarles el polvo a los clásicos de Wishbone Ash o Blue Öyster Cult, la vuelta de Lucid Sins es tan convincente como parece, la misma que abraza esa magia progresiva una y otra vez, haciéndote viajar desde el pasado hasta el presente, con una ejecución con cierta espontaneidad, o digamos aireada en este caso, pero en dónde se prestan a sus mejores alabanzas.

Cursed” es toda una fábula del progresivo, próspera de tiempos remotos pero derrochando los brotes en el presente. Magnífico regreso el de estos escoceses.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Lucid Sins

Bandcamp Lucid Sins

Big Cartel Totem Cat Records

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *