Melange – “Viento Bravo” (2017)

melange-viento-bravoProgressive Rock / Psychedelic

(Discos Tere / Beyond Beyond Is Beyond)

 

 

Como esta casa anticipó en el mes de Septiembre, hace un par de semanas salió a la luz el segundo trabajo de los madrileños Melange, quinteto formado hace ahora tres años y que tras su magnífico álbum homónimo, despertó el interés de la audiencia más exigente.

Su combinación de elementos progresivos, folk, un punto de psicodelia y unos aromas étnicos con mucho acento mediterráneo, e incluso andalusí, hace que su obra, cuando menos incite a la curiosidad.

Esa curiosidad tiene su premio en unas composiciones amables, llenas de matices, que los músicos de la banda saben con acierto mezclar. Una formación con gran repercusión fuera de nuestras fronteras, lo cual ya es un punto a tener en cuenta. ¿Por algo será?

Con una fuerte base de teclados “sintetizadores, piano, piano eléctrico, órgano” interpretados por Mario Zamora, se desarrollan las nueve composiciones que contiene el trabajo. Intercambiándose las voces entre Miguel Rosón (guitarras) y Daniel Fernández (bajo), correspondiendo los coros al resto de los componentes, es decir Sergio Ceballos (guitarras y bouzouki, un instrumento de origen griego parecido al laúd) y Adrián Ceballos (batería y percusiones).

El trabajo se abre con “Rio Revuelto”,  atravesando sonidos progresivos setenteros con toques folk a la Andalucía de la época. Lanzado con single, resume el contenido de “Viento Bravo”. Manteniendo en el diseño de la portada el fondo negro, en este ocasión presidido por un lobo ibérico, quizás como premonición del contenido de su música. El artwork corre a cargo de Jorge Liezma.

“Cotard” camina por la senda marcada en “Rio Revuelto”, incidiendo en los sonidos progresivos, ahora añadiendo más elementos jazz, y dándole un aire pastoral e incluso medieval en algunos pasajes, a través de un insistido órgano que precipita en un tortuoso y repetitivo final. Un sonido que evoca el sonido de la banda andaluza Guadalquivir. Dicha esencia andalusí queda patente en “Oxi”, en la que la banda hace un ejercicio de corte trovadoresca con mucho acento andaluz.

melange-band

Instalados en épocas medievales la vena folk de la banda hace acto de presencia en ”Ruinas” con la que angelicales voces folk nos llevan por un zoco de Al-Andalus o cualquier otro lugar con arraigos medievales. Los coros le dan ese aire celestial a la composición que retoma la fuerza a base de punteos de guitarra perfectamente cimentados en un firme bajo. La versatilidad de la banda les lleva a la experimentación vanguardista en su tema “Sempre Avanti”. Aquí lo sintetizadores toman el relevo del protagonismo de una composición que es un ejercicio de audacia, en la que el protagonismo de las guitarras queda únicamente para el cierre.

Sin pausa estamos inmersos en el tema más potente del disco. “Cheroqui”. A través del hard progresivo que se practicaba a mediados de los setenta, el sonido de lavanda sube un escalón en cuanto a contundencia, respecto de los temas que le habían precedido.

El sinuoso camino que nos propone Melange en éste “Viento Bravo” serpentea como sí de un arroyo se tratara a través de bosques en los que igual que el color de las hojas cambia con cada estación, su música se va tornando suavemente de matices conducidos a distintos estilos musicales, pareciendo estar unidos por un hilo invisible entre las pausas de cada tema. Instalado en melodías progresivas se inclina de nuevo a esa faceta más folk del género, tiñendo ahora con pinceladas psicodélicas. “Armas Preparadas” aprovecha otro meandro en el curso, desde el aroma lisérgico del tema anterior, para emprender un despegue sideral con toque de hipnotismo espacial, siempre arropados por las mismas voces corales que ya habíamos escuchado con anterioridad.

“Viento Bravo” se cierra con “Splendor Solis”, en la que embutida en maravillosas y dulces melodías con ritmos jazz de matiz andaluz, como si de nuevo tantas bandas hacen en sus trabajos, cierran el circulo abierto con “Rio Revuelto”, como si ese rio, hubiera adquirido su plenitud y se mostrara esplendoroso en todo su delta como culminación de su odisea serpenteante.

Un disco que representa la madurez de la banda, por la originalidad y experimentación de su propuesta musical. Matices como los que nos podemos encontrar en el momento de su publicación en medio del otoño de cualquier montaña peninsular. Bosques llenos de colores, que se convierten en sonidos con muchas tonalidades. Relajada oferta musical para degustar en la relajación más absoluta y dejar que las melodías te vayan guiando en ese ejercicio de bienestar. Un trabajo muy cuidado, con una notable producción.

 

Facebook || Bandcamp

Error: Embedded data could not be displayed.

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *