Rotor – “Fünf” (2015)

Rotor - Fünf

Psychedelic / Stoner Rock / Instrumental

(Noisolution Records)

 

 

Es inevitable escuchar el hábitat musical que pueden dejar las cósmicas melodías que ofrece una banda de Rotor sin que puedas dejar de pensar en el clásico sonido stoner psych que siempre hemos sabido degustar llegado desde el centro de Europa, pero por encima de todo, de un país que le debo mucho al género en los últimos años, Alemania.

No solo lo hemos visto este año, también es cierto que un sello como Pink Tank Records (residente en Hamburgo) está dando una larga estirpe al género en cuestión, con un buen puñado de jóvenes bandas dónde muchas de ellas han entrado por está puerta número 235.

Hablar de juventud para estos tipos no es exactamente el caso, todo lo contrario, Rotor son todo unos veteranos ya que su fundación ni siquiera forma parte de este nuevo siglo que apenas está despertando. Fue en 1998, en la misma capital del país germano y con la voz de Chris Ende al frente cuando se originaban en el ámbito de la escena psicodélica centroeuropea. Hasta 17 años han pasado y sus trabajos de estudio su cuentan por cinco.

“Funf” es su nuevo retoño que vuelve a dar la plácida bienvenida a estos genios después de cinco años en el dique, por lo que viendo un número tan repetido en sus últimas acciones, que menos de que también sea el más apropiado para llevarlo como título. Son unos pocos los que siguen devotamente a esta banda, poco conocida para muchos creo recordar. Normalmente se suele decir que la primera reacción es la correcta por eso con Rotor no será precisamente la banda que pasa inadvertida por tus oídos. Su complacencia en llevar cálidos pasajes y entremezclarlos con riffs más disonantes les ha creado su propio círculo en esa oscura carretera por la que han cruzado durante todos estos años.

Su hasta ahora dos últimos trabajos de estudio habían dejado una más que gratificante estampa para los berlineses dejando este “Funf”, no solo oculto y de extensa labor en estos últimos años, sino de incalculable codicia por darle su primera escucha.

Rotor Band

Su quinto álbum de estudio es un regreso estelar, una entrada por la puerta grande, larga ha sido la espera para recompensarte en el presente con el sobrio estilo que ellos siempre pueden dejar y siguiendo hacia arriba la tangente que marcaron desde su tercer larga duración. Con una nueva alineación entre la que destacar un segundo guitarrista, Rotor vuelven con una atmosfera mucho más enriquecida ya que la contribución de las dos guiitarras, no hace otra cosa que interactuar de mejor manera la fuerza de la banda, y en este caso la de ambos músicos. Siendo su sección rítmica, como muchos reconocemos hasta la fecha, apretada y de lo más maravillosa.

Trémolos acordes, ecos multicolor y unas líneas de bajo arrolladoras, bienvenidos a su inicio; “Echolot”, magia pura en la línea de sus vecinos Colour Haze. Balanceo contínuo dónde destacar esos picos culminantes que marcan el crujir de sus riffs. La banda fue muy inteligente a la hora de saber elegir los adelantos que promocionaban el disco antes de su lanzamiento. Ambos eran tanto “Volllast” como “Rabensol”, en el caso de la primera arranca con la sueva acústica inicial para romper con lo establecido entre temerosas melodías que pegan con fuerza como uno de los titanes del disco. La cuarta pieza en cambio, ofrece el lado más dulce de los alemanes, angelicales resonancias llevan a las muchas de las influencias que tienen los componentes de Rotor. ¿Lo mejor? Los tonos perfectamente seleccionados que añaden esa mejor sensación para esta gran pieza.

Estos son básicamente los temas que yo más destaco de “Funf”, sin embargo, mucho tienen los músicos por demostrar en su novedoso álbum, véase el caso de los sonidos más orientales que deja “Oktagon”, temas más directos como “Fette Kette” y “Herrengedeck” o la robótica impregnada en la pista final “Weltall Erde Rotor”, dónde vuelven a hacernos recordar las aventuras que siempre nos hacen alegrar el día la banda de Stefan Koglek.

“Funf” vuelve a traer el fresco stoner que los alemanes son capaces de ofrecer, sin ningún tipo de limitaciones, abiertos a su larga amalgama de estilos e influencias, sus brillantes composiciones que siempre y por muy extensas que sean, son igual de amenas. No parece que el tiempo les pase factura a la veterana formación, todo lo contrario, vuelven mejor y con más vigor. Este nuevo trabajo bien puede valer como su obra más consistente hasta la fecha.

 

Facebook

Bandcamp

Web Oficial


 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *