Sonidos Del Ayer; Beaver – “Lodge” (1999)

Stoner / Alternative Rock

(Man’s Ruin Records)

 

Después de algunas semanas de ausencia por nuestra parte, dejando de lado nuestros más nostálgicos viernes en los que de alguna manera sacamos brillo a aquellos discos de peso dentro del género, volvemos a la carga para poner la guinda al pastel en una semana dónde ha habido mucha chicha stoner entre nuestras novedades. Hoy y sin más dilaciones, viajamos hasta Holanda y esos últimos años del siglo XX, dónde en esa esquina del mundo, muchas formaciones del rock arenoso, marcaban algunos de los puntos culminantes del género.

Metidos dentro del movimiento Man’s Ruin Records, y habiendo compartido tablas con bandas de la talla de Queens Of The Stone Age, Kyuss, Spirit Caravan, Rollins Band o The Obsessed entre muchos otros, la llama de Beaver se apagó en el año 2002, justo un año después de la última contribución a una discografía fuertemente recomendada por un servidor del género. Aquel disco se llamaba “Mobile” (reseña aquí) en el que en su día hablamos de él. Hoy vamos dos años más atrás a relatar y hablar un poco de lo acontecido justo dos años antes, ya que sería en 1999 cuando el EP, “Lodge” con algunas de sus canciones más reconocidas, era el que entraría a formar parte en la discografía de Beaver.

De alguna manera, “Lodge” simpatiza mucho con el grunge de Seattle de principios de aquella década, se pueden ver incluso rastros de Nirvana en la sucia apertura “Static”, o más directamente guiños al mítico “Incesticide” en uno de sus temas más famosos, “Tarmac”. El pelirrojillo del Palm Desert estuvo muy involucrado en algunos de los movimientos de Beaver hasta tal punto de producirle su segundo registro, “The Difference Engine” o colaborar junto con su banda Queens of The Stone Age en el split, “The Split CD” del año 1998.

Beaver era muy fan del crujir de sus riffs, y a partir de aquí entrábamos a un universo alternativo dónde el stoner y el grunge de alguna manera congeniaban ideas desde los lazos de la distorsión. En este caso, un EP como “Lodge” es uno de sus mejores portavoces, incluso la banda tuvo una pequeña reunión para reaparecer en la edición del Roadburn Festival del año 2011, pero su legado sigue estando hay como una de las mejores apuestas del vigoroso desert rock de finales de los 90, dónde los ejemplos de grandes trabajos,se pierden la vista ante una larga fila de bandas.

El mítico sello Man’s Ruin Records lanzaría a las calles este único EP de los holandeses en aquel 25 de octubre de 1999. Uno de esos discos que acuda a las citas de componerse en medio de las grandes giras. De ahí nacen las grandes obras de los artistas, bajo la inspiración y la creatividad que se obtiene por los largos viajes en carretera y las reflexiones de llevar y promocionar tu música por todo el planeta. En este caso, Beaver fue un asiduo del Roadburn Festival y a su cita acudió en sus primeras ediciones. Esos eran unos años dónde la marca de los holandeses, era todo un referente. El mismo “Lodge” sería el culpable de que Beaver llevará su directo por primera vez a tierras británicas o incluso cruzar el charco Atlántico para dejar su semblante en territorio estadounidense.

Desde luego “Lodge” quedo catalogado como un EP, pero no deja de ser uno de sus discos más íntimos dónde en pistas como “I Reckon” o “Interstate” se respira una espiritualidad a través de sus diversos cambios de ritmo. Es un trabajo donde la banda completa su sonido siendo más directos en algunos cortes y en otros algo más versátiles. Uno de esos discos para apostar y disfrutar fuertemente por él en este fin de semana que empieza, y viajar un poco hacía la historia del stoner holandés y sus cuantiosos ejemplos a finales del pasado siglo XX.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *