The Bad Light – “Temples” (2015)

The Bad Light - Temples

Hard Rock / Blues / Stoner

 

Primera toma de contacto que tengo yo con estos The Bad Light, power trío desde la soleada California, capaz de juntar los géneros más como el stoner o el doom y darle esos colores y fina esencia llena de matices del buen blues.

Un servidor aquí presente también quiere dar las gracias a muchos de nuestros seguidores por recomendarnos trabajos como este, porque al fin y al cabo, Dios los cría y ellos se juntan, nosotros recomendamos tanto como ustedes y este “Temples” aunque llegue prácticamente sobre la bocina merecía su mención especial para despedir el 2015 como última recomendación a nuestros feligreses.

Prácticamente se puede considerar  un trabajo como “Temples” su debut larga duración ya que la propia banda ha calificado a sus hasta ahora “Marrow Of Sound” y “Onward Downward” como dos primeros EP’s que actuaban como antesala, amasando lo que hoy en día se convierte en mayor expansión, el primer redondo de estos muchachos de Santa Cruz.

“Temples” suena tan fresco como el salitre que te llega el romper de las olas en las playas de California, un exquisito disco para aquellos amantes del rock sin tapujos, de las grandes épocas,  porque en eso mira este disco, en aquellos dinosaurios del rock que hoy en día pueblan nuestras estanterías con sus mejores obras. “Temples” actúa de esta manera, un álbum que si los sacas en los 70 habría conjuntado perfectamente con esos trabajos de la época, sus compañeros de faena, el pequeño nieto que siempre seguía los consejos del abuelo.

The Bad Light BandA destacar ese dueto de voces masculinas/femeninas entre Edu Cerro (guitarrista) y Emily Pegoda (vocalista), ambos llevan esa chispa para que ese frenesí de ruido fangoso, ese stoner se marque perfectamente en sus densos riffs y gran cantidad de slides acordes con el género en cuestión. La mala noticia tal vez sea que uno de sus fundadores, Nathan González, primer batería, no este junto al resto de la banda para celebrar lo que hoy en día se reconoce como un sólido proyecto al que alzar su vista con un futuro prometedor y es que aunque The Bad Light sentarán sus primeros fundamentos en el garaje del mencionado batería en los alrededores de 2009, la banda ha conseguido saber llegar a buen puerto y tras su abandono, un primer intento con Corey Porugh, sería al final Dana Shepard quién llenaría ese vacío definiendo la alineación principal que hoy conocemos y gran culpable de este notable “Temples”.

Un disco que denota esa denominación de origen en piezas como “I’d Rather Be Alone” o “Arrows” pistas que marcan la tónica general del disco del que apareciera salido de los cantos a capella en medio de aquellos campos llenos de algodón. Tiempo para la reflexión con la canción final “Black Hole Hum” un segmento que se empeña en seguir el significado de su título, ese agujero negro dónde se introducen unos más que reflexivos músicos para dejarnos volar, sentir su música, notar el vaivén de tu cabeza, el tarareo de tus pies y manos, vivir y amar lo que ellos hacen.

La sensación Lo Fi que mantiene todo “Temples” es sin duda la nota predominante, el espectro que nunca se va pero a su vez es un arma de doble filo porque los más exigentes lo pueden tildar de repetitivo y tal vez tengan sus razones, pero nos olvidemos que estamos ante el debut larga duración de estos californianos y que su fiesta solo acaba de empezar. Es muy posible que su siguiente paso, te coja por sorpresa y se convierta en tu nueva banda favorita. Los cimientos ya están puestos, ahora solo hay que ver su evolución porque a esto lo llamo yo un comienzo alentador para una banda que viene a dar guerra y gritar de rabia.

 

Facebook

Bandcamp

Soundcloud

Web Oficial

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *