Epílogo y agradecimientos…

epilogo-y-agradecimientos-2017-la-habitacion-235

 

Llegamos a otro 31 de Diciembre y como siempre, muy formales ante todo, queremos dar nuestro epílogo final lleno de agradecimientos para aquellos fervientes seguidores que nos siguen a diario, como el pan de cada día. Al fin y al cabo, ustedes sois los únicos que hacen que “La Habitación 235”, siga existiendo y extendiendo su labor.

Ha sido un año muy duro para un servidor aquí presente, económicamente se ha pasado por el peor estado de mi vida, de tal manera que hasta hace tan solo unos días, si la cosa no hubiera cambiado, este mensaje más que unos agradecimientos, sería una despedida y posterior cierre definitivo del portal, ya que no se podía acarrear con los costes.

El tiempo siempre acaba dando la razón a muchos, y también es verdad que con esfuerzo y muchísimo trabajo, los resultados tarde o temprano llegan. A mi me costaron, pero lo importante es que han llegado, y ahora toca afrontar una nueva etapa en la vida, dónde las expectativas vuelven al punto de origen.

La eterna ayuda de mi pareja y mi pequeño, siempre están ahí, sin ellos no soy nadie y les doy miles de gracia por tener que aguantarme a diario. Es muy difícil llevar familia, trabajo y web a la vez, realmente yo no se lo aconsejo a nadie, muchas horas delante del ordenador, gestionando conciertos, hablando con bandas, sellos, preparando entrevistas, la programación de cada día, todo el contenido del mismo. Todo ello resumido a dos horas que tienes que tragar como mínimo a diario (de lunes a viernes). Pero es verdad que el valor de la música para mí es incalculable y al fin y al cabo, “La Habitación 235” es un escaparate de mis gustos y mis fervores, mis hobbies y mis pasiones, en todo su esplendor.

Dejando de lado el terreno personal, infinitas gracias por el equipo con el que cuento para la web, unos han estado más activos este año, y otros no tanto. Al fin y al cabo, no cobramos ni un céntimo por esto, y tampoco somos periodistas cualificados, tan solo cuatro degenerados con un amor infinito por el rock y todo el contenido que plasmamos a diario en la página, con las ilusiones de un niño pequeño cuando preparamos los artículos y disfrutamos de la música que, después de todo, nos hace despertar los sentimientos que luego escribimos.

Agradecimientos también para todos aquellos compañeros que han estado en su tiempo trabajando para nosotros, y que por un motivo u otro, han tenido que abandonar el barco. Como siempre les digo, “La Habitación 235”, es una puerta que siempre permanecerá abierta para todo aquel que ame e idolatre este género, es nuestro principal mandato con promesa.

También queremos responder por todos aquellos sellos discográficos, las propias agencias publicitarias que nos envían el material a diario o las tantas promotoras de conciertos y/o festivales, que hacen más fácil el trabajo de “La Habitación 235” para todo nuestro equipo que se encuentra en las 4 esquinas del planeta. El placer de mezclarnos en vuestra gran labor, siempre será infinitamente nuestro.

Llega un 2018 con nuevas ideas, misma ambición, pero un horario más recortado para trabajar en este pequeño rincón de mi cerebro trasladado al cosmos internauta. Siempre fiel a mis principios, la web al menos seguirá un año más, lo que nos depare el futuro, solo el tiempo lo dirá.

¡¡Feliz año a todos amigos en la distancia!! Nosotros volveremos a la carga el próximo martes día 2 de Enero.

 

Rubén Herrera

 

Facebook Twitter Plusone

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *