Venus Sleeps – “Remnants” (2019)

venus-sleeps-remnants

Stoner / Doom Metal

 

 

Segundo asalto para los irlandeses Venus Sleeps como colofón a la semana en este viernes, y adentrándonos nuevamente, en su nueva epopeya del mal, un cóctel viscoso para resumir el mejor y más maligno stoner/doom, con esas gotitas de ácido siempre peculiares en las texturas de unos músicos que han tardado casi 5 años en darnos otra acalorada embestida, pero que ya están aquí para que volvamos a disfrutar de su hipnotismo macabro.

“Remnants” es el nombre de este segundo vástago, un disco con piezas que fueron grabadas en 2017, que algunas de ellas han sonado en los directos de Venus Sleeps desde entonces, pero que le han costado sudor y lágrimas para llevar la mejor puesta punto del disco en su grabación final.

Como se suele decir, todo esfuerzo tiene su recompensa, y una formación como Venus Sleeps es muy necesaria para la comunidad del sonido pesado europeo. Básicamente me ciño a estas palabras, porque dentro de la prole de este género, una banda como ellos se alejan, en cierto modo, de algunos convencionalismos que han caído en la repetición y monotonía de muchos. En este caso, Venus Sleeps siempre ha tenido las ideas bastante claras, con una base muy tradicional y un gran respeto por sus antepasados, pero también con una fiereza en sus canciones y buen control de sus dominios, siempre orquestado por una mente visionaria como es la de su fundador, Sie Carroll.

venus-sleeps-band

Diversos matices dan el mejor de los ejemplos de cómo hacer un disco con estos ideales sin caer en la extensa monotonía que acaba abatida en casos anteriores en un rápido olvido. Esto no ocurre aquí, es dónde Venus Sleeps marca la diferencia, arropados por la deidad del riff más extenso como es el caso de la primera “Pillars”. Venus Sleeps hacen de alumnos de la vieja guardia con aires de grandeza y ambición. Un ADN por parte del combo británico bastante ambicioso y que rápidamente en tramos como los de “Tides Of Ash” bien puede representar el arte de su portada, enfundándose el traje de los Neurosis de los 90 para ofrendarnos con otra acometida acentuada de este “Remnants”. Claramente se puede palpar como la banda se deja seducir por el encanto de los titanes de Oakland, y añaden esas especies alucinógenas que se pierden entre las reverberaciones más acertadas. En otros aspectos, “Forgotten Sentinel” es la mejor versión de los Venus Sleeps más recientes, caracterizados por eses lamentos de Carroll en las voces pero con una buena clase impartida por los dioses del pasado en el estilo. Desde este punto, los músicos se hace una gigante bola de hierro, en compases tímidamente progresivos que esperan a su acto final, la recreación en la grandeza del señor riff. Es en este instante, dónde se presentan los mejores momentos atmosféricos de esta entrega. Algo parecido pero también más tormentoso, despierta el mal en “Dust”, con un Fergal Malone con mayor labor en los parches. El tema en sí poco a poco se va desvaneciendo en ritmo pero no así en contundencia, llevándonos por un decrépito instrumental de lo más agonizante.

El final del disco, desde mi punto de vista, guarda lo mejor del mismo, y es en pistas como “The Temples Shade”, dónde la fortaleza irlandesa se hace inmensa. una masterpìece que en años venideros será recordada como una de las grandes gestas de la banda, sirviendo de frontera entre su anterior lanzamiento y este nuevo “Remnants”. Espectaculares 11 minutos con los que nos brindan estos artistas, poseídos por el blues más infernal, con unas líneas de guitarra maravillosas y guiadas fatídicamente a ese remolino que va ceñido al flujo melódico entre tonalidades demoníacas, incomprensibles, lejos de la existencia… desde el inframundo.

Con “Call Of The Sun” se llega al final del mismo, una pista que ya adelanta una producción algo más tosca, ideal para este género fangoso en sí, pero pocamente refinada para el que quiera entrar en detalles. Independientemente de esto, el desarrollo de la banda en su peculiar reconstrucción de capas, vuelve a ofrecernos su imagen más apocalíptica pero también más versátil. Aquí, ya entramos en esa fase de pérdida de la conciencia en su decaimiento final, perpetrando en un bucle de locura instrumental para volver todo hasta donde empezó. Enorme broche de oro para el final del redondo.

Lo nuevo de Venus Sleeps, dando una vista superficial del mismo como impresión final, suena menos pesado que su anterior entrega y si más afilado. Un álbum mucho más oscuro y tenebroso, alejándose en cierta medida de los patrones del stoner y si visto desde esta vez, por ese arraigue afanado al doom de la vieja escuela. Desde esos timbres similares al bueno de Ozzy en la labor de Carroll, hasta buena parte de su lírica, muy concentrada en el ocultismo que ya despierta desde su inquietante portada. Dicho esto, Venus Sleeps asesta con fuerza su martillo del doom, dentro de un halo místico dónde su ominosidad nos lleva a su servidumbre para guiarnos por un tétrico castillo en ruinas dónde las imágenes más tenebrosas y los demonios del pasado, hacen acto de presencia.

 

Facebook Venus Sleeps

Bandcamp Venus Sleeps

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *