Ecos De Sabbath; Beastmaker – “Lusus Naturae” (2016)

 

 

Y con la noche de Halloween a la vuelta de la esquina, pongamos la banda sonora apropiada a este cierre de semana, aportando un nuevo capítulo en honor al legado plasmado por las eternas huestes de Birmingham en su sección más señalada, “Ecos De Sabbath”.

El debut de los ya extinguidos y echados en falta Beastmaker, se convierte en nuestra protagonista para la tarde-noche de este viernes, haciendo irrupción en la cosecha del 2016, muy buena por cierto, alargando aún más la grandeza de los británicos que miraban con buenos ojos a otro de sus discípulos.

Desde Fresno enseñaban los dientes este monstruo de tres cabezas con el notable “Lusus Naturae” y esas 14 pistas bien compactadas en las mejores vertientes del stoner/doom más sabbathico, como ejemplar debut para estos norteamericanos.

Desde un título que evidencia su naturaleza friki, Trevor William Church descubría de esta manera su poder a las 6 cuerdas, dejándonos todo un repertorio como verdadera revelación durante aquel año. Después de todo, si hay algo que no le falta a este álbum es la aportación de una docena de los riffs más asesinos que rinden culto a la escuela Sabbath de principios de los 70, bajo la teatralidad más terrorífica y toda la pesadez que puede adoptar una banda del sonido pesado.

Pongamos como ejemplo pistas como “Skin Crawler” o “Arachne”, canciones dónde esos pesados riffs, irresistibles en su buen hacer, se intercambian entre sí dejando por otro lado los momentos más psicodélicos, dónde esa espeluznante sombra abarca las penumbras de “Find The Stranger”.

Si miramos la propia canción que lleva el nombre del álbum, es impensable no apartar tus pensamientos de una obra como es “Master Of Reality”. Sin embargo, otros clásicos instantáneos que la banda usaría como buenos rompientes en sus directos se transforman en los momentos de “Mask Of Satan” o “You Must Sin”.

El poder que desató este “Lusus Naturae” despertó una de las mejores vibraciones del 2016, y aunque Beastmaker haya parado su actividad por momentos como este redondo, es cuando más se le echa de menos, porque evidentemente, madera no les faltaba.

Supongo que el simple hecho de impresionar la figura de Lee Dorrian para ficharlos en su roster, es una razón de más, aunque esta sea de mucho peso, para creer en un disco como “Lusus Naturae”. Un heavy metal de lo más retro, bien definido sobre el plantel agregando una dinámica que se expresa en ese interés de los riffs más característicos.

Desde luego, en su día no ofreció nada nuevo que digamos, pero evidentemente da al público lo que quiere, e incluso esas campanas que suenan en sus inicios, le deja como un buen componente para estos “Ecos De Sabbath”.

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *