Ecos De Sabbath; Stack Waddy – “Bugger Off!” (1972)

 

Cerramos la jornada con una nueva entrega de “Ecos De Sabbath”, otro de esos discos de culto guardados para mucho en el anonimato, oscuro y vasto imperio de los 70, de esas formaciones de corto plazo de vida, pero con pocos discos que a la postre, sentarían los principales fundamentos del género pesado.

Siempre con esa reminiscencia detrás al legado de las eternas huestes de Birmingham, dentro el mismo imperio británico, de las tantas y tantas formaciones de por aquel entonces, desde el cielo de Manchester salían unos incorregibles Stack Waddy, impregnado esa esencia proto blues de la que un disco como “Bugger Off!” forma parte de nuestra mirada a esta señalada sección.

¿Se imaginan a una banda en pleno directo con un cantante increpando al púbico presente si este no estaba en sintonía con ellos? ¿Subiendo la mayoría de las veces a las tablas con una tromba del copón? Desde luego, de vergüenza iban escasos, pero son tantas las anécdotas que reúne esta banda, formada a finales de los 60 y con tan solo dos discos de estudio (este “Bugger Off!” llegaría con la banda ya disuelta) y explayando una marca que a pesar de tener esa propiedad blues fangosa, también tendría para citar a sus muchos exponentes y realizar su particular homenaje en sendas versiones.

Estos eran Stack Waddy, una banda que rápidamente no tardó en crearse enemigos, y que muchas discografías prescindían de ella, ya que no era mirada con buenos ojos, hasta que un día apareció la figura de John Peel, uno de los tantos cazatalentos de la época, conocido por ser uno de los DJ’s más conocidos de Inglaterra y todo un apasionado de aplicar la mayor distorsión a los amplificadores. Peel crea una compañía discográfica llamada Dandelion Records y es a través de ellos cuando lanzan en 1970 su debut homónimo.

A partir de aquí, Stack Waddy empieza a recoger halagos y críticas positivas por parte del respetable y de los propios medios, hasta que a finales de 1971, la banda entra en el estudio y se merienda en 5 horas toda la producción de “Bugger Off!”. El mismo no se editaría hasta unos meses después, ya en territorio 1972 y con una banda que por desgracia se había disuelto.

Anécdotas a un lado, el semblante de Stack Waddy es único, con un blues demoledor, tirando de armónicas y conteniendo versiones como las de “I’m Your Hoochie Coochie Man” o “Your Really Got Me” de The Kinks, entre algunas otras. También se recoge un bonus track que forma parte para la pista “Mama Keep Your Big Mouth Shut”, en otra de esas marcas blues de los de Manchester.

Poco más que añadir que no sea disfrutar de este blues empapado en esa mezcla proto metal totalmente adictiva, y provista de su zona de origen. Stack Waddy son una banda para alegrar las noches, todo un disco de culto, oculto para muchos, unos maestros de la improvisación y las sesiones en una sola toma. Si por aquí hay gente que odie a las bandas de covers, Stack Waddy llega en este viernes para cerrar bocas y crear entre sus canciones, un equilibrio entre su propia originalidad, y los homenajes a las figuras mayúsculas del rock de antaño.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *