Jimi Hendrix, único en su especie

Corría el 27 de Noviembre de 1942 cuando en el King County Hospital de Seattle (Washington) nacía una de las leyendas mas importantes de la música, la persona mas influyente en su estilo y el gran revolucionario de la guitarra eléctrica. Nacido con el nombre de Johnny Allen Hendrix, sus padres decidieron cambiarle el nombre a los 4 años de edad, por el de James Marshall «Jimi» Hendrix, en honor a la muerte de su tío Leon Marshall Hendrix. Crecido en un barrio pobre y de infancia traumática familiar, su padre le compra una guitarra acústica de segunda mano, con la que el pequeño James aprendió a tocar a los 11 años de edad. En 1959, le compró la primera guitarra eléctrica. Jamás estudió música, fue un artista autodidacta. No fue muy reconocido por sus letras, gracias o por desgracia, a su habilidad y destreza con la guitarra, pero escribió grandes canciones. Comenzó a actuar en público en 1962 con el grupo King Casuals. Tuvo relativo éxito, y fue contratado por Little Richard, hasta 1965. A partir de ese año, formó su propia banda llamada Jimmy James and the Blue Flames, con la que se sucederían los éxitos y el trabajo sin descanso, explotado por sus representantes musicales. Se descubre a un músico adelantado a su tiempo, ambicioso y convencido de su destino, con una inestable e incomprendida estancia en numerosos grupos de rythm & blues. Era un extraño en su mundo, nunca fue aceptado completamente por su gente y tuvo que emigrar para alcanzar la fama.

Grandes maestros de aprendiz pasaron por su vida Wilson Pickett, James Brown, Ottis Redding o Little Richard por nombrar algunos que constituyeron un proceso de aprendizaje eficaz para su futuro. Otros aspectos de la vida de Jimi fueron, su apasionada vida sexual y su vinculación con las drogas. Las mujeres se convirtieron en una rutina, tuvo varias novias, algunas al mismo tiempo. La excitación que causaba entre las mujeres era tal, que las groupies hacían cola en la puerta de su casa para poder acostarse con él. Entre sus conquistas más famosas están las de Brigitte Bardot y Janis Joplin. En cuanto a las drogas, empezó a tomar pastillas para poder cumplir con su recargada agenda y con el tiempo fueron a mayores las sustancias que ingería, sin olvidarnos del alcohol, elemento que lo transformaba en una persona intratable y que desde niño estuvo presente en su contexto debido a la afición por la bebida de sus padres.

Entre sus curiosidades siempre fue famosa su alegación a su falsa homosexualidad para licenciarse en el ejército y escapar de la cárcel. El discreto ambiente de su niñez también contenía elementos que resultarían decisivos en su vida, como tener la posibilidad de escuchar a los grandes intérpretes del blues, a quienes imitaba con una escoba, primero, y posteriormente, con una guitarra de una sola cuerda. En el barrio había algunas familias con inquietudes musicales que improvisaban actuaciones en los sótanos y porches de las casas y que se resultaron ser sus primeras lecciones de música. Pero sin duda, sino es la mejor de sus curiosidades si es la mejor anécdota cuando un encuentro entre Jimi Hendrix, Jim Morrison y Janis Joplin, durante una actuación del primero, el cantante de The Doors, que se encontraba entre el público totalmente borracho, cogió el micro y empezó a insultar al guitarrista, Janis, disgustada por la actitud de Jim, cogió una botella de whisky y se la estrelló en la cabeza. Es una escena tragicómica con protagonismo de tres grandes talentos de una generación de músicos, tres almas que acabarían perdidas casi al mismo tiempo, a la misma edad y por las mismas causas, las drogas. Tres días después del funeral de Jimi Hendrix, Janis Joplin falleció en Hollywood por una sobredosis de heroína. Nueve meses después, Jim Morrison moría en París de un ataque al corazón, provocado por sus excesos con drogas y alcohol. Al igual que Jimi, tanto Janis como Morrison, tenían 27 años.

Recorriendo un poco el árbol genealógico del maestro de las seis cuerdas, nos situamos junto a una familia de numerosos hermanos que eran donados en adopción porque era imposible criarlos por parte de unos padres de carácter desestabilizador e imprevisible. Su madre, desaparecería de su vida muy pronto debido a los estragos del alcohol, dejando un profundo vacío durante toda la existencia del músico. Vestía de una forma muy modesta, llevaba mocasines destrozados con agujeros en la suela y rara vez tenía almuerzo para llevar a la escuela. No era extraño verle en la parte trasera de la hamburguesería, a la hora de cerrar, para recoger las sobras que se iban a tirar a la basura.

En 1966 Chas Chandler, el bajista del grupo «The Animals», se convirtió en su representante y le convence para ir a Londres, donde había entonces un gran movimiento musical. Juntos crearon el grupo The Jimi Hendrix Experience, con Mitch Mitchell a la batería y Noel Redding al bajo eléctrico. El grupo debutó en París en 1966 y realizó giras por numerosos clubes del continente europeo, así como de Gran Bretaña (1966-1967). Tuvieron un éxito inmediato y canciones como “Hey, Joe”, “Purple Haze” y “The Wind Cries Mary” se situaron en los primeros puestos de las listas de éxitos británicas. Realizó una actuación estelar (quema de guitarra incluida, durante «Wild Thing», el último tema de la noche) en 1967, en el Festival Pop de Monterey. También actuó, en diversos Festivales durante 1969, en el de Newport y en el «Woodstock Music & Art Fair», donde tocó una histórica versión eléctrica del himno estadounidense como protesta a la guerra del Vietnam y que aquellos que no aceptaban la actuación de su gobierno eran también ciudadanos estadounidenses. Fue un concierto épico y uno de los más fantásticos de su carrera. En 1969 se disolvió «The Jimi Hendrix Experience» y montó un nuevo grupo llamado «Band Of Gypsys» («Banda de Gitanos») con Buddy Miles en la batería y Billy Cox en el bajo eléctrico.

A su regreso a Estados Unidos, Hendrix actuó en el Festival Internacional de Música Pop de Monterey (1967), donde interpretó “Wild Thing”. El largometraje Woodstock (1970) recoge su participación en el famoso festival de música de 1969. Su estilo, con sugerentes giros melódicos, ritmos enérgicos y sonido amplificado, así como su costumbre de romper las guitarras que utilizaba en los conciertos, convirtieron sus actuaciones en espectáculos polémicos y enormemente populares. Su versión de “The Star Spangled Banner” (himno nacional estadounidense), en la que tocaba la guitarra con los dientes, se convirtió en una leyenda. Cuando estaba grabando su cuarto álbum «First Rays of the New Rising Sun», en la madrugada del 18 de septiembre de 1970, Jimi Hendrix ingirió una mezcla de somníferos y alcohol y murió al parecer por aspiración de vómito. Años después y tras unas cuantas investigaciones se supo que en realidad, el músico no había muerto en el acto y con su propio jugo gástrico si no que en realidad cuando lo llevaban en la camilla James Marshall quería girar la cabeza para poder devolver en el piso y el enfermero colocó su cabeza fuera de la camilla causando así su atragantamiento y fallecimiento. Existen difentes versiones sobre su muerte, aunque no están probadas oficialmente. Fue enterrado en su ciudad natal.

Jimi Hendrix es uno de los guitarristas más influyentes del siglo XX a pesar de que sólo contó con cuatro discos de estudio editados en vida: Are You Experienced? (1967), Axis Bold As Love (1967) y Electric Ladyland (1968). En el año 2003 la revista Rolling Stone, le describe y elige como el mejor guitarrista de todos los tiempos.

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *