Marblewood – “S/T” (2014)

Psychedelic Rock / Blues

 

 

El debut de los suizos Marblewood será una de las sorpresas más mayúsculas que nos deparará en un año, que como se veía venir, va a marcar un hito en el género musical. Su primer larga duración es todo un descubrimiento por mi parte y una verdadera revelación como banda. La consecución al resultado de la suma de músicos tan cualificados como experimentados.

Sonidos y estilos que chocan con múltiples improvisaciones musicales y largas jams instrumentales a un nivel muy alto. Una supernova musical en constante evolución, solos de guitarra mayúsculos, enfrascados en un blues rock magistral que se mezclan con los mejores ritmos de jazz y la psicodelia electrónica que llevan a cabo esta banda suiza.

El año pasado salió del mismo país algo tan hermoso como aquel “Haze” que hicieron sus compatriotas Black Willows, la música de Marblewood nada tiene que ver, mientras los primeros se adentraban es un estilo intenso tan denso como pesado, la belleza hipnótica que radica en una banda como la que presentamos hoy, se centra en ese toque retro y su exquisito estilo que lo único que puede hacer es llamar a las puertas de nuestra nostalgia particular.

Su homónimo debut es una verdadera experiencia extra sensorial de sonidos atemporales más allá de las iluminaciones que puede aportar las tendencias actuales. Marblewood lo componen Marc Walser (guitarra y voz), Dave Zurbuchen (batería, teclados y voz) y Arie Bertogg (bajo y voz).

Rock clásico en todos los sentidos respaldados por unos teclados sublimes y grandes voces. Escuchar Marblewood es remontarnos a los primeros años de bandas como Deep Purple o Uriah Heep. Eso es “Hit The Brakes”, una delicia de canción que funciona como uno de los pilares principales de este colosal álbum.

“Splendour” es como imaginar a The Doors asociándose con Ted Nugent y los propios Deep Purple, mientras el órgano fluye, el estilo de Nugent a la guitarra te asesina sin piedad en una verdadera atmósfera cargada de psicodelia que canta el estilo retro a los cuatro vientos. La voz de la invitada Sarah Weibel emana su dulce cantar en los primeros compases del tema, aparte de aquí la banda se inyecta una buena dosis de adrenalina para mostrarnos una de las partes más vertiginosas del disco donde la banda hace oficio de su particular calidad

La inicial “Kailash” despierta un blues único. Excepcional Marc Walser a la guitarra con esos punteos enormes. “Postwar Apocalypse” refleja la grandeza del disco con una impresionante sección rítmica que va subiendo y bajando, tocan como si fueron los hijos mayores de Deep Purple que ya han alcanzado su madurez. Jodidamente sublime y explosivo final de canción con un bajo que quita el aliento.

 

El lento blues que solía hacer un grande de la escena como era Gary Moore, se despierta como homenaje hacía él con la enigmática “Silence”. Una vez más tanto Marc Walser a la guitarra como Dave al órgano están inconmensurables. Entre punteos a la guitarra, los continuos wah wah al pedal y esas notas largas al órgano reflejan otro de los grandes clímax en otro gran ejercicio instrumental de la banda.

Encima los suizos tienen los huevos para regalarte un bonus track en medio de este deleite musical. Por si te habías quedado con las ganas, después de haber escuchado algo que tiene que pasar meses para que se repita algo igual, Marblewood cierra con la adicional “In The Beggining”. ¿Declaración de intenciones en ese título para lo que nos puede avecinar la banda en un futuro? Tan sólo el tiempo lo dirá. Más de 21 minutos que resumen lo anteriormente escuchado, una mayúscula joya de la música contemporánea.

Pocas voces en un disco prácticamente instrumental, los de Zurich se mezclan con los sonidos todopoderosos de talentosos y clásicos del género como King Crimson, Pink Floyd y los citados Deep Purple. Riffs monolíticos, ácido sonido y la belleza del sentir esos pasajes conmovedores.

La mayor recomendación que les puedo dar en lo que llevamos de año y el mejor consejo, que no es otro que el escuchar este disco con detenimiento. La calidad es magistral y la cantidad de detalles que tiene son innumerables.

No es ninguna coincidencia que el humo blanco que emulan las torres de su portada, señalen la llegada de un nuevo amanecer. Una banda de garantías por la que apostar de ahora en adelante, su trabajo es de obligatoria adquisición y confirma el potencial con el que vienen las bandas para este mes de Febrero.

Si hace unos años nos enamorábamos de aquel debut inmenso de los alemanes Samsara Blues Experiment, así como en el 2012 los portugueses Black Bombaim los bordaron con su espectacular “Titans”, es ahora Marblewood quién hace lo propio. A estos no va a ver quién los baje del pódium final, el problema aquí es que estamos empezando el año y cada vez el cerco se irá estrechando más y más. Este disco es único e irrepetible, el sobresaliente se les queda corto y se va a quedar como uno de los discos con más puntuación de la página. Lo dicho, único… Os adelanto a la voz de ya, que si tenéis 75 minutos libres los uséis de buena fe para escuchar está jodida obra maestra. Me lo agradeceréis…

 

Facebook || Bandcamp || Web Oficial 

Error: Embedded data could not be displayed.

Facebook Twitter Plusone

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *