“Born Demon” devuelve los mejores tiempos de Sahg

 

Seguimos recargando fuerzas a través de ese heavy metal que continúa en esta jornada de martes disfrazándonos de sus momentos más tradicionales al género. Un día con cierto sabor a nostalgia y a los años dorados del género que en muchos aspectos, son muchas de las formaciones del norte europeo, las que aún siguen rindiendo con reverencia aquellos tiempos, y llevando esa autonomía hasta los días del presente.

Desde luego Sahg es uno de sus ejemplos más idóneos, llevando una constancia que nace en los primeros años de este milenio con su primer y más sabbathico trabajo “I” (reseña aquí) y una continuación con “II” que muy pronto entrará en nuestra sección de “Ecos De Sabbath” para contar más detalladamente otra de esas alabanzas de los noruegos en su primera época.

Los años han pasado, con ciertas renovaciones en el seno de estos Sahg, es verdad que las diversas disqueteras que han apostado por los nórdicos poco a poco les ha llevado a una mutación dónde ese semblante doom de sus primeros trabajos, ha sido suplantado por un refinado heavy metal, más elegante y detallista, que les ha llevado hasta su nuevo “Born Demon”.

Desde mi punto de vista, hay un punto clave en la carrera de Sahg que se llama “Delusions Of Grandeur” (reseña aquí), y es en ese año 2013 dónde la banda alcanza una madurez mayormente definitoria que poco a poco les ha ido guiando por ese camino que ahora culminan con esta sexta entrega.

Muchos puntos a tener en cuenta, desde esa historia que cuenta a la mujer que abandona su hijo en la profundidad del bosque por haber dado a luz al mismo demonio, hasta llevar esa reforma de los propios noruegos a presentarse en esta sexta parada únicamente como power trio. Desde luego la carrera de la banda no ha estado libre de obstáculos y supongo que entre tantas adversidades, Sahg ha sacado lo mejor de sí, originándose en 2004, en plena ebullición del metal extremo noruego, mientras Iversen y los suyos apostaban por un género más clásico.

Cuando escuche la propia canción principal de este nuevo álbum, note como Sahg, en cierta manera, volvía a sus orígenes más rocosos, mezclando la fortaleza de un buen riff rebotando entre la inmensidad pero también llevando ese binomio doom/heavy metal, a la fusión más recordada de ellos. No me equivocaba, ya que esa exploración ha llevado a este “Born Demon” a ser el mejor escaparate para representar la discografía de la banda en toda su existencia.

Con esto quiero decir que después de un tiempo sin escribir, a lo que hay que sumar la salida de su guitarrista Ole Walaunet, Sahg vuelve a sus tiempos más recordados con “Born Demon” un álbum lleno de fuerza y llevando ese relleno de vibraciones Sabbath en toda su carrera hacía momentos como los de “Black Cross On The Moon”.

De hecho, es la banda quién produce este “Born Demon”, y con ello saca un sonido tan distinguido que yo es la primera vez que lo escucho en los últimos 10 años por su parte, haciendo que ese glorificado heavy metal, aquí adquiera una esencia ejemplar y ponerlo como ejemplos incuestionables en “Fall Into The Fire” o “House Of Worship”.

También hay que tener en cuenta que el punto de composición de la banda, deja ejercicios de duración más estándar, pistas algo más cortas que en anteriores ocasiones, sustituyéndolas por un valor mucho más enérgico en sus ejecuciones, momentos frenéticos como los de “Evil Immortal”, dejan de lado las complejidades por el valor significativo de un buen riff como eje de sus canciones.

Digamos que los Sahg más ingenuos vuelven para llevar esa sencillez y devolverla a sus tiempos más recordados. Con todo esto, las míticas voces de Iversen, y toda la fuerza más reconocida en la carrera de los noruegos, impera en uno de sus discos más pegadizos hasta la fecha mostrando esa agilidad desde su perspectiva más creativa.

 

Facebook Sahg

Web Oficial Sahg

Web Oficial Drakkar Entertainment

 

 

 

Facebook Twitter Plusone

 

Banner La Habitación 235

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.