“Immersion”, el sofoco implacable de Primitive Man

 

 

En vísperas a recibir a nuestro DISCO DE LA SEMANA, nos sumergimos al horror de los músicos de Primitive Man en esta tercera entrega suya, lanzada el pasado viernes bajo el alero de Relapse Records.

“Immersion” abre sus puertas al horror más cierto de esta impetuoso power trío de Colorado. Con una discografía tan solvente dentro de los estrechos y enfermizos recovecos del sludge, como para convertirse en la actualidad en una de las piedras angulares del estilo.

Este es su patio de recreo, lleno de atmosferas asfixiantes y agonizantes voces guturales, todo bajo una catarsis claustrofóbica de la que claramente se desmarcan del resto del pelotón para convertirles en extremadamente especiales.

Aunque en este 2020 cumplan 8 años de actividad, el infranqueable power trío de Denver lleva en su discografía una gran colección de splits con numerosas bandas, en el apartado que más hace crecer su discografía. Hasta 4 fueron las entregas en este formato durante el 2014, llegando en los tiempos actuales a completar 8 de ellos, el último el pasado 2018 con la banda Unearthly Trance.

Evidentemente son unos tipos estrictos en sus ideas, pero es verdad que “Immersion” ha tardado 3 años en aparecer tras el fulminante “Caustic” del 2017, por el que ganaron un peso cualitativo entre el vasto imperio underground.

Nuevamente las sonoridades destructivas vuelven a ceñirse sobre nosotros mostrando toda la crudeza más reconocida de Primitive Man. Todo se mueve bajo un halo de destrucción y movimientos sísmicos desde su apertura en “The Lifer”, con toda esa materia pesada de los norteamericanos, comandadas por las olas de distorsión impuestas por Ethan Lee McCarthy y Jonathan Campos en los mástiles.

Bajo un mundo apocalíptico, es prudente subir el volumen para aclimatarnos a su hábitat más enfermiza, con ese continuo bombardeo, implorado por una bestia moribunda como es Joe Linden. En una pista como “Entity” radica la pureza en toda su mugre de “Immersion”, el arte que circundan en tus peores pesadillas, arremete como el mayor de los tormentos y dónde esa misma tempestad, aquí abre el telón a otro nuevo nivel para mostrarnos la evolución más precisa de lo que es Primitive Man en la actualidad. En el caso de “Menacing” vuelve nuevamente a remarcarse la figura del batería en esos peculiares blast beat como abatimiento al black metal. El trote iniciado por una serie de batallones de riffs en el tramo medio del corte, es para darles de comer aparte.

Pasando el infinito de sus pensamientos con la ambiental, angelical y disonante «∞», dentro de su marco más propicio, el final de este descenso a los infiernos de Primitive Man lo encabeza “Foul”, una reverberancia llegada de tiempos atrás cuando “Caustic” o “Scorn” primaban los principales fundamentos de esta imperial fortaleza de la celestial distorsión. Una nueva devastación mezclada por ritmos venenosos, a la que considero la pista más versátil del redondo. “Consumption” da un mayor significado a su predecesora, alejándonos del pantano monocromático de la primera parte del álbum, por un final de acto mucho más progresivo, dónde sacar las diversas virtudes de unos Primitive Man preponderantes desde todas sus vertientes.

Poseídos por el sofoco implacable en el gran pesar de sus tinieblas, Primitive Man vuelven a demostrar porque son una de las bazas más incuestionables del sludge metal. Una recarga de odio y malevolencia a un nivel superior del que jamás si quiera cualquier otra banda, pueda calcar en años venideros. Dueños de otros reinos inalcanzables en su conquista, “Immersion” vuelve a levantar la animadversión más reconocida bajo el estremecimiento más depravado.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Primitive Man

Web Oficial Primitive Man

Web Oficial Relapse Records

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *