Jerico y la acidez del humeante blues en su carta de presentación; “Stonelake Sessions”

 

 

Un pequeño corto recibido en las últimas horas como previa a nuestra RESEÑA DEL DÍA, y que sin duda, despertará el entusiasmo de los fieles devotos del psych blues con un buen índice de fuzz entre sus tripas.

A estas alturas y si nos están siguiendo desde esta mañana, ya sabrán que este martes se lleva 3 reseñas de un sopetón, bienvenido Octubre, tu castigo siempre será divino.

Dentro de una psicología blues con olor a barrica, se abren hacía nuevos horizontes estos finlandeses, directos desde una ciudad provechosa y nutrida para la escena nórdica como es Tampere. Es un hecho que bandas vecinas como Demonic Death Judge o Black Royal, por citar los innumerables ejemplos que hemos documentado en estas entrañas de la 235, sigan alimentando la versátil escena finlandesa.

Aunque realmente, estos no pertenecen al sonido pesado dentro de las vertientes stoner/sludge/doom y sí que son más provenientes de ese blues psicodélico, resulta totalmente atractivo en este “Stonelake Sessions”, en lo que significa el estreno y posterior carta de presentación de una banda como Jerico.

Bajo esta marca única como mejor sello personal de Jerico, asistimos a actos como la parsimoniosa “Heavy Smoke”, y un título que habla por sí solo, llenándonos de un conmovedor, lento y seductor blues, hasta llegar a “Others (Won’t Dare To Go)”, adentrándose aún más en esa espesura selvática llevada hasta el trance multicolor de su psicodelia y una estabilidad en la mejor reconstrucción de capas instrumentales, como gran arquitectos que distinguen los muchos detalles de estas primeras sesiones. Cierra “Stonelake Sessions”, la sabiduría basada en el hard rock setentero y tintes desérticos de “Kadut”, entiendo que su única pista en su idioma natal, como su tema más puntero del álbum.

Tres pistas son suficiente para mostrarte estos dos músicos rodeados de abundante fuzz y las mejores trazas del blues de la vieja escuela, bajo las alucinaciones más propias en la acidez que despiertan sus lazos psicodélicos. Todo se mete en una neblina digna de meternos en estado de levitación, prácticamente a ritmos tribales, para llenar nuestras noches frías al norte de Europa, rodeado de esas auroras boreales, causando estragos en nuestros desvaríos mentales.

 

Facebook Jerico

Bandcamp Jerico

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *