Orbiter – “The Deluge”; Decadencia humana autodestructiva…

orbiter-band

Momento para la torsión del riff más mayestático, para adentrarnos nuevamente en la grandeza del stoner/doom del nuevo milenio, bajo aplastantes columnas de distorsión masiva.

Así presentábamos a este portento con el indiscutible sello de traer el armazón del mejor riff finlandés que en repetidos casos hemos visto en momentos como los de sus vecinos Demonic Death Judge o Masteroid y que para la ocasión, se sirven en bandeja con el estreno en el día de hoy de este nuevo EP suyo llamado “The Deluge”.

Con la previa de este lanzamiento lanzada a principios de Diciembre con aquel “Bone To Earth” que nos anticipaban (ver aquí), hoy y como viene siendo la costumbre en el poco transcurso que llevamos de 2020, aprovechamos el día de su salida oficial al mercado, para dar nuestro grano de contribución en la exposición a las masas de este titán del género con 4 sofisticadas pistas, rellenas de toda la armadura que mejor puede bendecir el fangoso estilo pesado.

Lo primero, no confundir a esta formación con la de sus vecinos noruegos, que también reseñamos el pasado año con su álbum “Resist, Submit, Repeat” (reseña aquí), y es que lejos de los convencionalismos más macarras de los noruegos, estos también Orbiter, directos desde la misma capital de Helsinki, una formación de 5 piezas liderada por la sensual voz de Carolin Koss, quién hace a su vez, hace sus pinitos en el mundo del cine y el arte, y que en este caso se libera de sus cadenas en “The Deluge”.

orbiter-the-delugeEstremeciendo los bajos fondos de Helsinki, con toda la fuerza que supone alargar la resonancia de su distorsión destructiva por todo el viejo continente, Orbiter obtiene un pedazo de EP, como el primer lanzamiento completo de su carrera. En una banda que hay que tener muy en cuenta, hay que posicionar ante todo en esos perfiles que desde compases como los de “Astral Racer”, desde hoy su nuevo videoclip también, intentan alejarse de los patrones repetitivos del stoner/doom, dónde muchas bandas llegan a caer en la monotonía. En este caso, Orbiter eleva el ritmo llevándonos por un expreso desenfrenado y de corte instrumental, como una de las tantas tonalidades a destacar del corto.

Con “The Deluge” la eficiencia es uno de sus mejores fuertes, la fuerte atracción de sus riffs nos ponen por momentos en la línea de los Clutch con una carga de 300 toneladas más en su sección instrumental, pero llevando un groove para la ocasión como mejor marca en “Orchids”. En el caso de “Bone To Earth”, el mismo que ya disfrutamos en su día, es la mejor versión y más cruda que necesitas si acabas de terminar de merendarte cualquiera de los discos de Monolord. Esto es Orbiter en su mejor fosa pesada, en su pleitesía por los verdaderos pilares del género, de esos que pueden ir desde el stoner de los 90, pero con el respeto de una escuela Sabbath que alcanza la plenitud de su ritual en un cierre digno de darle las mejores dosis de credibilidad a esta formación. “In Echoes” resume perfectamente la necesidad de Carolin Koss, bajo la herrumbre desplegada en la sección instrumental de sus secuaces. Sensaciones atmosféricas como indudable puesta en escena y la definición perfecta de que la señorita Koss, a pesar de no llevar siquiera un año dentro de la ruta de Orbiter, es el condimento esencial para el encaje perfecto de este rompecabezas aturdidor.

“The Deluge” puede ser un disco para reseñar, o tal vez no, de lo que si estoy a buen seguro es que un álbum llamado a ser el temprano punto de inflexión de unos finlandeses con ganas de llamar a puertas más grandes. Este EP, para ser el primero de ellos, viene con una naturaleza de enorme grandeza por el género y la inclusión de algunas novedades entre sus muchas referencias que realmente te hacen encogerte el alma en esta danza de perversión, lujuria y las contradicciones en sus muchas facetas llevada por la decadencia del ser humano y su impulsiva necesidad autodestructiva. De la misma manera, “The Deluge” abre las puertas de tu corazón con el único propósito de devorarte por dentro. Realmente a estos tipos hay que seguirlos muy de cerca, presiento que estamos ante el comienzo de algo grande, y eso siempre es un placer saber disfrutarlo desde sus inicios.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Orbiter

Bandcamp Orbiter

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *