“The Magnetic Ridge”, la atracción desértica de Jack Harlon & The Dead Crows

Psychedelic / Desert Rock

(Psychedelic Salad Records, Forbidden Place Records)

 

Entre el salvaje oeste y la más profunda de las psicodelias arenosas, hay una delgada línea que delimita ambos flancos gobernada por estos Jack Harlon & The Dead Crows, los mismos que regresaron con su segundo larga duración el pasado lunes, y que por consiguiente, es nuestro flamante DISCO DE LA SEMANA.

Como muchos sabrán para darle esta titulación a un disco tiene que ser realmente bueno, el mejor de esta semana, y de los mejores entre el mismo mes y el resto del año. Sé que cada vez se suelta más el topicazo de “esto va para los mejores del año”. Supongo que esto es producto de estar reseñando continuamente discos realmente buenos, y tal vez eso lleve al gran problema lleno de dilemas como el mejor galimatías a resolver cada mes de Diciembre, cuando tengas que seleccionar lo mejor de lo mejor. Yo no sé si este “The Magnetic Ridge” estará entre lo mejor del 2021… Si el año acabará hoy mismo, es posible incluso que estuviera en puestos privilegiados, pero a este fatídico 2021, como gran eco de un peor 2020, aún le quedan 7 largos meses dónde las sorpresas seguirán multiplicándose.

Hay una unión de elementos en esta parábola del salvaje oeste, dónde ese polvoriento páramo adquiere matices oscuros, dónde la intromisión de estos australianos parece llevarles hasta el corazón del arenoso continente oceánico, mientras cae la Luna y entra el baile ritual que nos sirve de inspiración para orientarnos con las estrellas.

Para ser mi primera conexión con estos músicos de Melbourne me llevo una sorpresa altamente satisfactoria, y eso que su primer avance con “Rat Poisoning” (ver aquí) ya me dejo gratas sensaciones. Es la típica canción que sabes o más bien percibes, que se abra paso a algo mayor. Es la gran figura que ves crecer conforme se acerca por el horizonte.

Ellos son Jack Harlon & The Dead Crows, dispuesto a dejar una huella indeleble en un 2021 necesario para el transmitir de nuestras emociones más directas mediante este género musical que nos llena, nos promueve, y nos hace sentir hasta los lugares más profundos y recónditos de nuestro desierto. Esto es exactamente “The Magnetic Ridge”, un pedazo de titán revelador para el presente curso, con todos los condicionantes de un álbum de su calaña; correosos riffs valvulares, reverberaciones que se multiplican como ondas en un estanque a través de los sintetizadores, secciones rítmicas lentas en medio de su oasis de blues, o fulminantes cuál tormenta de arena.

Todo esto y mucho más para un disco no exento de sorpresas y si reflejando nuevamente que Melbourne cada vez se posiciona más sobre el mapa a la hora de definir el núcleo más importante del sonido pesado una vez perpetres en las lejanas Antípodas.

Pongamos como ejemplo el puente entre la apertura “The Tale Of” y la continuación en “The Magnetic Ridge”, algo más de 11 minutos dónde Jack Harlon & The Dead Crows se abren a un universo psicotrópico cargado de muchas melodías cautivadoras, pero también llevan esa bipolaridad que les hace ser tan ángeles como demonios, y es en pistas enérgicas y fulminantes como “Stray” o las dos partes de “Absolved” en las que engullen al oyente en una espiral de caos sonoro, entrando a velocidad supersónica.

Todo esto siempre con una tonelada de distorsión auténtica y esa batería que bombea con fuerza los potenciadores de la banda, véase el caso de los avances “Rat Poisoning” o “Langolier”. El columpio perfecto dónde balancearse los australianos ofreciendo esos tiempos medios en medio del bravo oleaje de carga masiva. “The Painter In The Woods” es otro mágico momento cargado de ese espeluznante vertiente atmosférica para recobrar más y más puntos, el decorado surrealista de esta catarsis sonora.

Hay que destacar también las muchas ambientaciones por las que penetra “The Magnetic Ridge”. Un itinerario que rápidamente nos mete de lleno en un desfiladero que asoma al abismo y por el que paseamos peligrosamente en cortes como las partes de “Dream Sequence”, “De La Luna”, o la fábula de clausura con “Black Road”.

¿Un indispensable de este año? No quiero escupir demasiado alto porque aún es pronto, pero es muy posible. ¿Uno de los destacados del mes de Mayo? Perfectamente puede estar en el pódium. El espectáculo de Jack Harlon & The Dead Crows se abre paso a su obra más definitoria hasta la fecha. Una utopía polvorienta desde el más lejano de los oestes, cargado de una atracción desértica y gobernada con puño de hierro ante el manifiesto de este batallón en la nueva oleada de bandas stoner/doom.

Cumple con las previsiones de un gran disco, y eso se lleva muy presente por elegir una canción favorita, ya que todas andan como el paquete más completo a la altura de las expectativas, haciendo que la experiencia sea totalmente inolvidable.

A continuación, unos estilistas de la nueva era, dispuestos a dar un nuevo giro de tuerca. Tengan mucho cuidado, el disco devora en sus escuchas…

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Jack Harlon & The Dead Crows

Bandcamp Jack Harlon & The Dead Crows

Web Oficial Psychedelic Salad Records

Web Oficial Forbidden Place Records

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *