The Wild Century – “5”; La suma de todas las partes…

 

La verdad que lo nuevo de los holandeses The Wild Century me tenía un poco descolocado en el tema de fechas de lanzamiento. A pesar de haber sufrido algunos retrasos, es totalmente comprensible por temas más que evidentes con esta pandemia que azota el planeta. Es muy normal que las bandas busquen un momento idóneo, no solo para sacar su nuevo material de estudio a través de las redes, sino también que en los supuestos retrasos de sus ediciones físicas, esto lleve a algunas demoras antes de ofrecer el producto a las masas.

Lejos de esto, podemos decir bien alto y claro que el nuevo “5”, está aquí para ocio y disfrute de la especie psicodélica del planeta, adictas a ese heavy psych blues basado en los mejores ingredientes incluidos la firma de estos The Wld Century.

Un curioso título de proyecto que no se aleja en nada a la realidad mundana, cada vez lo salvaje se despierta más ahí fuera, y en muchos casos el comportamiento del ser humano, no se diferencia mucho al de un primate en cuestión. Tampoco creo que The Wild Century hayan puesto el nombre de este proyecto en base a mis palabras. Lejos de mis divagaciones en concreto, es verdad que esta fauna selvática adoptada en las muchas armonías de la banda con base en Rotterdam, están ancladas al pasado.

Ni serán los primeros, ni muchos menos los últimos, al contrario, son otra de esas formaciones que se suben a bordo del heavy psych, y esta segunda juventud que estamos viviendo plácidamente en esta escena en todo el planeta, con multitud de jóvenes bandas, dónde el menú del día se afronta con excelencia dentro de las paredes de “La Habitación 235”.

No se engañen, “5” no es su quinto trabajo, hablamos de la tercera entrega de unos The Wild Century que definen su música a través de un artwork propio de sus vecinos de El Paraíso Records, seguramente una de esas perspectivas que el bueno de Jonas Munk debería prestar atención para echarle el lazo a los neerlandeses.

Dentro de una estética y sus viajes atmosféricos, “5” rezuma una belleza única, basando en muchos momentos heavy psych y el espíritu improvisador que se puede ver en pistas como “The Long Road”. Aquí se puede ver como la banda cala muy hondo dentro de sus propios crecimientos instrumentales y su batería Butsenzeller rápidamente aplica velocidad de crucero que nos sumerge en el éxtasis de las jam sessions, sacando toda esa espontaneidad instrumental, a un ritmo más frenético. Ese final es digno de los mejores épocas de Uriah Heep, la fantástica contribución de Paola Pica a las teclas, no deja lugar a dudas de que dentro estos salvajes del nuevo siglo, hay un talento incuestionable.

Como siempre y en este tipo de formaciones, los baños de los que nos empapan los Hammond, son el auténtico frenesí que pone el sirope por encima a este gran pastel multicolor, relleno de las mejores setas alucinógenos. También es verdad que el juego a dos bandas de los mástiles de 6 cuerdas entre Stan Aarts y Gerton Govers, rubrican momentos de elegante blues, dónde sus monólogos se pueden palpar en pistas como “Move On”.

Ante todo es esos cimientos heavy psych blues, es la que manda con jerarquía en la base instrumental de The Wild Century, y esto se refrenda con el single “María”, la misma que nos ilumina un camino que lleva al verdadero núcleo de la materia, en pleno firmamento setentero.

La psicodelia siempre está presente en estos discos, es la matriz de todo, la madre del cordero, y en este caso brillan con solvencia en su cierre con la ácida “Downfall”, un conexo de ideas dónde su germen estilístico se define a la perfección mezclado ese psych blues con auténtica determinación. Más pesada en este caso, pero igualmente hermosa en todo su ecosistema es su apertura con “Don’t You Miss Me”.

En cualquier caso, creo que “5” es un regreso mágico para The Wild Century, y probablemente un regalo para los sentidos para todo aquel que descubra esta formación, dispuesta a llevarte a ese oasis de libertad espiritual, con un fuerte énfasis por los padres del género en el pasado.

The Wild Century es el ejemplo perfecto de la libre improvisación, de como una tarde de ensayo se puede convertir en la propia grabación de un disco inesperado en ese momento, pero dotado bajo el don de la improvisación más inmaculada a la inspiración de un músico impulsado por sus mejores principios musicales. En este caso, “5” es un gran escaparate para especificar en un gran elenco de detalles que los holandeses consiguen la suma de todas las partes a su carrera mostrada hasta ahora, en este maravilloso ejercicio.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook The Wild Century

Bandcamp The Wild Century

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *