-TOP 10- Mejores Discos Instrumentales del 2020

 

Otra de esas listas que me ha sido un infierno confeccionar, pero tal vez en su compleja estructuración, resida una belleza creativa como muy pocas veces se ha visto en muchos años. Al igual que otras listas, las menciones especiales ya se abren con grandes trabajos sirviendo de antesala a los diez finalistas.

Nuevamente, asistimos a una de mis listas favoritas, sino la que más; la pasión por lo instrumental, sin guías ni patrones, tan solo la espontaneidad de un músico ante su inspiración creativa. Una lista para encumbrar buena parte de lo más notorio del curso y que posiblemente también sea una de ellas que lleve a opiniones dispares.

Para eso se crean este tipo de listas, que coño, sino discutimos buenamente de aquello que nos gusta y conversamos en este mundo psicodélico y progresivo al que amamos como el pan de cada día, que forma sino tenemos de evadirnos de la cruda realidad, que entrar en el sueño de la libertad instrumental.

Juzguen ustedes mismos…

 

Mención especial;

 

Heavy Trip – “S/T” (Self Release)

OZO – “Saturn” (Riot Season Records)

Cegvera – “The Sixth Glare” (Stolen Body Records)

Kanaan – “Double Sun” (El Paraiso Records)

Carlton Melton – “Where This Leads” (Agitated Records)

 

Aquí vienen los mejores diez mejores trabajos instrumentales del 2020;

 

10.- Satorinaut – “Exclusive All Inclusive” (Little Rascal Records)

Bajo esa intensidad de un disco que pocas paradas de descanso tiene, los húngaros ponen pie a fondo desde el principio, llevando un ascenso magnífico en sus funciones y los muchos atascos que nos enmarañan en la verdadera materia principal dentro del núcleo de las jam sessions.

Exclusive All Inclusive” es pura dinamita universal, el más arcaico psych rock dividido en 4 largas canciones como ensayos más notables de un combo, listo para asombrar al mundo con este increíble viaje.

 

9.- Iglesia Atómica – “La Guerra Del Fin Del Mundo” (Clostridium Records / South American Sludge Records)

Aunque mi reseña proveniente de un destripe diferente, no digamos al revés, conviene que esta historia conceptual, conecte su cosmos, y la historia que hay detrás, con la mente del oyente, solo así entenderemos que esta purgación llevada, guiada y presentada en nombre de las tribus indígenas que acampan en las recóndita y espesas arboledas dentro de las vastas tierras del nuevo mundo, adquieran un significado cardinal, en la que la suma de todos sus elementos, definen otra nueva odisea descargada por unos Iglesia Atómica, sin techo al que tocar, y si muchos por los que traspasar.

 

 

8.- Mothers Of The Land – “Hunting Grounds” (StoneFree Records)

Sobre una base de influencia directa por los primeros Iron MaidenMothers Of The Land vuela sobre cuerdas en este mágico mundo desplegado en su nuevo “Hunting Grounds”. Uno de esos discos del que cuando le das sus obligadas escuchas, disfrutas de todo un alarde de detalles. Esa construcción llevada a cabo en los últimos 4 años por los austríacos recogen ahora su buena cosecha.

 

7.- The Spacelords – “Spaceflowers” (Tonzonen Records)

“Spaceflowers” vuelve a abrirnos las puertas al espectáculo de estos alemanes, que en su cara B, nos dejan algunas pistas sobre lo próximo que podría estar por venir. Imaginativo en sus principios más básicos, la experimentación progresiva e instrumental de The Spacelords, definen con exactitud porque dentro del viejo continente son una de las piezas claves de este movimiento cósmico, concentrado en Europa y multiplicado en sus muchas formaciones. He aquí uno de sus hermanos mayores, que viene a depositarnos su sabia experiencia arraigada y proyectada en este magistral ejemplo de ejercicio instrumental, desde  los confines más lejanos del espacio.

 

6.- Onségen Ensemble – “Fear” (Svart Records)

Fear” es la nueva aportación del fundador Esa Juujärvi, como única constante de este baile de músicos que es el proyecto-colectivo Onségen Ensemble, y su última profecía nos presenta un marco incomparable, lleno de una sensible melancolía, y una firma tan bella como penetrante. La influencia de estos finlandeses por los diversos rituales chamánicos, nos presentan un nexo de ideas que van desde el jazz, hasta el folk, pasando por las partes más progresivas o el heavy rock establecido. Lo dicho, un disco de lo más bohemio, funcionando como el gran trotamundos que explora entre los vastos bosques del norte europeo.

 

5.- Atlanta – “Nugrybauti” (Lay Bare Recordings)

Con todo esto, los estados de ánimo del disco se definen como la mejor montaña rusa de emociones, la naturaleza instintiva de las jam sessions lleva su puesta en escena en la marca de Atlanta. Algo más rudo, un tanto más crudo, la distorsión de sus guitarras así lo plasma, pero también es verdad que llevan una belleza interior que hace recordar a los más grandes del género. Coge todo esto, y átalo bien un saco, porque es posible que “Nugrybauti” sea una de las experiencias más oriundas vividas en los últimos años. Si es que cuando no necesitas voces, sabe que tu espíritu de improvisación es el que marca el camino al más allá. Si aún no lo has encontrado, Atlanta te muestra la senda a tomar….

 

4.- Yuri Gagarin – “The Outskirts Of Reality” (Kommun 2 Records)

A la altura de las expectativas, más allá de ellas, a millones de años luz de nuestra atmosfera terrestre, este “The Outskirts Of Reality” nos lleva al otro lado del universo desconocido, en una de las aventuras más increíbles de los últimos años con el ritmo más endiablado. Todo un desarrollo instrumental, como la versión más deseada por muchos que los esperaban como agua de Mayo. Yuri Gagarin eyecta nuevamente con esta potente fábula ultrasónica.

 

3.- Tia Carrera – “Tried And True” (Small Stone Records)

Un claro aspirante a dominar la sección de los discos instrumentales del 2020, bajo un conjunto ensoñador de canciones desde el lado más espectral. Experiencia lisérgica, de esas que pueden pasar años en volver a escuchar algo igual. Es por ello, que hacen de una banda como Tia Carrera sumamente especial.

 

2.- Yawning Man – “Live At Giant Rock” (Heavy Psych Sounds)

Lo nuevo de Yawning Man, suena tan terriblemente sólido como la gran roca que se les presenta tras sus espaldas. “Live At Giant Rock”, nos lleva la mejor ligereza de Yawning Man como enésima “generator party”, porque al fin y al cabo, unos pioneros y maestros del género, no serían lo que son, de no tener una carrera llena de auténticas heroicidades musicales, viajes inter-dimensionales sucediéndose en una discografía que no espera un techo que alcanzar. Su nuevo redondo sigue absorbiéndonos de ese efecto desértico, que realmente parezca crear un gigante agujero negro en medio del desierto californiano.

 

1.- Ellis/Munk Ensemble – “San Diego Sessions” (El Paraíso Records)

Todo un espectáculo para el presente desplegado hacía la historia del futuro, casi que el volver a vivir lo que yo llamó como una segunda parte de lo que en 2013 hizo Psicomagia y su único trabajo. Lo dicho, más de una docena de músicos para convertir un sueño que ni la madre naturaleza, pudo destruir. Poseídos por el don de la improvisación, “San Diego Sessions” es otra gesta de este milenio en esta auténtica canalización de electricidad y emociones totalmente atemporales. Nuevamente la diversificación de los muchos estilos, vuelve para establecer su espíritu de prodigiosa improvisación, definiendo su enorme grandeza y el incuestionable talento de todos estos artistas. Un disco para la década, dentro de una fórmula maestra.

Facebook Twitter Plusone

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *